Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Diálogo con el realizador de "Innocence"

El amor en la adultez

Espectáculos

El film, dirigido por Paul Cox, se estrenó el jueves último

La imagen de un hombre y una mujer arrastrando juntos sus 70 y tantos años impulsó al cineasta Paul Cox (nacido en Holanda y radicado en Australia) a escribir una historia sobre el despertar del sexo en la edad adulta. En "Innocence" (que se estrenó el jueves último), Andreas (Charles Tingwell), viudo, decide enviarle una carta a quien fuera su primer amor en la época de la posguerra, en Bélgica. Claire (Julia Blake), quien sobrelleva amablemente el tedio en un matrimonio de 40 años con John (Terry Norris), acepta el reencuentro que la hará repensar al final de su vida cuestiones sobre saber amar, y la enfrentarán a los fantasmas cercanos de la enfermedad y la muerte.

Con la misma calma que hilvana la narración de este film coproducido entre Australia y Bélgica (con características de telefilm), este realizador y productor independiente de 60 años que cuenta con 18 largometrajes mantuvo una charla telefónica con La Nación . "Innocence", que ha tenido buenas repercusiones en todos los países donde fue estrenada, ganó también el Gran Prix de las Américas en el Festival de Montreal.

-¿Fue un riesgo hacer esta película en una industria orientada a satisfacer a los más jóvenes?

-Sí. Nadie parece pensar que la gente de 60 o 70 años pueda enamorarse. Vivimos en una sociedad en la que a esa edad tenés que retirarte. Cuando el 90 por ciento de las películas hoy están pensadas para entretener a un público de 20 años es cierto que "Innocence" no tiene ninguno de los elementos marketineros necesarios para convertirse en una película exitosa. Pero comercialmente ha sido exitosa hasta en Japón y en Rusia. Creo que es tiempo de restablecer el cine de los adultos. Los protagonistas de "Innocence" son adultos, pero con hermosas mentes jóvenes.

-Al final de sus vidas aún tienen mucho que aprender sobre sí mismos, pero la lección se aprende un poco tarde...

-Así es la vida. Se aprende tarde justamente porque lleva mucho tiempo aprender. La sociedad sólo celebra el exterior de la persona, y por eso la gente sufre. Cuando uno se entera de que va a morir y de que está aquí por un breve tiempo, también puede darse cuenta del hecho de que el más hermoso momento de nuestras vidas también puede venir.

-¿No cree que en el film los hijos son demasiado comprensivos ante las cuestiones afectivas de sus padres?

-Tengo tres hijos de tres diferentes mujeres y, si bien no ha sido fácil para mí, la relación que actualmente tengo con ellos es exactamente como la de la película. Es más, los diálogos entre Andreas y su hija son los mismos que yo tengo con la mía.

-El marido de la protagonista, que experimenta un sentimiento juvenil y posesivo, es quien al final más ha crecido...

-Sí, al final él ha aprendido algunas cosas. Representa al hombre que toda su vida hizo las cosas correctas. Pero no hay nada más mortífero que aceptar la rutina de la vida, porque mata las cosas que amás.

-¿Actualmente vive en los Estados Unidos?

-No tengo idea de dónde estoy viviendo en estos momentos. Pero yo evito cualquier signo de identificación con Australia. No entiendo a la gente que está orgullosa de pertenecer a un país.

-Para usted, que ha rechazado propuestas en los EE.UU., ¿qué tan difícil es hacer cine en Australia?

-No es posible hablar de una industria en Australia. Las únicas películas que han tenido un gran impacto internacional son pequeñas películas indigenistas y no precisamente la imitación de Hollywood. Actualmente hay muchos realizadores jóvenes que consiguen filmar con cinco millones de dólares, pero algunos son totalmente incompetentes. Yo nunca conseguí más de un millón y medio para hacer una película. Pero pienso seguir adelante con mi cine, donde sea. .

Lorena García
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoActividad económicaConflicto en Medio Oriente