Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Mitos y verdades de los planes Trabajar

Política

El Gobierno ya entregó más de 100.000

El plan Trabajar es un programa público de empleo que se comenzó a aplicar en la Argentina durante el gobierno de Carlos Menem durante la gestión de Armando Caro Figueroa como ministro de Trabajo.

Es uno de los planes de empleo que instrumenta la actual cartera laboral y consiste en un subsidio a un jefe de hogar desocupado contra prestación de un trabajo determinado.

En el caso específico de los planes Trabajar, se aplica a las tareas que se aplican en obras de infraestructura urbana con un alto impacto social y en comunidades pobres.

Esto es, por ejemplo, para aquellos trabajadores que construyan viviendas, obras de tendido de agua corriente, de cordón cuneta, de salones de usos múltiples, etc.

Los beneficiarios tienen un pago mensual establecido entre los 120 y 160 pesos.

El Ministerio de Trabajo de la Nación ha entregado entre 100 y 110.000 planes Trabajar, cuya financiación proviene de un préstamo del Banco Mundial que recibió la administración de Menem.

A pesar de que se ha cumplido con esas metas, desde el Ministerio de Trabajo aseguran que intentarán continuarlo con otra financiación. Dicen que han sido efectivos y que cumplieron con sus metas. Sólo que ante la opinión pública aparecieron distorsionados -según aseguran- por el intento de convertirlos en una consigna política para fomentar el clientelismo con quienes los reciben.

Siempre se pagaron directamente a sus beneficiarios en todo el país, para lo cual se chequearon los listados de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), de manera que los adjudicatarios no sean ni empleados ni jubilados sino realmente desocupados.

En busca de mayor control

Sin embargo, admiten en la cartera laboral que pueden haber fallado algunos mecanismos de control. Por eso instalaron oficinas de empleo, por ejemplo en La Matanza, para realizar un reempadronamiento de beneficiarios. Más allá de las cuestiones de posible clientelismo político en su uso, a los funcionarios del Ministerio de Trabajo también les preocupa encontrar la forma de evitar que personas con empleos no declarados, comúnmente llamado trabajo en negro, puedan beneficiarse con un subsidio que apunta a derrotar la indigencia.

Al mismo tiempo, otra de las dificultades que encontraron en el Ministerio de Trabajo de la Nación es que no se han comprendido los alcances de ese programa. Por eso, el secretario de Empleo, Horacio Viqueira, tiene previsto realizar audiencias públicas con intendentes y organizaciones no gubernamentales para explicar tales propósitos. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYFrancisco y la ArgentinaDólar hoyIndependencia de EscociaAmado BoudouAFA