Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Exolgan hace frente a la crisis y estrena equipos

Comercio exterior

Expansión: la terminal portuaria compró una grúa que será la más grande de Buenos Aires y podrá atender buques de entre 3500 y 4000 TEU.

 
 

El 31 de este mes la terminal portuaria Exolgan, en Dock Sud, verá entrar en operaciones su nueva grúa, una Post Panamax Liebherr, la más grande de Buenos Aires.

"La incorporación de la grúa está basada en un plan de expansión de la terminal, debido al crecimiento del volumen del mercado de contenedores", explicó a La Nación Fabián Kon, general manager de Exolgan SA.

En efecto, Buenos Aires es uno de los mercados que más creció en América del Sur, y hoy es el puerto más importante de ese continente: superó al líder tradicional, el puerto de Santos, que en 1998 manejó 799.000 contenedores, comparado con 1,18 millón que manejó Buenos Aires. Este volumen hace que las terminales tengan que incorporar nuevo equipamiento.

Próxima generación

Desde el punto de vista de la operación del buque, además de ser más veloz que las anteriores, la nueva grúa permite atender barcos de mayor tamaño. "Nos estamos preparando para atender buques de próxima generación, aquellos que ya están operando en el mundo, pero no en Buenos Aires, buques de entre 3500 a 4000 TEU (unidad de medida equivalente a un contenedor de 20 pies)", dijo Kon. Los barcos que llegan actualmente a la Argentina rondan entre los 1500 a 2500 TEU de capacidad.

Pero la compra de la grúa, en el orden de los 7 millones de dólares (incluido el costo de traslado), no es un cabo suelto. Exolgan invirtió 45 millones de dólares en este plan de expansión, que le cambió la cara a la terminal e incluye equipamiento, nuevas playas, nuevo muelle, tendidos eléctricos, etcétera. El nuevo muelle tiene la capacidad de poder albergar la grúa Post-Panamax (pesa 780 toneladas), soportarla con situaciones climatológicas diversas y con contenedores en movimiento. El muelle tiene la capacidad de dragarse a 12 metros de profundidad, lo cual también es coherente con la ambición de recibir buques más grandes y de mayor calado. También se pavimentó ocho hectáreas de playa a fines del último año.

"Queremos estar preparados para cuando estos barcos ingresen a Buenos Aires", enfatizó Kon.

Sin embargo, el último año del milenio no les deja un sabor agradable a las terminales portuarias. A partir de principio de año, el volumen de contenedores disminuyó precipitadamente. Buenos Aires movió, en 1998, 1.182.000 contenedores, y se prevé para 1999 una caída de entre el 10 y el 15 por ciento.

La pregunta ante este panorama es ¿por qué invertir? "Somos un poco pesimistas ante el futuro cercano. No obstante, una ampliación de un puerto lleva dos años. Que sea un mal año no quiere decir nada; tengamos en cuenta que esta grúa va a operar 30 años más", sostuvo Kon. Hasta ahora Exolgan tenían 3 pórtico Liebherr tipo Panamax y 15 transtainers.

"La experiencia innovadora con esta nueva grúa es que se armó en un lugar fuera del muelle, para no interrumpir durante tanto tiempo la operación de los barcos", explicó el representante para la Argentina, Uruguay y Paraguay de Liebherr, Luis Palacios Asthon. Esta semana o la próxima se hará el traslado hasta su lugar definitivo, maniobra que llevará tres días.

En el mundo hay unas 200 grúas Liebherr de este tipo. Según Palacios Asthon, en Felixstowe (Inglaterra) se han hecho las tres grúas más grandes del mundo, con un brazo de 60 metros para buques súper post panamax, que aún no existen. .

Lucila Marti Garro
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezElecciones 2015Francisco en Semana SantaLa tragedia del ferry Sewol