Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Perfiles / Raúl Alfredo Othacehé

El rugbier que amenazó a De la Rúa

Política

Es ministro de Carlos Ruckauf, y dijo que el PJ podría tumbar al Gobierno en 12 horas; no se arrepiente

LA PLATA.- Raúl Alfredo Othacehé, que el miércoles último sacudió la opinión pública con su frase “si en el justicialismo existiera una intención golpista, el presidente De la Rúa caería en 12 horas”, es ministro de Gobierno en la provincia de Buenos Aires.

Alto, fornido, esbozadamente pelirrojo, este descendiente de vascos franceses aparenta menos edad que la documentada: 55 años.

Casado con la diputada nacional Mónica Arnaldi, tienen cuatro hijos varones. Lo que no puede ocultar es su pasado de jugador de rugby; forward, para la aproximación; segunda línea, ubicación definitiva.

Alumno de los padres Bayonenes, jugó en San José.

Dos de sus hijos juegan al fútbol y los otros dos siguen al padre, pero en Hindú Club.

Eso sí: en el hogar de Merlo, donde Othacehé llegó a los cuatro años, todo el mundo es fanático de Boca.

Con abuelo y padre ferroviarios y radicales yrigoyenistas, el muchacho creció en una de esas familias que, en 1945, se volcaron masivamente al movimiento de Juan Domingo Perón.

Abogado recibido en la UBA, exhibe números como galardones. “Hace 51 años que vivo en el distrito; hace 28 que trabajo allí como penalista y hace 23 que vivo en la misma casa; nunca tuve una causa penal... Pero, claro, tengo enemigos”, reflexiona.

Comienzos

Othacehé comenzó su militancia a los 16 años, durante el secundario, en la Juventud Peronista.

“Durante el caos, antes del regreso de Perón, tuve, como muchos, mi paso por la Tendencia (así llama a los protomontoneros), pero siempre actué dentro del partido.” Toda una definición.

Más adelante, su sendero tomó un perfil definido: siempre fue un renovador, para decirlo en el concepto de Antonio Cafiero.

Estuvo enfrentado con el proyecto de Herminio Iglesias, pero en 1987 repechó con una diputación provincial.

Y, después, la seguidilla en el pago chico. En 1991, 1995 y 1999 fue elegido intendente municipal en Merlo. Hoy conserva el cargo, con licencia para ser ministro de Gobierno de Ruckauf.

Dinámica

En la última interna peronista, se esbozó como un intento de Othacehé por llegar al sillón que dejaba Duhalde.

El hombre, que es frontal y que sólo reconoce como pasiones el rugby y la política, lo niega: “Duhalde señalaba la ruta. Una noche, el gobernador mostró su apoyo a Ruckauf y los demás nos encolumnamos; así de simple”.

Choques

Sobre su irritativa frase, Othacehé redobló la apuesta: “Parecen enfermos de infantilismo. No puede ser que De la Rúa haya llamado a reunión de gabinete para ver cómo se le imputaba a Ruckauf la responsabilidad de los piqueteros de La Matanza”.

No acepta que, para muchos, haya sido como el que se abre el saco para que le vean el revólver en la cintura. “Es todo lo contrario. Avisé que el Gobierno tiene que hacer algo, porque nosotros contenemos a las bases. Al final, sólo gana la izquierda militante, la que pesca en río revuelto.”

Othacehé admite estar peleado con su hermana Zulema. Esta lo acusa de haberla atacado. El responde: “Se vio involucrada en una maniobra delictiva y quiso que yo tapara todo. Como no lo hice...”.

Eso sí, admite que no se tolera con Aldo Rico: “Fui el encargado de pedirle que renunciara como ministro de Seguridad antes del regreso de Ruckauf. No me lo perdonó. Pero Rico no es problema. Se rinde fácilmente. Vive rindiéndose”. .

Martín Carrasco Quintana De la Corresponsalía La Plata
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico