Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

De destino turístico a patria adoptiva: otro efecto de la crisis económica

Más argentinos se radican en Brasil

El Mundo

El balneario Camboriú, en el sur del país, es uno de los lugares más elegidos, según la prensa brasileña

BRASILIA.- La inauguración de un busto al general San Martín, el 17 de agosto pasado, en Camboriú, refleja un fenómeno que se viene desarrollando desde hace tiempo: una gran cantidad de argentinos ha decidido radicarse en esa ciudad, y en otras del Brasil, buscando escapar de la crisis económica que castiga a su país.

El hecho, destacado en su edición de ayer por el matutino O Estado de S‹o Paulo, sirvió para reconocer un cambio en el balneario del sur brasileño, que pasó de ser uno de los destinos turísticos elegidos por miles de argentinos a convertirse en una especie de patria adoptiva de quienes quieren huir de la desocupación y los problemas económicos.

El fenómeno quedó además en evidencia por el aumento de los pedidos de visas de ingreso y de radicación que se ha producido en los últimos meses ante las autoridades brasileñas en esta ciudad y en los consulados que existen en diversas ciudades argentinas.

Según fuentes de los servicios de inmigración, un gran número de argentinos está gestionando sus visados de ingreso y de permanencia en Brasil.

El director general de la Policía Federal, Agilio Monteiro, dijo que las oficinas de inmigración recibieron en los últimos meses una cantidad poco usual de pedidos de residencia temporal o permanente.

Agregó que los argentinos que pretenden vivir en Brasil son personas entre 25 y 40 años o más, algunas de ellas jubiladas, que tienen interés en invertir y trabajar en negocios.

De acuerdo con la ley de Brasil, si un extranjero establece un negocio debe hacerlo en sociedad con un brasileño.

El informe publicado ayer por O Estado de São Paulo estableció que uno de los lugares donde más se ha incrementado la presencia de argentinos que quieren residir en Brasil es el Estado de Santa Catarina, fronterizo con la Argentina.

Dentro de ese Estado sureño, Camboriú, que se encuentra a 96 kilómetros de la ciudad de Florianópolis, es el lugar que eligen muchos argentinos para instalarse.

De acuerdo con ese matutino brasileño, los residentes argentinos en esa región suman unas 6000 familias.

En Camboriú funciona una organización que agrupa a los ciudadanos rioplatenses que se denomina Fundación Argentina.

El presidente de la fundación, Ernesto Domínguez, dijo que la organización recibe permanentes pedidos de argentinos que solicitan información sobre lo necesario para residir en Santa Catarina y sobre las posibilidades de establecer negocios, instalar talleres de mecánica, panaderías, o trabajar en la compra y venta de inmuebles y vehículos.

"La mayor parte de ellos dejó todo en la Argentina en busca de mejores posibilidades de empleo y deben acostumbrarse a la vida en Brasil, que es totalmente diferente", dijo. Aunque no todos pueden radicarse fácilmente, ya que se necesita una inversión mínima de 20.000 dólares para iniciar una empresa.

De todos modos, en el Estado de Santa Catarina ya funcionan 400 empresas con argentinos propietarios de la mayoría de las acciones y que trabajan fundamentalmente en el sector de servicios.

Muchos argentinos allí compraron departamentos. Las cifras oficiales establecen que al menos 70.000 predios de esa región pertenecen a ciudadanos argentinos.

Según el director de la Policía Federal, en otras ciudades de Brasil, como Porto Alegre, Río de Janeiro, San Pablo y Brasilia, también aumentaron las comunidades de argentinos, algunos de los cuales ingresan con visados de turistas para estudiar el mercado y posteriormente solicitar su residencia.

"Muchos de los argentinos llegan solos, permanecen unos tres meses y después vuelven a su país para retornar con sus familias", agregó Monteiro.

"Existe un mayor interés"

El ministro consejero de la embajada de Brasil en Buenos Aires, Durbal Barros, dijo ayer que "existe un aumento en el número de pedidos de visas" de argentinos que quieren radicarse en Brasil, pero consideró que ese incremento "no constituye una situación extraordinaria" que marque una gran diferencia con años anteriores.

"Es cierto que existe un mayor interés. Mucha gente se acerca a consultar sobre las condiciones para radicarse en el Brasil, pero no todos deciden, finalmente, viajar para allá", dijo el funcionario en un diálogo telefónico con LA NACION.

Barros indicó que los argentinos que deciden partir a radicarse al Brasil deben cumplir con una serie de requisitos que en algunos casos no son accesibles. "Quien decide iniciar un negocio en Brasil necesita llevar una inversión mínima y eso no es una cosa fácil" admitió el funcionario.

Durbal Barros señaló que hay empresas argentinas que abren una filial en territorio brasileño por razones económicas y eso también lleva a que más argentinos se trasladen allí. .

Agencias AP y EFE
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsMagaly HermidaConflicto en Medio OrienteAmado Boudou