Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Opinión

Los efectos en la empresa nacional

Política

Por Héctor W. Valle
Para LA NACION

El legislador no puede ignorar la gravedad de los efectos que, para la empresa nacional, tiene la extensa depresión en que estamos metidos.

Se ha generado una contradicción insostenible entre el endeudamiento contraído en dólares por parte de compañías cuyos ingresos consisten fundamentalmente en pesos.

Todo ello derivó, entre otras cosas, en un fuerte deterioro en la calificación de las principales empresas argentinas endeudadas en el exterior, con la consecuente desvalorización de sus bonos y pérdida de crédito externo no reemplazado por financiamiento interno dada la crisis de la banca.

La megadevaluación ha venido a agravar todavía más ese esquema, provocando una abrupta depreciación tanto de los salarios como de los activos medidos en dólares.

Ambos factores pueden convertir a las empresas nacionales en un atractivo bocado, especialmente para operaciones agresivas en los mercados internacionales de bonos. Otro tanto puede ocurrir con los acreedores bancarios.

En consecuencia, la ausencia de un marco regulatorio adecuado (por ejemplo, las normas de la ley de quiebras), puede generar una fuerte tendencia a la extranjerización de empresas y a cambios estructurales en la producción de bienes y servicios que, como enseña la experiencia “desregulada” de los 90 siempre provocan racionalización de planteles, eliminación de servicios o bienes ofrecidos y el fortalecimiento de las conductas oligopólicas.

Sobran antecedentes sobre estas regulaciones en la legislación de los países industrializados exitosos.

Nunca implican restricciones que desalienten el ingreso de capitales de riesgo ya que las decisiones de estos últimos son función de las condiciones de rentabilidad que el país ofrezca.

El resto es retórica “desreguladora” emitida para ocultar el premio a la especulación que se aproveche para tomar posesión, a precios de remate, de empresas nacionales viables en un contexto alternativo de política económica. .

El autor es el presidente de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo Económico (FIDE)
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYParo nacionalHugo MoyanoCristina KirchnerEl despido de Carlos BianchiInseguridad