Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Joselo: una carrera en el crimen

Lunes 13 de agosto de 2001

La vida y la muerte de José Luis Romano son, quizás, el paradigma del delincuente de bandas de Fuerte Apache. Con sólo 23 años, líder de los Backstreet Boys, Joselo arrastraba una larga cadena de crímenes.

El 9 de mayo del año último, junto con ocho secuaces, robó 30.000 pesos del Banco Nación de San Miguel de Tucumán. Nueve días más tarde, de regreso en Fuerte Apache, emboscó con su banda al cabo Marcelo Sosa y lo asesinó a balazos, según aseguró el comisario inspector Pablo López, de la DDI de San Martín.

En junio de 2000 la policía lo atrapó en Fuerte Apache, junto con Miguel “Tuco” Rojas. Más de 100 efectivos fueron a buscarlo para llevarlo ante la justicia tucumana. Según la policía, en los allanamientos se les secuestró un verdadero arsenal.

Pero Joselo escapó de Tucumán y volvió a las andadas. Meses atrás, dos de sus hermanos asesinaron al policía Gastón Hertel. “Fue una salvajada: el suboficial perseguía a dos ladrones que habían intentado robar un Fiat Duna; los Romano lo esperaron escondidos, lo balearon, lo remataron de un tiro en la cabeza y después lo usaron como escudo humano en un tiroteo, porque tenía puesto un chaleco antibalas”, dijo a LA NACION el fiscal Daniel Cangelosi, que instruyó la causa. Los Romano están presos.

Hace trece días Joselo robó un banco en el barrio porteño de Mataderos. Pero, curiosamente, murió dos días después. Quiso robar un Taunus Ghia ’79. Pero un policía federal retirado lo persiguió y le disparó mortalmente.

Te puede interesar