Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos ministros salieron al cruce de Barrionuevo

El sindicalista dijo que "no terminan su mandato" los que atacan a los gremios

Viernes 12 de enero de 2018
SEGUIR
LA NACION
0

El Gobierno decidió cortar de cuajo y quitarle toda relevancia a la advertencia lanzada por el sindicalista Luis Barrionuevo, que durante una entrevista televisiva comparó la "ofensiva sindical" de Cambiemos con la que intentaron Raúl Alfonsín y Fernando de la Rúa. Y recordó que esos dos presidentes "no terminaron su mandato". Pese a que la intención fue minimizar las palabras del líder de los gastronómicos, la Casa Rosada recurrió ayer a dos ministros para refutarlo.

Hábil declarante, Barrionuevo supo construir una historia llena de frases picantes, amén de algunos traspiés -o que parecieron serlo- que también se volvieron célebres. Pero en la entrevista que antenoche ofreció al canal TN, el titular de los gastronómicos y líder de uno de los núcleos internos de la CGT repitió tres veces la advertencia a Cambiemos por las detenciones de sindicalistas.

"Ojo cuando se quiere atacar al sindicalismo. Al sindicalismo lo han atacado los militares, nos han intervenido los sindicatos, han muerto muchísimos trabajadores asesinados por los militares; ha venido [Raúl] Alfonsín, atacó al sindicalismo con la ley Mucci, no terminó su mandato, por la incapacidad, porque erró en la economía; vino [Fernando] De la Rúa y lo mismo, atacó al sindicalismo", expresó, para rematar: "Por eso digo, cuidado, no sigan pisándole la cola al león".

"Nadie orina agua bendita", reconoció luego, para señalar que hay sindicalistas "mejores y peores", pero en todo momento apuntó a que la Justicia también debe investigar la "connivencia entre empresarios y políticos", y no solo a los gremialistas. Defendió al camionero Hugo Moyano y tomó distancia de Marcelo Balcedo, titular del Soeme y detenido en Uruguay, a quien definió como periodista más que sindicalista, y lo vinculó a Daniel Scioli.

La reacción de la Casa Rosada fue quitarle toda relevancia a los dichos de Barrionuevo. Pero apeló a dos ministros para hacerlo. "Fue una frase desafortunada. No nos impacta en lo más mínimo", señaló Jorge Triaca, de la cartera de Trabajo. Prefirió señalar que el debate con los gremios pasa por cómo generar empleos y resolver el trabajo en negro.

"No le dimos importancia", acompañó Rogelio Frigerio, ministro del Interior. "Estamos trabajando con mucho esfuerzo para resolver un montón de problemas y el objetivo más importante es disminuir la pobreza. Para bajar la pobreza hay que generar empleo de calidad", agregó, en la misma línea que Triaca.

También salió al paso de Barrionuevo el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand: "La Justicia que integro no se mete con los sindicatos, sino con los sindicalistas corruptos".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas