Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Abierto de Australia: Diego Schwartzman se entrenó con Rafael Nadal y el español lo elogió: "Tiene un mérito espectacular"

Nadal en la práctica con Schwartzman
Nadal en la práctica con Schwartzman. Foto: Reuters
Sábado 13 de enero de 2018 • 09:42
SEGUIR
LA NACION
0

MELBOURNE.- El Margaret Court Arena, el tercer estadio en importancia del Abierto de Australia , luce semivacío. Los impactos de Rafael Nadal , el número 1 del mundo, retumban en el ambiente. Del otro lado de la red, Diego Schwartzman , el tenista nacido en 1992 que la temporada pasada alcanzó el número 25 del ranking, no se intimida y busca hallar pequeñas rendijas donde entrarle a la fiera de Manacor. La intensidad es altísima. Y hay apenas unos pocos testigos, no más de 20 en un escenario para 7500 espectadores. Entre ellos, LA NACION. También Sebastián Nadal, padre del ganador de 16 coronas de Grand Slam, que observa desde una de las cabeceras. Cuando se cumplen las dos horas de práctica, se produce el cambio de turno: entra el alemán Alexander Zverev, acompañado por su coach español, Juan Carlos Ferrero. El marcador entre Nadal y Schwartzman quedó 6-2 y 6-6 en favor del español.

"Entrenar con ellos, los mejores, siempre es muy positivo para nosotros, sobre todo por la intensidad, por la forma en la que juegan. Poder ver las cosas que hacen dentro de la cancha es lo que más te suma. Poder entrenar, tener un contacto día a día, ver las cosas que hacen, cómo se mueven, cómo se preparan para un torneo grande, está buenísimo. Tener una buena relación con él (con Nadal) y con su equipo es espectacular. Convivir con ellos, compartir esta era y partidos por los puntos con él, con Federer, con Djokovic, son cosas increíbles que siempre van a quedar. Hay que disfrutarlo y pasarlo bien", dijo Schwartzman, encendido. Juan Mónaco, de cierta manera, adoptó en el circuito al Peque en las últimas temporadas y podría señalarse que el jugador de 1,70 metro "heredó" esa buena relación que Pico posee con Nadal. Por ello, cada vez que puede, se entrena con el zurdo; cada ensayo es una suerte de master tenístico.

"Diego es un jugador que tiene un mérito espectacular. Todo lo que fue capaz de hacer el año pasado está al alcance de pocos. Siempre teniendo en cuenta que él no tiene una gran altura, lo que dificulta mucho más todo lo que está consiguiendo. Tiene un talento muy grande, es rapidísimo y tiene cosas muy buenas, por eso está donde está. Además, es un buen chico, que es lo más importante y le deseo lo mejor", le respondió Nadal a LA NACION, durante una rueda de prensa realizada en la moderna sala principal de conferencias.

"Hoy el entrenamiento fue bueno. Rafa arrancó muy intenso, como es él, pegándole muy duro, jugando mejor. Después, cuando estábamos por jugar el tie-break, se terminaron las dos horas. Tiene una humildad impresionante", aportó Schwartzman, que debutará este lunes en Australia frente al serbio Dusan Lajovic. Y añadió, fascinado: "Rafa tiene una forma de entrenar muy agresiva, le pega siempre fuerte a la pelota, trata de soltar los golpes. Como compite dentro de la cancha en los partidos, es igual en los entrenamientos. No quiere perder ningún punto. Eso es algo bueno que tiene".

Si Nadal y Schwartzman avanzaran en el certamen, podrían enfrentarse en los octavos de final. En el tour, ya se cruzaron tres veces: en Acapulco 2013, en el US Open 2015 y en Montecarlo 2017. El jugador formado en Náutico Hacoaj nunca pudo ganarle un set al mallorquín, pero el último partido le dejó buenas sensaciones (por los cuartos de final en el Principado, Nadal se impuso 6-4 y 6-4).

Hasta aquí, el comienzo de temporada no fue como Schwartzman hubiera proyectado: perdió en la primera rueda de Brisbane y Sydney. "Siempre el arranque del año me cuesta, me falta un poco más con las piernas y es lo que estoy tratando de lograr. La primera ronda en Brisbane la jugué el 31 de diciembre, un domingo; hice un buen partido pero me tocó perder contra Dolgopolov. Y después jugué a los diez días contra Feliciano López, que jugó un gran partido. Venía de muchos entrenamientos y lo que más necesito ahora son partidos y partidos. Ojalá que este lunes pueda tener la primera victoria del año", se entusiasmó Schwartzman, el tenista que lució una evolución fenomenal en 2017 y que intenta nutrirse de los mejores. Si es de una leyenda como Nadal, mucho mejor.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas