0

Gualeguaychú: descartan un vínculo con la violencia de género

La ministra de Gobierno de Entre Ríos aseguró que no se puede comparar el asesinato de Fernando Pastorizzo con un caso de defensa frente a agresiones machistas
La ministra de Gobierno de Entre Ríos aseguró que no se puede comparar el asesinato de Fernando Pastorizzo con un caso de defensa frente a agresiones machistas Fuente: LA NACION
0
13 de enero de 2018  

La ministra de Gobierno de Entre Ríos, Rosario Romero, descartó ayer que el asesinato del joven Fernando Pastorizzo, por el que está detenida su exnovia, Nahir Galarza, haya sido un caso de violencia de género y opinó que darle esa impronta sería "desvalorizar la virtuosa lucha de Ni Una Menos".

Romero, que el martes próximo se reunirá con los padres de Pastorizzo en Gualeguaychú, dijo a Télam que descarta la posibilidad de que la violencia de género pueda ser un atenuante del crimen del joven.

"Mezclarlo con el virtuoso proceso que ha tenido Ni Una Menos desnaturaliza la lucha y no es el caso. Se trata de un homicidio y no advierto que podamos vincularlo hasta hoy con temas de violencia de género", dijo la ministra, quien es abogada penalista.

No obstante, aclaró: "Hay que esperar a que se culmine la investigación penal para establecer los detalles de cómo era el vínculo entre la pareja o expareja que conformaban".

En tanto, fuentes vinculadas a la pesquisa informaron que en el marco de la causa declaró ayer una nueva testigo y manifestó que era Pastorizzo y no Galarza quien llevaba el arma homicida oculta "entre la zona abdominal y genital".

La mujer, de 55 años, se presentó espontáneamente a declarar y contradijo así los dichos de la joven acusada, quien confesó haber matado a su exnovio con el arma reglamentaria de su padre, un oficial de la policía de Entre Ríos que cumple funciones en Gualeguaychú.

Los voceros dijeron que la testigo es una vecina de los Galarza y que aseguró haber visto a la pareja de jóvenes salir de la casa de la chica en la moto, pero "sin cascos" puestos.

Esto también contradice lo investigado hasta el momento por el fiscal del caso, Sergio Rondoni Caffa, quien manifestó que en el lugar del crimen de Pastorizzo se hallaron dos cascos, lo que fue corroborado por las fotografías tomadas por peritos policiales. La mujer explicó que no concurrió antes a declarar a la fiscalía porque debía cuidar a un familiar enfermo.

La estrategia de los abogados

La nueva declaración será ahora analizada en el marco de la causa caratulada homicidio doblemente agravado por el uso de arma y por el vínculo, en el marco del cual Nahir cumple 60 días de prisión preventiva dispuestos por el juez de Garantías 2 de Gualeguaychú, Guillermo Biré.

El crimen fue cometido cerca de las 5 del 29 de diciembre, cuando Fernando, de 21 años, fue hallado agonizando en la calle con un tiro en la espalda y otro en el pecho, al lado de su moto y con dos cascos en el suelo.

El joven murió poco después y si bien Nahir, de 19 años, primero declaró como testigo y dijo que había visto por última vez a su exnovio la noche anterior, luego se sumaron pruebas que derivaron en la confesión de la adolescente.

Inicialmente, la joven fue alojada en la sala de asistencia psiquiátrica del hospital Centenario a pedido del fiscal, que evaluó que estaba en estado de shock al confesar el hecho, pero luego fue dada de alta y trasladada a la Comisaría del Menor y la Mujer.

En tanto, el fiscal que investiga el crimen de Pastorizzo recibió un informe médico que determinó que la chica presentaba algún tipo de lesión en el cuerpo que, en principio, no es compatible con golpes.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que el informe fue presentado ayer a Rondoni Caffa, y los médicos hacen mención de raspones de fricción de alrededor de 20 días atrás, que pueden estar relacionados con la práctica de hockey que realizaba Nahir, lo que descartaría la posibilidad de que fueran golpes.

El tipo de relación que mantenían Pastorizzo y Galarza es una de las claves que intenta descifrar el fiscal del caso, que por el momento está caratulado como "homicidio agravado por el uso de arma y por la relación de pareja", el cual contempla como pena en un futuro juicio oral la prisión perpetua.

Por eso, los abogados defensores le presentaron a Rondoni Caffa la declaración de dos testigos que aportaron datos sobre las reiteradas agresiones a las que habría sido sometida Nahir por parte de Pastorizzo.

Una de las testigos es una vecina de la casa donde vive la familia Galarza, quien dijo que Pastorizzo era un joven "muy agresivo" y que vio pegarle a Nahir.

"Muchos hablan del chico Fernando como que era una buena persona, pero lo he visto muy tomado, muy agresivo", dijo en una declaración realizada ante los abogados defensores de Galarza y presentada ante el fiscal. La defensa también presentó la declaración de otra testigo que veía semanalmente a Nahir y habría conocido situaciones violentas sufridas por la joven.

Fuentes judiciales explicaron que ambos testimonios fueron tomados de manera particular por la defensa y que las transcripciones fueron aportadas al fiscal Rondoni Caffa, quien por el momento no tiene pensado citar a esas testigos.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.