Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El tránsito de las utopías a la realidad

Aporte de la Fundación Diario LA NACION

Domingo 28 de abril de 2002

En el segundo encuentro del ciclo Diálogo y reflexión sobre la crisis, organizado por Fundación Diario La Nacion, en el Museo Mitre, el tema central fue qué hacen las ONG para sobrevivir en estos tiempos. Los panelistas Marcela Garriga, coordinadora de desarrollo de fondos de Caritas Argentina; Felix Bombarolo, consultor internacional sobre políticas sociales y sociedad civil, y Fernando Frydman, director del Centro de Management Social, no dieron recetas para evitar el cierre de las entidades que, por la falta de recursos, pueden empezar a transitar por las fronteras de la desaparición. Sí algunas ideas que sirven para continuar en el camino que eligieron.

Repensar estrategias

La falta de financiamiento fue el primer factor que salió a la luz como determinante para la continuidad de una entidad sin fines de lucro. No obstante, en el diálogo coordinado por Daniel Yoffe, de la Fund Raising School, el tema del dinero dio paso a algunas reflexiones. Bombarolo aclaró que para que una entidad siga es fundamental la convicción de sus integrantes respecto de lo que hacen. Recordó que el grado de intensidad del propósito que experimenten los integrantes de un grupo es clave para seguir en el camino. “En los años 80’ las ONG trabajaban con un enorme sentido colectivo”, dijo.

Más allá de la posible pérdida del deseo de trabajar por utopías, comentaron que es indispensable dejar de pensar en las empresas como proveedoras de dinero para llevar adelante los programas. “Hasta no hace mucho, eran una fuente posible de apoyo, pero en la actualidad todo ha cambiado”, comenta Frydman. Garriga explicó que hay que abrir el abanico en la busca de recursos, y destacó que así como aumentan a diario las demandas, crecen las donaciones y los deseos de colaborar. “Algunos dan dinero, otros talento o tiempo”, acota la directiva de Caritas, para quien la crisis es una oportunidad. Como Frydman y Bombarolo, aconseja diversificar las búsquedas, no quedar cautivos a un solo donante.

Se hizo referencia al financiamiento internacional, una posibilidad que según los panelistas aún no ha sido desarrollada en la Argentina. “Por el PBI, nuestro país no entraba en la lista de naciones que la comunidad internacional quería ayudar. Sólo ahora aparecemos en los listados. No hay que pensar que de inmediato llegará dinero. El proceso lleva su tiempo y los proyectos deben ser claros y sostenibles. Por otra parte, no estamos en la competencia entre los más pobres: la Argentina sigue siendo la Argentina”, acota Bombarolo. La mayor parte de las agencias extranjeras donantes eligen ONG con cierta base técnica, profesionales y con una trayectoria reconocida.

Entre las propuestas del público se destacó la de conectarse con los argentinos que viven en otros países, porque son muchos los que quieren colaborar. También se invitó a las organizaciones a revisar los principios, el sentido y la estrategia por seguir. “Es básico ser flexible, adaptarse y flotar en esta tormenta”, culmina Bombarolo.

María Teresa Morresi

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.