Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El emblema de una región bonaerense

Se cumplen 90 años del día en que cayó la Piedra Movediza de Tandil

Información general

La masa de roca rodó cuesta abajo entre las cinco y las seis de la tarde del 29 de febrero de 1912

"Yo estaba ayer en el Tandil, cuando, al atardecer, el pueblo entero se conmovió al rumor de que la piedra que dio fama y espíritu a la ciudad pampeana, habíase de pronto, derrumbado falda abajo del solio de misterio donde por tanto tiempo la admiraron..." Ricardo Rojas, LA NACION, 1° de marzo de 1912.

Entre las cinco y las seis de la tarde cayó la piedra, pero nadie fue invitado a ese momento histórico.

Fue el 29 de febrero de 1912 cuando el símbolo de la ciudad de Tandil dejó su suave vaivén para yacer, rota en tres pedazos, en el fondo del precipicio.

El escritor, docente y periodista Ricardo Rojas tuvo la responsabilidad de escribir, en LA NACION, la noticia que conmocionó a la sociedad de esa época: la caída de la Piedra Movediza.

Rojas fue testigo de cómo la piedra, ésa que ocultaba el sol todas las tardes en el horizonte montañoso, había desaparecido. Sin embargo, no fue partícipe del momento exacto de la caída de la Movediza porque nadie tuvo la oportunidad de presenciar ese suceso.

El periodista sólo fue un espectador de cómo los habitantes de la zona, que se habían adueñado de la mole de casi seis metros de altura, lloraban la pérdida de su emblema ciudadano.

Ese símbolo, que decoraba los logos de las instituciones tandilenses o que le había prestado su nombre a restaurantes, hoteles y comercios, había desaparecido. Y una pregunta comenzó a escucharse entre los lugareños: ¿Por qué sé cayo?

¿Quién tiró la piedra?

Lo primero que pensó el público que asistió al funeral de la Movediza fue que la piedra cayó producto de un atentado realizado por los canteristas.

Ya en esa época existían leyendas sobre atentados a la Movediza, para que dejara de ser parte del paisaje. Una de ellas indicaba que Juan Manuel de Rosas había dado la orden de tirarla y utilizó una yunta de bueyes, sin poder derribarla.

Pero las fábulas acerca de su caída recién comenzaban. Aunque científicamente no se sabe por qué se cayó, muchos piensan que la utilización permanente de barrenos en la zona de las canteras provocó el movimiento de las sierras que llevó a la caída.

Otros, en cambio, creen que la base en la que estaba apoyada la mole de granito se encontraba desgastada por las botellas de vidrio que los turistas le ponían para comprobar, al día siguiente, que la piedra las aplastaba.

Daniel Eduardo Pérez, historiador tandilense, cree que "la piedra se venía cayendo desde hace miles de años". Una afirmación que comparte Humberto Cuevas Acevedo, miembro de la Academia de Geografía.

Pérez descarta la posibilidad de que la Movediza haya sufrido un atentado. "La roca era parte de nuestra sociedad. El atentado jamás pudo ser perpetrado por las comunidades canteriles porque existía un amor entre la piedra y el hombre que la trabajaba", comenta.

Para fundamentar su teoría, el historiador señala que nada indicaba restos de pólvora o de explosión, según los cientos de lugareños que fueron testigos del derrumbe.

La relación de amor que se generó entre la piedra y la sociedad de Tandil, y que sigue tan viva como hace 90 años, llevó a que la gente viviera pendiente de ella. Es el caso de Pandereta, un linyera de esa época, que aseguró que el día que la piedra se cayera, él se iba a morir. Y así fue.

Pero la pasión de los lugareños hacia la mole de granito hace que la quieran ver en pie nuevamente. Entre los proyectos que hay en carpeta, la gran discusión es si se realizará la reposición o si se utilizará una imitación. "Creo que construir una réplica, que sería una especie de monumento, es algo que como historiador no comparto", enfatiza Pérez.

Pasaron 90 años de la caída de la Piedra Movediza y todavía no se sabe por qué decidió dejar de bailar con el viento, al borde de un abismo.

Lo que sí es seguro es que la Movediza sigue, y seguirá siendo, el símbolo de Tandil. Esa misma ciudad que lloró su perdida en 1912.

Una leyenda de pasiones

La palabra Tandil es dueña de 30 definiciones diferentes. La historia escribió la relación entre la piedra y esta ciudad serrana. "Montón de rocas", "piedra que late" o "caen cantos rodados" son algunos de los significados que distintos investigadores le dieron al nombre Tandil.

Dice la leyenda que un cacique de la zona de Tandil tenía que dejar a sus cinco esposas para casarse con otras cinco mujeres . Pero entre sus esposas se encontraba Mini, a quien él amaba, y él decidió quedarse con ella.

El Consejo de Ancianos dispuso raptar a la joven y atarla en una piedra en la punta de un cerro: el pueblo también se opuso al cacique por no seguir las costumbres de la tribu.

El cacique murió en el enfrentamiento. Al poco tiempo, Mini murió de tristeza, atada a la gran piedra. La piedra comenzó a moverse, porque su corazón seguía latiendo. El 29 de febrero de 1912, la piedra cayó y se partió en 3 pedazos. En ese momento la joven pudo salir del interior de la piedra y reencontrarse con su amado. .

Martín H. Fernández Chaine
TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaAlejandro Vanoli