Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La obra que estuvo 21 años perdida

La quitó Cacciatore; ayer se reinstaló

Miércoles 01 de agosto de 2001

Veintiún años después de haber sido removida del lugar, la escultura Yaguareté fue ayer reinstalada en el Parque Chacabuco.

Tras deambular por el zoológico y los depósitos de la Dirección de Monumentos y Obras de Arte de la Ciudad de Buenos Aires, la felina figura esculpida en 1935 por el artista Emilio Sarniguet fue recuperada y emplazada en lo que constituyó el último acto oficial del secretario de Medio Ambiente y Recursos Sustentables de la Ciudad, Norberto La Porta, que hoy le dejará el cargo a su sucesor, Eduardo Enrique Ricciuti, actual subsecretario del área.

La obra parecía perdida desde que el ex intendente porteño Osvaldo Cacciatore la removió, en 1980, año en el que empezó la construcción de la Autopista 25 de Mayo. La traza en cuestión le recortó espacio al parque y, de paso, extirpó del paseo la escultura.

Desde su salida del parque Chacabuco, el Yaguareté fue trasladado al Zoológico de la Ciudad, donde se quedó hasta que el Zoofue privatizado, a comienzos de la década del 90.

Luego fue enviada a la Dirección de Monumentos y Obras de Arte, donde se la dejó abandonada en algún depósito.

Finalmente, el año último fue rescatada entre esculturas archivadas.

Se la restauró y, una vez que se construyó el basamento, de casi 3000 kilos, se tomó la determinación de devolver la obra a su emplazamiento original.

Ayer, entonces, durante un acto oficial presidido por el secretario de Medio Ambiente, se la reinstaló en la entrada principal del paseo, en la avenida Asamblea y Emilio Mitre.

Veintiún años después, el Yaguareté volvió a su lugar original.

Te puede interesar