Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Regreso a la radio

En la vereda de Quique Pesoa

Espectáculos

Convocado por Badía, el conductor hará un programa "pensado en los vecinos"

"Quique Pesoa retorna a la radio. ¿Será eso cierto?", dice, entre risas, mientras se acomoda en uno de los sillones de su confortable sala de grabación de la calle Sarmiento al 1900, que nada tiene que envidiarle al mejor estudio de radio.

Una de las voces más características de este medio, Quique Pesoa, un auténtico comunicador, a partir del lunes 6 de noviembre conducirá, de 9 a 13, por AM 1110, la Radio de la Ciudad, un nuevo ciclo, titulado "La vereda".

-¿Cómo vive la circunstancia de haber sido convocado por Badía?

-Con mucha expectativa. Con buenas ideas, que irán cambiando seguramente en el transcurso de los días, es decir que los planteos iniciales se van reacomodando. La ventaja en mi caso es que tengo el micrófono incorporado inconscientemente; es decir, no pienso en él y se convierte en una buena herramienta de trabajo. Me apoyaré además en el oficio, que sumado a la intuición es lo que más vale en esta profesión, en la que llevo transitados 30 años. Comencé en el ´70 en Rosario, ciudad que en materia laboral te pone un techo muy cerca de la cabeza. De todas maneras, allí trabajé quince años y otros quince aquí, en Buenos Aires.

-¿Cómo será "La vereda"

-Parte de una idea de Badía, que quería dedicarles la radio a los vecinos. En principio sentí que era casi una obviedad lo que me proponía, pero la vereda ofrece la posibilidad de relacionarse con el barrio. Como tengo a "Dorita", mi computadora que dispara sonidos, pensé en jugar con cierta ficción, y de vez en cuando salir a la vereda a encontrarme con alguien. Cruzar, con mi imaginación, al bar de enfrente. Conversar con el quiosquero amigo y con los vecinos o conocidos que se pueden encontrar más de una vez en la vereda. Lógicamente, todo será pura ficción; quizá más adelante pueda hacerse efectivo esto de instalarse en serio en un barrio y trasmitir desde allí. Pero, por ahora, es como rescatar elementos del radioteatro y ponerlos en lo cotidiano.

-Sus ciclos se caracterizaron por ofrecer alguna curiosidad. ¿Con qué sorprenderá a la audiencia en esta oportunidad?

-Soy un convencido de que en un momento determinado empezás a hacer lo mismo.Yo intento darle algún formato diferente. Badía no me pidió absolutamente nada. Y yo le dije: hace muchos años que no trabajo en una radio dirigida por alguien que sepa y quiera la radio. Conozco, además, su transparencia y la escasez absoluta que hay de gente detrás de la cual encolumnarse, y él me ofrece esta propuesta. Cabe tan sólo una respuesta: "Loco, yo voy con todo".

-Sabiendo lo que le gusta la música, imagino que habrá un buen espacio para ella en el programa...

-La idea es retomar mi contacto con los músicos todos los días en esa hora rara (entre las 12 y las 13) e invitarlos a que vengan, crear esos climas que a mí gustan tanto de la radio, alternar entre esos artistas conocidos y los que necesitan difusión, y difundir también el sonido de los instrumentos no convencionales.

-¿A qué se debe su fama de hombre difícil?

-¿Por qué es difícil Pesoa? Porque es inmanejable. ¿Y por qué tiene que ser manejable un tipo que labura en radio?, me pregunto. Si lo convocan es porque lo conocen, con sus pros y sus contras. Yo siempre le digo a cualquiera que me contrate: "Cuando no estén más conformes conmigo, avísenme y me voy inmediatamente; yo no me quedo un minuto más en un lugar donde no me quieren". Rompo el contrato, si es que existe. En el momento en que surgen enfrentamientos, problemas, agarro el bolso y me voy, que es lo que me pasó en Radio El Mundo, que estaba manejada por tipos que no tenían idea de lo que estaban haciendo, pero al principio no interferían ni molestaban mi labor. Cuando comprobé que estaban compitiendo por el poder conmigo, les dije: "Yo no vine acá a competir, sino a conducir un programa de radio". Y así me fui.

-¿ Cómo observa la radio respecto de la TV?

-La radio es un invento redondo. Está mas o menos como cuando se la inventó. Se le ha agregado, claro, una gran tecnología. Pero es como la lámpara de Edison. Con distintos aditamentos, sigue siendo la misma. La radio es un medio pobre dentro del resto de los medios. Entonces, su misma pobreza la mantuvo un poco fuera de los avatares, cosa que no sucede con la TV, que es un negocio detrás de otro. Los medios, en líneas generales, perdieron la noción de servicio, pero si en algún lugar queda un atisbo de servicio es en la radio. Nos inventaron esta frase: la TV le a da la a la gente lo que la gente quiere. Es una falacia. Porque un medio debería darle a la gente elementos que ennoblezcan, tirar hacia arriba y no el empate hacia abajo; es decir, buscar que seamos mejores personas, no iguales o peores.

-En los últimos años apareció el tema de la autogestión; es decir, programa si hay sponsors. Cuál es su opinión al respecto?

-Yo me resistí a esa fórmula y lo seguiré haciendo a pesar de transformarme en un dinosaurio, porque ya prácticamente no hay nadie que viva de la artística. Esa fue la razón por la que me alejé de Canal 7. Me sugirieron que si yo quería cobrar mi sueldo, tener dinero para seguir produciendo "Doble clic", debía conseguir anunciantes. Como es parte de la realidad, con mi mujer nos propusimos concretar esa tarea, pero no obtuvimos nada. Por eso acepté rápidamente la propuesta de Juan Alberto Badía, que no solamente no me dijo "conseguí un sponsor", sino que me ofreció un dinero más que digno. Claro, por ahí escucho voces que dicen "vas a trabajar en una radio que no se escucha". Esto a mí me da exactamente igual. Tengo una concepción del medio como servicio que siento que coincide con el objetivo de esta radio. Antes, en casi todas las emisoras, se anunciaban esos slogans; ahora ya casi no aparecen esas frases.

-En lo personal ¿como se encuentra ante esta vuelta al universo que está detrás de los micrófonos?

-Muy feliz. Estoy mucho más delgado, he sido padre hace muy poco. Tengo cinco hijas, la mayor de 24 y la menor de cinco meses. Vivo bien entre ellas y me siento muy querido.

-¿Es decir que se lo puede acusar de cualquier cosa menos de machista o misógino?

-No soportaría una acusación de ese calibre. Puedo soportar que me digan otras cosas, pero no ésa.

Un equipo muy amplio

Pesoa estará acompañado por Jorge Bertrán en la locución comercial. Como columnistas estarán Leonardo Moledo, que abordará los temas científicos; Ernesto Poblet, con curiosidades de la historia universal; Marisa Graham, abogada especialista en asuntos de minoridad y familia; David Carlin, en deportes, y Daniel de Girolami, con medicina y nutrición. Desde el interior: Juan Carlos Alvarez Grau, Elio Brat y Juan Alberto Avalos. La coordinación general correrá por cuenta de Leda Berlusconi; en la producción, Paula Niccolini, Gimena García Blanco y Hernán Guzzetti, y como asistente se desempeñará Margarita Pesoa. .

Alicia Petti
TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico