Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una navidad distinta y con menos heridos

Bajó un 70 % la cantidad de víctimas

Miércoles 26 de diciembre de 2001

Los accidentes causados por el mal uso de artículos de pirotecnia disminuyeron durante la Navidad un 70 por ciento respecto del año último, según informó Defensa Civil.

Si bien esta vez no se registraron muertes, la manipulación de artículos pirotécnicos causó heridas en más de 150 personas. El año último, los lesionados por esa causa fueron 551.

El médico coordinador del SAME, Carlos Russo, precisó que, además, hubo 20 personas baleadas, 17 fueron heridas con armas blancas, seis sufrieron amputaciones, 21 recibieron corchazos, 25 se lastimaron en peleas callejeras, 53 fueron atendidas con heridas cortantes, 34 por ebriedad, 19 por choques vehiculares, cinco luego de ser atropelladas en la vía pública y ocho mordidas por perros.

"Es notable cómo disminuyeron las cifras de heridos. Estamos sorprendidos, porque atendimos menos pacientes de los que esperábamos. Lo que nos alarma es que la mayoría de los lesionados fueron niños y no adultos, como solía ocurrir", dijo la jefa de guardia del Hospital Municipal de Quemados, Azucena Marchioni.

En Constitución, un niño de dos años que jugaba en la vereda recibió un golpe en la cabeza de una botella de cerveza, con bebida en su interior, que cayó desde un quinto piso. Al cierre de esta edición el niño había sido operado dos veces en el hospital Garrahan debido a un traumatismo encefálico grave, y su estado era delicado.

Las estrellitas se sumaron este año a los artículos pirotécnicos que causaron heridas. Más de diez pequeños debieron ser atendidos en centros de asistencia porteños como consecuencia de lesiones de córnea que produjeron las chispas de esos juegos.

"La cantidad de lesionados demuestra que esos artículos no son tan inofensivos como se cree" dijo la jefa de guardia del Hospital de Oftalmología Lagleyze, Marcela Rempel.

Pese a la reducción de la cantidad de casos, se produjeron hechos muy graves, como el de una niña de seis años que sufrió quemaduras en el 12 por ciento de su cuerpo tras cargar un globo con agua y alcohol.

Los médicos afirmaron que la reducción de la cantidad de lesionados no se debe a una mayor conciencia del peligro que representan los artículos pirotécnicos, sino a los bolsillos flacos y la poca actitud de celebración ante la crisis que vive el país.

Anteanoche, en su homilía en la Catedral Metropolitana, el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, se refirió a la situación social e instó a los políticos a "hacerse cargo de la esperanza en medio de la desolación y la destrucción".

Bergoglio exhortó a proteger en particular a "los ancianos, que son esperanza de un pueblo porque son sabiduría, y a los niños, a quienes esta cultura del consenso y de nivelar hacia abajo tritura y les quita la fe".

Noche de alcohol

Después de una semana muy particular, la Nochebuena fue para algunos la oportunidad ideal para dejar los problemas de lado con ayuda de bebidas espirituosas.

Las consecuencias del consumo de alcohol se reflejaron en la cantidad de accidentes automovilísticos, peleas y caídas, que en algunos casos causaron víctimas mortales (de lo que se informa por separado).

Muchas personas fueron hospitalizadas debido a excesos de alcohol. En el hospital Mariano Larrain, de Berisso, por ejemplo, ingresaron 75 pacientes con cuadros de ebriedad.

Incendios

La pirotecnia causó al menos ocho incendios en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Cuatro ocurrieron en el partido de San Martín, donde dos galpones y una vivienda precaria fueron alcanzados por cañitas voladoras.

Los incendios más graves ocurrieron en el partido de Tres de Febrero: en Ciudadela, las llamas destruyeron casi por completo un depósito de zapatillas y otros calzados, y en Caseros el fuego redujo a cenizas una fábrica de cosméticos.

En Monserrat, otra cañita causó un incendio en un departamento de Moreno al 1300, donde no se produjeron víctimas, mientras que en la Reserva Ecológica de Costanera Sur cuatro dotaciones de bomberos sofocaron el fuego en una zona de pastizales y malezas secas.

En la ciudad de Formosa, un bazar de los denominados "todo por dos pesos" quedó totalmente destruido a raíz de un incendio que se habría iniciado en una estantería donde se encontraba almacenada gran cantidad de artículos de pirotecnia. Las llamas consumieron todo el local y la mercadería que, según informó la policía, era altamente inflamable.

En los últimos años

Pirotecnia y corchos

1996: 400 heridos con quemaduras por explosiones de pirotecnia, heridas en los ojos por fuegos artificiales y descorche de botellas.

1997: más de 400 lesionados. Sólo en la Capital Federal la cifra llegó a 332.

1998: casi 500 heridos.

1999: hubo más de 600 lesionados. El número más alto de los últimos cinco años.

2000: 551 personas atendidas.

Accidentes de tránsito

1996: 11 muertos y más de 40 personas heridas en accidentes de tránsito, en su gran mayoría jóvenes.

1997: 19 muertos y más de 20 heridos en accidentes viales. 4 personas murieron en Córdoba en un mismo accidente en la ruta provincial 158.

1998: 8 muertos y 13 heridos en accidentes en ruta.

1999: 16 muertos y 8 heridos en accidentes de tránsito.

2000: 5 muertos y 55 heridos.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.