Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Conmoción en Jerusalén: hay por lo menos 30 muertos, 300 heridos y 50 desaparecidos

Israel, de luto por un trágico derrumbe

El Mundo

Un salón de fiestas se desplomó en plena celebración de una boda; arrestaron a los propietarios del edificio de tres pisos

 
 

JERUSALEN.- Por lo menos 30 personas murieron, entre ellas varios niños, más de 300 resultaron heridas y unas 50 permanecen sepultadas bajo los escombros, luego del derrumbe de un salón de fiestas en Jerusalén, anteanoche, durante la celebración de un casamiento.

En una frenética carrera contra el tiempo, cientos de socorristas y militares israelíes buscaban ayer, algunos cavando con sus propias manos y otros con la ayuda de perros entrenados, sobrevivientes atrapados entre las capas de hormigón del que fuera el salón Palacio Versailles, en el barrio de Talpiot, que se desplomó el jueves por la noche mientras 650 invitados bailaban en el tercer piso.

Pasadas la diez de la noche (hora local), los amigos y familiares de los novios que comenzaban a moverse al ritmo de música oriental cayeron pesadamente al ceder el piso. En una fracción de segundo se desplomaron también los techos de los demás pisos (afortunadamente vacíos), y decenas de personas desaparecieron como tragadas por la tierra.

La televisión estatal israelí difundió ayer impresionantes imágenes registradas por un video amateur segundos antes del derrumbe. En ellas se ve a la novia, Keren, que besa al marido mientras los invitados forman un círculo alrededor. Un joven lleva sobre los hombros a una niña rubia, que ríe divertida.

De pronto, la muchedumbre que baila alegre y sonriente desaparece en el vacío, y se escuchan gritos de las víctimas. El autor de la filmación queda con otros invitados al borde de un enorme agujero. Por un momento, hay quien sigue cantando, sin darse cuenta de lo sucedido; luego, estalla el pánico general y se ve a varias personas que corren en todas las direcciones, presas del horror y la desesperación.

Cuerpos y más cuerpos

"No hay que soñar. Desde hace horas sólo retiramos cuerpos y más cuerpos", dijo Yohanan Cohen, uno de los operarios de rescate, sobre la posibilidad de encontrar personas con vida. Shalom Ben-Arie, un veterano en los rescates del terremoto de Turquía, agregó: "No hay señales de vida, pero esto no significa que no haya nadie vivo. Podría haber gente viva en bolsas de aire y que todavía no hayamos llegado a ellos".

Ayer, entre los escombros se encontraron, entre otros, los cuerpos de un niño de unos 10 años y los de una pareja que murió abrazada.

El primer ministro israelí, Ariel Sharon, se declaró conmocionado por la tragedia, que por un día eclipsó el sangriento conflicto entre palestinos e israelíes. Sharon visitó el lugar del drama junto al presidente del Estado hebreo, Moshe Katsav, que alentó a los equipos de socorro y reconfortó a las víctimas.

Por su parte, el alcalde de Jerusalén, Ehud Olmert, calificó el accidente como la catástrofe civil más grave desde la fundación del Estado de Israel, hace 53 años.

La policía tiene la certeza de que el derrumbe del edificio se debió a un defecto en la estructura del edificio, descartando categóricamente la hipótesis de un atentado.

Sobre el propietario del Palacio Versailles pesa la sospecha de haber eliminado cuatro pilares que servían de soporte durante obras de remodelación efectuadas hace algunas semanas. El edificio había sido construido hace 15 años.

Momentos antes de la catástrofe, varios invitados habían alertado al dueño del salón de baile sobre la presencia de grietas en el suelo, que el hombre atribuyó a "movimientos telúricos".

Y, mientras abrió una investigación para esclarecer las causas del accidente, detuvo a los cuatro dueños, un ingeniero, dos constructores y un empresario que había iniciado un trabajo de reestructuración.

Mientras, el automóvil de color gris del joven matrimonio, Keren y Assi Dror, adornado con guirnaldas y rosas, seguía estacionado frente al edificio, en ruinas.

La pareja resultó herida, y pasó la noche de bodas en el hospital, en dos camas separadas. .

Agencias AFP, ANSA, DPA y Reuters
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezElecciones 2015InseguridadLa tragedia del ferry Sewol