Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El gobierno descarta riesgos

El ministro del Interior chileno dijo que detrás de los hechos de violencia hay grupos pequeños

Domingo 14 de enero de 2018
0

SANTIAGO, Chile (Reuters).- El gobierno chileno descartó ayer que el Papa corra algún riesgo durante su visita al país, que empezará mañana, luego de los ataques incendiarios que afectaron a un grupo de parroquias católicas en la capital.

El ministro del Interior chileno, Mario Fernández, dijo a la radio BioBío que detrás de estos actos estarían grupos pequeños y con una capacidad de acción limitada. "Se trata de hechos graves y repudiables, pero también hay que ver en su medida las cosas", señaló. Francisco "no debiera correr riesgo" en el país, añadió.

Cinco iglesias católicas fueron atacadas por desconocidos durante la madrugada del viernes en Santiago, con la quema parcial de recintos y la detonación de tres artefactos explosivos caseros, justo antes de la visita de Francisco.

Los ataques, que no dejaron heridos y tampoco fueron reivindicados por ningún grupo, ocurrieron en diferentes municipios de Santiago. En algunas de las iglesias se encontraron volantes con amenazas al Papa.

"Se hace seguimiento de grupos que aparecen y desaparecen, pero no podemos estar hablando acá de grupos importantes de articulación realmente peligrosos", dijo el ministro del Interior.

Miles de chilenos y feligreses de países de la región se preparan para acompañar a Francisco durante su próxima gira -que incluirá Perú-, aunque grupos de laicos, minorías y comunidades mapuches planean movilizaciones contra la máxima autoridad eclesiástica.

Desde la Argentina, en los primeros diez días del mes más de 95.000 personas cruzaron a Chile por el paso internacional Los Libertadores, en Mendoza, mientras que otras 40.000 lo hicieron por el de Pino Hachado, en Neuquén, en los últimos tres días, según datos brindados por las autoridades.

En tanto, en Perú, la estatua del Cristo del Pacífico, de 35 metros, ubicada en la costa limeña y donada por la constructora brasileña Odebrecht, quedó parcialmente dañada después de un incendio en la base del monumento durante la madrugada del sábado, que fue controlado por los bomberos. La policía de Lima dijo que el fuego se originó por un cortocircuito de su sistema de luces y descartó algún atentando.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas