Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ajuste afecta a 533.401 jubilados

Los haberes de más de $ 574 que se cobrarán en agosto tendrán una quita del 13%

Martes 24 de julio de 2001

El recorte en los haberes previsionales afectará a 533.401 jubilados, que representan al 16% del total de la clase pasiva del país. Así lo establece el decreto 926 que dio a conocer ayer el Gobierno, y que prevé un ahorro de 68,6 millones de pesos sólo en este sector.

La medida reduce un 13% el monto que perciben los jubilados que ganan más de 574 pesos. Sin embargo, en el Gobierno esperan que los incrementos en la recaudación permitan elevar ese monto a 1000 pesos a partir de los haberes que se percibirán desde septiembre.

Así lo afirmó ayer el secretario Legal y Administrativo del Ministerio de Economía, Alfredo Castañón. "La previsión es que muy rápidamente se cumpla con empleados y jubilados. Esto es lo que se calculó y lo que seguramente va a suceder, porque lo que surge de la ley es que con los mayores recursos se va a poder hacer frente a un piso de 1000 pesos", dijo el funcionario.

La idea del Gobierno es que el ajuste no perfore el piso de 500 pesos en las jubilaciones y los salarios del Estado. Por ejemplo, a quien tiene un sueldo de 530 pesos, el recorte debe ser de sólo 30 (un 5,66% de quita) para que no se viole esa condición.

Así, el recorte del 13% se hará efectivo sobre un haber o salario de 574,70 pesos.

La Argentina tiene actualmente 3.274.868 beneficiarios del sistema previsional. El 16% de los jubilados estará sometido a las bajas que establecen las medidas del Gobierno. El monto total que percibe este segmento de argentinos es de 528,1 millones de pesos, exactamente el 45% del presupuesto destinado a pagos previsionales.

Quienes estarán exceptuados del impacto alcanzan el 84%: 2.741.467 jubilados que perciben, en total, 656,9 millones de pesos (el 55% del monto total de lo que destina el Estado a estas prestaciones).

"En este marco resulta necesario establecer determinadas salvaguardias a los fines de asegurar la mayor equidad posible en la aplicación de las medidas", dice el decreto, firmado por el presidente Fernando de la Rúa y los ministros Domingo Cavallo, Chrystian Colombo y Patricia Bullrich.

Reunión en Economía

Anoche, diputados de la Alianza se reunieron en el Palacio de Hacienda con el ministro Domingo Cavallo para intentar disminuir el alcance del ajuste tanto en las jubilaciones como en los salarios que cobran los empleados estatales.

Pero el radical Jesús Rodríguez y los frepasistas Darío Alessandro y Rodolfo Rodil no lograron ponerse de acuerdo con el ministro, que estuvo acompañado por Castañón y por el secretario de Hacienda, Jorge Baldrich, e insistió en realizar el recorte desde los 500 pesos hasta que la mejora fiscal permita elevar el monto desde el que se calcula el recorte.

En la madrugada del sábado último, la Cámara de Diputados aprobó una ley que garantiza la devolución de los montos perdidos por el ajuste a los haberes previsionales inferiores a 1000 pesos, en la medida en que haya un repunte en las cuentas del Tesoro. Pero no modificó el piso propuesto por el Poder Ejecutivo.

Es decir que, según lo que permite observar la aprobación en la Cámara baja, los legisladores y el Palacio de Hacienda coinciden en un punto: se compensarán los recortes sólo si lo permiten las condiciones.

De esta manera, la disminución regirá para las jubilaciones correspondientes a julio, que se cobrarán en agosto. Y si las condiciones lo permiten, se podrá reducir el alcance de la medida para el mes siguiente.

"Yo no sé si para julio vamos a alcanzar a subir los descuentos de los que ganan más de 500 pesos. Pero vamos a hacer todos los esfuerzos, porque esto no es un problema de querer o no querer hacerlo", dijo ayer el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, que agregó que los afectados inicialmente por la medida eran más.

Diferencias sobre el piso del recorte

Quinientos, setecientos, mil. Desde que fue aprobado en la Cámara de Diputados, el piso del recorte de los sueldos estatales y de los haberes jubilatorios no dejó de subir y de bajar, mareando hasta a los especialistas más avezados.

Ni que hablar de la gente, que desde temprano llamó a radios, diarios y canales de TV para obtener precisiones sobre cuánto dinero menos llegará a sus bolsillos el mes próximo.

Se encontraron con tantas respuestas como políticos y economistas del Gobierno fueron consultados. Así, la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, desayunó a la gente con el anuncio de que el Poder Ejecutivo "ya mandó a liquidar" con el descuento del 13% las jubilaciones y los sueldos de estatales que se encuentren por encima de los 500 pesos.

La versión contraria no tardó en llegar. Desde el radicalismo los diputados Leopoldo Moreau y Juan Carlos Farizano recordaron a "la gladiadora", como llaman a Bullrich, que "el Gobierno tiene la obligación de cumplir con el piso de los 1000 pesos" para el recorte. De lo contrario, advirtieron, habrá "serios problemas sociales".

Mientras que en la Jefatura de Gabinete intentaban aclarar que la ley aprobada en Diputados "sólo es una regla presupuestaria", que no se compromete con "pisos" para el recorte, Chrystian Colombo salió al ruedo. El jefe de Gabinete pintó otro panorama: "Las estimaciones de Hacienda daban para este mes que solamente se podía pagar a partir de los 300 pesos", dijo.

Por su parte, el secretario Legal y Administrativo del Ministerio de Economía, Alfredo Castañón, ratificó que el recorte para los pasivos se hará desde los 500 pesos. Pero intentó llevar tranquilidad con la promesa de que el piso de los $ 1000 se alcanzará "rápidamente" en la medida en que ingresen recursos fiscales adicionales.

Te puede interesar