Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Reparación histórica: casi 800.000 jubilados aceptaron la propuesta

Reajustes. Hasta ahora, subieron los ingresos de 1,18 millones de pasivos; hay aún 50.000 casos a la espera de una oferta

Domingo 14 de enero de 2018
SEGUIR
LA NACION
0
Reparación histórica: casi 800.000 jubilados aceptaron la propuesta
Reparación histórica: casi 800.000 jubilados aceptaron la propuesta. Foto: Archivo

Por el plan de reparación histórica para jubilados y pensionados hay hasta ahora 1,18 millones de personas que cobran sus haberes reajustados. No en todos los casos esas subas fueron aceptadas por quienes las perciben, tal como la ley dispuso que debe ocurrir, al tratarse de un programa de "acuerdos transaccionales". Por estos acuerdos, quienes reciben las mejoras renuncian a seguir con sus juicios, o bien a iniciar una causa.

El 28 de febrero próximo vence el plazo para que quienes están cobrando una mejora pero aún no dieron su acuerdo, puedan hacerlo. En la Anses anticipan que habrá una última prórroga, pero insisten en recomendar que la gestión se realice ahora.

Según los datos aportados a LA NACION por el director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso, los casos aceptados hasta el momento suman 781.747. La aceptación es un trámite que se hace marcando una opción en la web. En tanto, el número de acuerdos concretados entre jubilados y el Estado -esto incluye a quienes formalizaron el pacto, con la impresión de su huella digital- llega a 328.538. Finalmente, los acuerdos ya homologados por un juez llegan a 205.346 (según abogados consultados, las mayores demoras se dan aquí en los casos donde había juicios previos). Por otra parte, 63.854 jubilados rechazaron la propuesta.

En la Anses admiten que todavía hay 50.000 casos "complejos" en los que habrá una propuesta de pago que todavía no se conoce. "Estos casos se resolverán a medida que cada persona lo solicite en la página web", dijeron en el organismo.

Los cobros sin trámite previo

Desde septiembre de 2016, la Anses comenzó a liquidar los haberes de algunos jubilados ya recalculados según los criterios del plan. Y en meses posteriores se sumaron otros casos, a tal punto que la mayoría de quienes hoy reciben su haber reajustado son quienes fueron incluidos en estos procedimientos de pago anticipado (llamados así porque no se requirió ningún trámite previo). Se trata de personas que cumplían con determinados requisitos, entre ellos, el de no tener un juicio en trámite.

Los incluidos en este grupo son quienes, si aún no lo hicieron, tienen tiempo hasta febrero para gestionar la aceptación. También podrían rechazar, si optan por un juicio.

¿Qué deben hacer si aceptan? Entrar en www.anses.gob.ar e ir a la opción Mi Anses para ingresar con la clave de seguridad social. Luego, acceder al apartado Reparación Histórica, donde está la propuesta. Si se hace clic para aceptar y el sistema da por finalizado el trámite, no se deberá hacer nada más, según informaron en la Anses. En algunos casos se pide dar otro paso (depende del monto del ajuste). Entonces, deberá designarse a un abogado para la firma del acuerdo. Y pedir turno para ir a la Anses, o bien concurrir a una sucursal bancaria que tenga el lector de huellas digitales y habilite el trámite de formalizar el acuerdo. También deberá dejar la impresión de su huella el abogado (cuyos honorarios son pagados por la Anses). La clave de la seguridad social se gestiona en la web y, para habilitarla, hay dos opciones: responder correctamente online unas preguntas sobre la situación personal, o imprimir un formulario e ir a la Anses.

Sin aumentos automáticos

En este grupo hay jubilados que tienen una propuesta aún no aceptada (en estos casos, el trámite pendiente es el descripto en los párrafos anteriores); otros que aceptaron y firmaron el acuerdo, pero que aún esperan la homologación judicial y el inicio del cobro de su nuevo ingreso, y algunos que perciben su haber ya mejorado, algunos con homologación y otros a la espera de ese paso. En este último grupo hay a quienes se les debe el retroactivo correspondiente a la deuda asumida por el Estado. En el caso de quienes habían iniciado un litigio antes de junio de 2016 , el plan reconoce un retroactivo, con un tope de 48 meses -si el juicio está en trámite-, o sin tope -si hay sentencia firme-, calculado según los índices previstos en la reparación y con un plan de pagos: un 50% del monto tras la homologación del acuerdo, y un 50% en doce cuotas trimestrales ajustables por movilidad.

