Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Murió el menor baleado a la salida de un partido de fútbol

Información general

El presunto autor del disparo homicida se negó a declarar

El niño baleado anteayer a la salida del partido de fútbol entre Estudiantes de Buenos Aires y Deportivo Merlo, en la ciudad bonaerense de Santos Lugares, murió ayer en el hospital de Pediatría Juan Garrahan, donde estuvo internado en terapia intensiva a raíz de las lesiones cerebrales causadas por una bala de calibre nueve milímetros que se alojó en su cabeza.

"Ni a un perro lo matan así", dijo el padre del menor, Tomás Alberto Galarza, ayer por la mañana, en la puerta del nosocomio. Con el rostro cubierto de lágrimas, y con gesto y voz desolados, el hombre no dejó lugar para el perdón al referirse al asesino de su hijo: "Espero que sus compañeros de celda lo maten, le deseo lo peor en la vida. Ojalá que lo cuelguen en el Obelisco".

El presunto autor de la muerte del chico, identificado como Daniel Antonio Auterio, de 34 años, se negó ayer a declarar ante el fiscal de San Martín Fabio Cardigonde, que lo acusó por homicidio y tenencia ilegal de arma de guerra, ya que la pistola Bersa calibre nueve milímetros de la que habría partido el disparo homicida fue robada en 1997, presumiblemente a un policía, según dijeron fuentes de la investigación.

Auterio quedó detenido en la comisaría 1a. de Caseros, en Tres de Febrero, y "está destruido desde que se enteró de la muerte del chico", según fuentes policiales.

Nelson Ezequiel Galarza, de 11 años, recibió un balazo a las 17.35 de anteayer, cuando caminaba con su tío Carlos Alberto Margarita, a la salida del estadio de Estudiantes de Buenos Aires, situado en Urquiza y Suiza, de Santos Lugares.

Según fuentes policiales y judiciales, integrantes de la hinchada de Merlo se dirigían por la calle Suiza cuando Auterio, que vive a 150 metros de la cancha, salió a su encuentro y los insultó; los visitantes le respondieron a pedradas.

Cuando la parcialidad de Merlo ya había caminado una cuadra más, Auterio extrajo la Bersa y disparó cuatro tiros al montón. Uno alcanzó a Nelson Galarza en el parietal derecho, dijeron los investigadores.

El chico fue trasladado en un patrullero al hospital Ramón Carrillo, de Ciudadela, mientras que la policía rodeó la casa del agresor, en Suiza 2691, para evitar que fuese linchado por los hinchas visitantes.

A las 19.45, el niño ingresó en la sala de terapia intensiva del Garrahan con un proyectil en el cráneo, pérdida de masa encefálica e hipertensión endocraneana. A raíz de esas lesiones falleció a las 6.45 de ayer.

Los padres de Nelson donaron los órganos de la víctima. Sus válvulas cardíacas y córneas serán depositadas en los bancos de los hospitales Garrahan y Santa Lucía a la espera de receptores, informó el Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implantes, Incucai. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYElecciones 2015Guido Carlotto (Ignacio Hurban)Mundial de BásquetUS Open