Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bielsa: el mejor DT de seleccionados de 2001

Su gran campaña con el equipo nacional lo llevó a la cima; Pekerman quedó en el 5° lugar

Viernes 11 de enero de 2002

Mientras el torneo local se debate en su laberinto interno de problemas, el fútbol argentino sigue acumulando méritos y distinciones a nivel internacional. Ayer su conoció la frutilla del postre para el menú de éxitos obtenidos en 2001: por su desempeño al frente de la equipo nacional, Marcelo Bielsa fue elegido como el mejor entrenador de selecciones del mundo del año último, según la elección de la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Fútbol (Iffhs).

Esta distinción se suma a las conocidas en los últimos días por la misma entidad y que ubican a varios argentinos en un privilegiado top ten : el quinto lugar para el torneo argentino entre los campeonatos nacionales; el tercer y cuarto puesto de Carlos Bianchi y Héctor Cúper, respectivamente, entre los entrenadores mundiales; la quinta posición de Horacio Elizondo como árbitro y el sexto lugar de Boca en el último ranking de clubes conocido el 30 de noviembre de 2001.

En su triunfo, Bielsa terminó con 201 puntos en la compulsa, seguido por el sueco Sven Goran Eriksson, entrenador de la selección inglesa, con 147 puntos, y el francés Roger Lemerre, DT de su país, con 127 unidades. Pero siguiendo con la cosecha celeste y blanca, José Pekerman figura en el quinto puesto , con 31 votos (lo precedió en el cuarto lugar el esloveno Srecko Katanec, con 54), por el título mundial del equipo Sub 20, en el que brillaron Javier Saviola y Leandro Romagnoli. Es la primera vez que aparece en esta elección, que se realiza desde 1996, a un entrenador de categorías juveniles.

Para participar en este galardón se incluyen únicamente a los entrenadores de los dos finalistas de los campeonatos continentales y torneos olímpicos del año, los cuatro semifinalistas de la Copa Mundial de FIFA, así como los entrenadores de las mejores selecciones nacionales del mundo de acuerdo con la clasificación de FIFA del mes de noviembre. El criterio de elección es darle prioridad al que haya logrado mejores resultados, participado en alguna etapa final de torneos y al que dirigió más partidos en el equipo nacional.

Para un técnico tan respetuoso de los resultados como es Bielsa, este nombramiento como mejor seleccionador de 2001 representa uno de los picos más altos de su carrera como DT. De 46 años, el rosarino logró que la Argentina se clasifique para el Mundial de Corea - Japón con relativa comodidad al obtener el 79,6% de los puntos en disputa en las eliminatorias sudamericanas.

Sus comienzos como entrenador fueron en Newell´s, donde comandó entre 1990 y 1992 un ciclo brillante: conquistó dos torneos locales y llegó a la final de la Copa Libertadores de América. Después dirigió, en México, a Atlas y a América, y volvió a la Argentina para sacar campeón a Vélez Sarsfield en el torneo Apertura 1997. En 1998, cuando dio el salto a Europa para hacerse cargo de Espanyol de Barcelona, fue designado como sucesor de Daniel Passarella en la selección argentina. Hoy, el equipo tiene su sello y es, junto con Francia, el gran candidato para el Mundial de este año.

Una entidad con prestigio

La Federación Internacional de la Historia & Estadísticas del Fútbol (Iffhs) fue fundada el 27 de marzo de 1984 en Leipzig (Alemanía) y está registrada en la Real Oficina del Estado Danés. Su objetivo se verifica conforme con los respectivos estatutos válidos de la FIFA. Además, la labor y actividad de la Iffhs coinciden con las gestiones y directrices de la FIFA en lo que concierne a los datos estadísticos del fútbol, lo que le da un marco de prestigio a esta elección. Cada país que integra esta Federación tiene derecho a un voto, excepto los más importantes en fútbol del mundo, que tienen derecho a dos sufragios.

Sus diez características

1 Serio: un sello distintivo de su personalidad. Sigue una línea de conducta de la que nunca se aparta sin importar triunfos o derrotas.

2 Detallista: estudia al mínimo todo lo relacionado al equipo. "Las cosas que planifica terminan cumpliéndose", dicen sus dirigidos.

3 Respetuoso: el trato con los jugadores es equilibrado, con el contacto justo entre la efusividad y la frialdad.

4 Modesto: nunca va a salir de su boca en forma pública un concepto que lo coloque en una posición de elogio.

5 Agradecido: hilando con el punto anterior, después de obtener la clasificación para el Mundial enfatizó su gratitud hacia el plantel.

6 Culto: en sus conferencias de prensa demuestra un léxico variado y rico, hecho no tradicional para un hombre del ambiente del fútbol.

7 Hiperkinético: es imposible que en un partido se quedé sentado en el banco de suplentes. Va, viene, se mueve, camina. Incontenible.

8 Fanático: su pasión por el fútbol no tiene límites, tanto que pasa horas y horas mirando videos de partidos de cualquier categoría.

9 Misterioso: entre partido y partido de la selección su vida es una incógnita, sin ningún tipo de aparición pública.

10 Exitoso: Más allá de sus virtudes y defectos, se trata de un entrenador que siempre consiguió buenos resultados.

Te puede interesar