Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

DISTRITO DECO

Calle Arenales

Revista

Más de cien locales de decoración convierten a la calle Arenales y aledaños en el centro del diseño en Buenos Aires. Desde aquí, lo invitamos a recorrerla con nosotros

Primero, se instalaron las tapicerías. Pero poco a poco llegaron las casas de regalos, de iluminación, de muebles o de ropa de cama. Todos los que están en el rubro decoración sueñan con llegar a la calle Arenales. Por eso la zona sigue creciendo, y lo que comenzó desarrollándose en dos cuadras hoy va desde Cerrito hasta Riobamaba, incluyendo las calles que la atraviesan, y también Juncal.

Pero desembarcar en Arenales, obviamente, no es sinónimo de éxito inmediato y sencillo. Los alquileres son muy altos, y si la oferta no es precisa y original se corre el riesgo de perder en el intento.

La gente que camina hasta este barrio sabe que haciendo zigzag encontrará todo lo necesario para equipar su casa o, al menos, saber cuáles son las últimas tendencias. Los negocios están atendidos por sus dueños o por personal idóneo capaz de brindar asesoramiento gratuito para encontrar lo que uno está buscando.

La ausencia de colectivos, el estacionamiento en la avenida 9 de Julio y los bares que venden repostería artesanal, con olor a masa recién hecha y horneada, hacen que esta zona todavía mantenga ese espíritu de barrio que se respira cada vez menos en Buenos Aires. Sólo si uno se aleja del Centro.

Andrea Pellegrini

LA LUMBRE

Hace tres años, Andrea intentó nuevamente su suerte en esta zona. Años atrás tuvo un negocio de regalos para la casa, pero la sociedad no resultó. La Lumbre tiene algo de las antiguas tiendas de ramos generales, donde todo lo que se vende está hecho en materiales nobles. Los muebles son de líneas muy simples hechos en pino tea reciclada. Los materiales sintéticos no pasan el umbral de este negocio. "Mi economía es como la de un almacenero -aclara Andrea-; mi apuesta no es jugada, sino más bien controlada. No me meto en imposibles y trato de mantener un delicado equilibrio."

María Medina y Lucía Belozercovsky

LUCIA Y MARIA ROPA BLANCA

Lucía y María tienen 22 años, pasión por la decoración, pasos chicos pero seguros y, desde ya, buen olfato. Antes de poner un costoso local a la calle se instalaron en un departamento alquilado. "Elegimos esta zona porque nos pareció más estable, no es que está de moda, sino que ya es un clásico como circuito de decoración en Buenos Aires." Se conocieron estudiando en la Facultad y optaron por diseñar ropa de cama para hacerse de un nombre con el cual poder realizar ambientaciones. La línea que diseñaron, que incluye sábanas, mantas, almohadones y cubrecamas, es simple, en tonos blancos y crudos con algunos aportes de color. "Nos gusta que todos los tonos combinen entre sí y que el lugar para dormir tenga armonía."

Ricardo Pérez Mazón, Silvia Iannicelli, Corina Suárez Doriga, Adriana Ianicelli

CRAYON

Cuando uno camina por Arenales al 1300, este local puede pasar inadvertido. Y no es que uno sea distraído, es que Crayon no tiene vidriera. Basta con atravesar la puerta de entrada, antigua y de vidrio, para encontrarse con un mundo donde los marcos y las alfombras son protagonistas principales. "Nos gustó mucho este local porque tiene el encanto de los negocios de París o Londres. Es el sótano de un petit hotel de fines del siglo XIX y tiene recovecos que lo convierten en un lugar íntimo y mágico. Los clientes vienen y pierden la noción del tiempo; se sientan, y mientras toman un café eligen la mejor varilla para una obra de arte o un kilim." Hace ya 16 años, estos cuatro amigos y también familiares eligieron la calle Arenales para abrir este angosto y largo búnker desde donde comercializan una extensa variedad de marcos artesanales, obras de pintores argentinos, alfombras, almohadones y vestimentas antiguas de países del Lejano Oriente.

Cynthia Beuerman

BLUE

Cynthia es una americana que puso su primer local en Punta del Este. Después tuvo un negocio en la calle Posadas. "Primero quise aprender el gusto argentino. Equivocarse en las propuestas puede costar muy caro. Por eso, hace dos años, me animé a mudarme a esta calle, el foco de decoración más importante de Buenos Aires." Su propuesta es para quienes les guste crear un estilo ecléctico, donde puedan convivir mesas de madera maciza en cerezo o caoba, almohadones con animal prints, alcancías de diseños antiguos y artefactos de iluminación no convencionales.

Mabel Mastandrea y Verónica Domínguez de Alzaga

RAGO

Los 97 años de relación con la iluminación hacen que este negocio sea un clásico en el barrio. Un tío bisabuelo de Mabel fue quien empezó haciendo reparaciones de pantallas. Hoy, madre e hijos siguen al frente de este local. "Nuestro estilo fue aggiornándose -cuenta Verónica-. Mi hermano Martín le dio un gran impulso incorporando nuevas tendencias y hoy somos un negocio clasico, moderno y joven." Si bien tuvieron ofertas para abrir sucursales en Pilar o en otros barrios de Buenos Aires, ellos prefieren seguir en este lugar, para no descuidar la calidad que ofrecen.

Poli, Natalio Oscar y Gina Churba

NATAN

Nacieron en Cabildo y Pampa, y hace 20 años eligieron la calle Arenales para abrir este local, líder en la venta de muebles de vanguardia. Primero sólo se dedicaban al rubro de los géneros, pero poco a poco fueron incorporando mobiliario y hoy ofrecen tres líneas: joven, vanguardia y clásica. "Muchas veces nos tentaron con mudarnos al Buenos Aires Design -confiesa Poli-, pero nos quedamos acá porque preferimos este local a la calle. La idea de estar en un lugar cerrado no nos convence." Natan está constantemente en busca de nuevas propuestas y fomentando el buen diseño; en su salón de planta baja siempre hay arquitectos locales o internacionales invitados a diseñar espacios que se convierten en un regalo para quien se pare frente a su vidriera.

Ramón Martínez

COMPAÑIA DE COMERCIO

Ramón pertenece a la tercera generación de una familia que estuvo desde siempre ligada a los textiles. En 1994 decidieron tener contacto directo con su público y dejar de ser sólo distribuidores. Eligieron un petit hotel para exhibir los géneros -70% de producción propia y 30% importada-. Poco a poco fueron ampliando la propuesta y hoy venden, además de géneros, sofás, ropa de cama y alfombras, sumado a trabajos de tapicería por encargo. "Arenales se renueva todo el tiempo. Aquí la gente encuentra una oferta muy variada", afirma Ramón. .

Texto: Marina Liceaga Fotos: Daniel Pessah
TEMAS DE HOYActividad económicaArgentina en defaultElecciones 2015Narcotráfico