Aceptar o no aceptar

El plan contempla propuestas para los casos en que se reconoce que, de acuerdo a lo dicho por la Justicia, el Estado pagó menos de lo que correspondía. Como el recálculo de los haberes se hace con índices distintos, hay casos con diferencias muy significativas entre la oferta oficial y lo que podría obtenerse por vía judicial (si la Justicia mantiene sus criterios, ya que la Anses hizo su presentación para que los magistrados adhieran a los índices del plan de reparación).

La abogada Elsa Rodríguez Romero explica que la brecha entre el haber ofertado y el que podría obtenerse por un juicio se relaciona con la fecha del retiro. "Si la solicitud de la jubilación fue antes de 2003, la diferencia no es muy considerable, pero para los casos posteriores, la diferencia es mayor", dice. Su recomendación es analizar -además de la brecha- el tiempo de espera (de una sentencia) y la necesidad económica. En los casos en que ella asesoró, dice, la mayoría de quienes tenían un juicio decidieron continuarlo.

En particular para quienes están jubilados desde antes de julio de 1994, la propuesta suele superar a lo que se obtendría en juicio, consignan los abogados Jorge García Rapp y Juan Pablo Yver. Y destacan otro dato a considerar: si se está en juicio, hay que evaluar (en función del tiempo que lleve ya el reclamo) la posible pérdida de una parte del retroactivo (dados los topes de la reparación).

Según Federico Despoulis Netri, en los casos en los que intervino como abogado se vieron "diferencias enormes" por ejemplo para haberes altos, en los que influye la aplicación de topes que la Justicia declara inconstitucionales (y el plan de reparación los aplica). Más allá de esas situaciones, el profesional evalúa que, en líneas generales, la reparación "les dio un alivio a muchos jubilados que mejoraron su haber sin demandar".

Los abogados consultados coincidieron en que hubo algunos casos en que quienes no tenían antes un juicio decidieron iniciarlo, tras ver la oferta y considerar que se les ofrecía poco. "Principalmente en los primeros meses pasó eso; surgió el interés por reclamar en casos con ofertas por valores poco significativos", describe Adrián Tróccoli, quien agrega que cursó pedidos de reconsideración del cálculo de la Anses para varios casos, por entender que no eran correctos. Desde el organismo señalan que recibieron "algunos pedidos" de recálculo y que están en trámite.

El paso a paso del programa

Qué deben hacer antes del 28 de febrero quienes cobran sin trámite previo

1 Clave personal

Seguridad social

El primer paso es contar con una clave de la seguridad social, que permite ver en www.anses.gob.ar los datos personales y, eventualmente, la oferta del plan de reparación. Se genera en la misma página y se puede habilitar online (respondiendo bien preguntas personales) o en una oficina de la Anses

2 Propuesta

Opción personal

Tras ir, en la página web del organismo, a la opción Mi Anses (para ingresar con la clave de seguridad social), se debe hacer clic donde dice Reparación Histórica, para ver la propuesta y expresar la adhesión (o el rechazo, si la decisión es dejar de cobrar la suba para ir a un juicio)

3 Aceptación

Aval a la oferta

Al hacer clic en la opción para aceptar, se estará dando aval a la propuesta del plan. Según la Anses, en algunos casos allí termina el trámite, y el jubilado lo sabrá porque el sistema no le pedirá que haga nada más; en otros casos, aparecerán nuevas pantallas para continuar

4 Firmar acuerdo

Uso de huella digital

Si se le requiere, el jubilado deberá firmar el acuerdo con la Anses; el sistema le irá mostrando los pasos a seguir. En primer lugar, deberá designarse un abogado (se debe contar con el dato de su CUIL o CUIT), quien también deberá dar su aceptación vía online. La firma con la huella digital se hace en una unidad de atención de la Anses (con turno asignado) o en una sucursal bancaria con terminal lectora de huellas (sin turno)

5 A homologar

Último paso

Todos los pasos anteriores deben ser dados por el jubilado antes del 28 de febrero próximo; el acuerdo firmado se envía digitalmente a la Anses, donde es firmado por el director ejecutivo y un representante legal, y luego esremitido a la Justiciapara su homologación

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas