Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Multimedios: un suceso en cualquier formato

El fenómeno de "Chiquititas"

Espectáculos

Con 22 años, a Mariela Reyner la tiene sin cuidado que sus compañeros de la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad de Buenos Aires la tilden de inmadura y le digan que está "en la pavada". Desde noviembre de 1998 preside el fans club oficial de Cris Morena, que se reúne una vez por mes en una hamburguesería ubicada frente al Obelisco y que tiene a la mitad de sus 43 socios (de 13 a 28 años) en el interior y en países como Uruguay, Paraguay, Chile, Perú e Israel.

Mariela es una presencia infaltable durante los fines de semana en las cercanías del Gran Rex, desde el 7 del actual. Allí, sobre la vereda, se mezcla con chicos y grandes, curiosos y vendedores de toda clase de productos imaginables, que se multiplican en el local de venta de merchandising oficial (con bar incluido) que funciona exactamente al lado del teatro.

Como ocurre desde hace siete temporadas, este punto neurálgico de la avenida Corrientes es acaparado por una de las marcas más exitosas de la industria del entretenimiento consagradas al público infantil: "Chiquititas". La vigencia de este fenómeno no sólo se registra a partir de las funciones a sala llena del nuevo espectáculo teatral. En estos días, la marca se multiplica en varias direcciones, entre las cuales sobresale el estreno en Buenos Aires, previsto para mañana, del largometraje "Chiquititas, rincón de luz", que ya fue visto en el interior por casi 100.000 personas (se estrenó en Córdoba y en Mendoza, el 5 de este mes), cifra que podría alcanzar el millón de espectadores al final del receso invernal, de acuerdo con las estimaciones de sus productores.

No menos optimistas son las proyecciones que maneja la empresa Pro Entertainment, propietaria, a partir de 1999, de los derechos de comercialización de productos con la marca "Chiquititas" para nuestro país y Uruguay, que ya cuenta con 30 licenciatarios oficiales.

Gorros, camperas, juegos, tazas, zapatos, medias, agendas, stickers, mochilas, cuadernos y hasta una "alfombra interactiva" son algunos ejemplos de esta oferta de merchandising, cuyo valor más alto lo registran bicicletas de 80 pesos. La mayor demanda, por lejos, pasa por los cosméticos.

A todo esto hay que sumar la venta de los CD (ya se llevan editados siete volúmenes, entre ellos uno de grandes éxitos), el lanzamiento de un libro editado por Atlántida, con fotos y backstage de la película, a unvalor de 12 pesos y, sobre todo, a la continuidad del ciclo televisivo que, en 1995, constituyó el punto de partida de un fenómeno que, además, llegó a exportarse a Brasil con una versión que actores de ese país grabaron hace unos años en la Argentina.

Este año, siempre por la pantalla de Telefé, de lunes a viernes a las 18 se repone en forma de tira todo el recorrido del ciclo en "Chiquititas, la historia", y los domingos, a las 19, se pone en el aire la versión 2001 del ciclo con una duración mucho más corta. En casi todos los casos, ninguna emisión registra un rating menor a los 11 puntos, es decir que cuenta con más de un millón de espectadores.

Futuro con interrogantes

Pero no todo pasa por el brillo y las sonrisas. A la inesperada y lamentada muerte de Pablo Lisazo, uno de los más carismáticos integrantes del elenco, ocurrida el 26 de junio en pleno ensayo de la obra, se sumó el hecho de que, por una curiosa paradoja, la instancia televisiva que puso en marcha esta maquinaria tan exitosa es la que abre interrogantes sobre el futuro. Sobre todo si persisten algunos desacuerdos que se pusieron de manifiesto a comienzos de año entre el canal (propietario de la marca) y quienes se encargan de poner en marcha "Chiquititas" desde los libros y la producción artística.

"Este es, en principio, mi último año con "Chiquititas". Venimos haciendo el programa como tira, que es la fórmula más adecuada, y si no podemos seguirla así creo que es mejor terminarla en su mejor momento. Ya este año tuvimos problemas desde lo económico y hubo que reducir la historia cuando había 60 capítulos escritos. El canal es dueño de la marca, aunque para la gente el símbolo sea yo, que doy la cara por todo esto", explica Cristina de Giácomi, para todos Cris Morena. Es el alma máter de "Chiquititas" como directora general de los proyectos televisivos, teatrales y cinematográficos del programa y responsable del libro de la obra que se representa en el Gran Rex.

"Este no va a ser el último año de "Chiquititas" en TV -responde Claudio Villarruel, máximo responsable de la programación de Telefé-. Hemos invertido mucho en el posicionamiento de la marca y en esta gestión queremos potenciarla. Si todo salió así es porque tuvimos un año difícil en materia comercial y publicitaria. "Chiquititas" no estaba pensada para ser un unitario, pero las circunstancias nos llevaron a eso y en TV los deseos no siempre coinciden con la realidad. Pero sigue midiendo bien y sigue en nuestros planes, aunque la decisión de cómo irá está en mis manos".

Cris Morena dice que en su cabeza hay "Chiquititas para rato" y que inclusive las temporadas teatrales podrían sostenerse de aquí en adelante sin necesidad de la TV. Pero subraya, enfática: "Si las condiciones se dan para seguir con la dignidad que hemos dado hasta ahora, seguimos. De lo contrario, no. A los chicos les debo todo lo que soy y no voy a defraudarlos."

La creadora de "Chiquititas" habla con La Nación antes de la función del domingo en un bar ubicado frente al Gran Rex y la charla se interrumpe a cada momento entre las muestras de afecto que recibe de chicos y grandes.

"Me va a costar mucho hacer otra cosa, porque este ciclo tiene mucho que ver con mi alma. Hace seis años que mi cara no aparece en TV, pero para la gente es como si siguiera allí. Además, mi hija (por Romina Yan) también se ganó aquí un lugar por mérito propio", puntualiza Cris Morena, que tiene en mente un nuevo proyecto televisivo, esta vez para adolescentes, para el año que viene.

Los responsables de "Chiquititas" descuentan que este año se repetirá la notable respuesta de público (con un pico de 279.076 espectadores en 94 funciones durante 1998) que siempre alcanzan las propuestas teatrales. Se pagan entradas de entre 10 y 35 pesos para funciones que concluirán alrededor del 5 de agosto y que durante el período invernal tendrán lugar todos los días.

Respuestas emotivas

Tanto Cris Morena como Patricia Maldonado, autora de los libros televisivos, están más atentas a las respuestas emotivas de los chicos que a los cuestionamientos que han recibido las historias del programa, para algunos demasiado efectistas y lacrimógenas.

"Apuntamos a lo que sienten los chicos -explica Maldonado-. A la fantasía, al sueño del amor, al primer beso. Y a sus sentimientos y emociones, porque éste no es un programa realista. Me dicen que somos melodramáticos... El melodrama está en la base de lo que es la literatura infantil y hay un goce del melodrama por parte del chico, que se emociona y llora como catarsis. Como autora elijo el melodrama, porque llorar también es una liberación. Los chicos son más inteligentes de lo que creemos."

-¿No será que ustedes han encontrado un modo para que los chicos accedan más fácilmente y, a lo mejor, más precipitadamente a temáticas adultas, como las telenovelas?

-¡Pero si los chicos mueren por las telenovelas, que en sí tienen elementos relacionados con el pensamiento mágico y fantasioso! Es un género no pernicioso, surge como un fenómeno social.

"De todos modos -agrega Cris Morena- tenemos cuidado con los temas. Hay cosas que nos parece prudentísimo no tocar. Para eso están los padres y la escuela. En TV no podemos bajar una línea con lo que tiene que ver, por ejemplo, con las drogas. Sí podemos hablar de valores generales, de la amistad, la justicia, los sueños, la magia. Y con un imperativo ético: las historias, obligatoriamente, deben tener un final feliz."

-A veces se reprocha que se carguen las tintas sobre el tema de la muerte.

-No es bueno guardar lo que no nos gusta (contesta Maldonado). No me da miedo que un chico pueda tener curiosidad con temas considerados a priori escabrosos, como la muerte. Hay que tomarlos. Es como cuando sos padre: tenés que contestar todo lo que te preguntan.

Antes de cada temporada, Morena, Maldonado y buena parte del equipo creativo y técnico del programa se recluyen durante una semana para planificar el programa, a lo que se suma una encuesta en todo el país, con 60 preguntas, "para conocer -según Maldonado- lo que piensan los chicos".

Más de uno de esos encuentros se realizó en el sur argentino, que presta algunos de sus escenarios para el film "Chiquititas, rincón de luz", en el que retornan algunos de los más reconocidos nombres de la historia del ciclo, como Belén (Romina Yan) y Alejo (Facundo Arana), acompañados por Juan Leyrado, Franklin Caicedo, Alejandra Flechner y Roberto Carnaghi.

"Había dos maneras de encarar este proyecto. Una fácil, que era adaptar un capítulo televisivo y otra, que finalmente es la que encaramos, que era apostar a una superproducci˜n en la que invertimos más de tres millones de pesos, diez semanas de filmación, 100 personas detrás de las cámaras, 500 extras y varios actores consagrados", dice Carlos Mentasti, responsable del área de proyectos cinematográficos de Telefé.

El proyecto de una película se trabaja desde hace cuatro años, cuando se pensaba realizar un film destinado al mercado brasileño. Según Mentasti, ahora la exportación de este film está garantizada a partir de un convenio con la distribuidora Buena Vista Internacional, de Disney.

Mentasti imagina una repercusión similar a la que tuvieron otras recientes producciones de su sello, como "La fuga", pero no cree que la convocatoria sólo se deba a lo que entrega la TV. "El respaldo televisivo es apenas el lanzamiento de una película que después sigue el camino por las suyas", observa.

Y aunque el productor diga que la historia que se verá en el cine no abre lugar para una posible secuela, y aunque subsistan diferencias a la hora de hablar del futuro televisivo, lo cierto es que hoy el imperio "Chiquititas" goza de muy buena salud y sigue en expansión. "Desde que nosotros salimos prácticamente no ha habido programas nuevos para chicos en la TV abierta, e inclusive copiándonos desde la ficción ninguno se pudo instalar", afirma Cris Morena. Desde la pasión y el entusiasmo de los chicos o desde algún reparo adulto, todos siguen hablando de "Chiquititas".

Las cifras de un gran éxito

  • 1.100.432personas
  • presenciaron las funciones teatrales desde 1996 hasta 2000.

  • 17.000.000de pesos
  • es la proyección para este año de la facturación del merchandising oficial del programa.

  • 3.250.000pesos
  • fue el costo de producción de la película “Chiquititas, rincón de luz”, que se estrenará mañana en Buenos Aires.

  • 100.000personas
  • ya vieron el film en varias ciudades del interior, en las que el film se proyecta desde principios de julio.

  • 150productos
  • desde stickers y cosméticos hasta alfombras y bicicletas se comercializan con la marca del programa.

  • 11puntos de rating
  • es la medición de audiencia promedio de cada una de las transmisiones televisivas. .

    TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl brote de ébolaColoquio de IDEAReforma del Código Procesal Penal