Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Senado derogó la ley de subversión económica

En una agónica votación, el justicialismo logró esta tarde que la Cámara alta apruebe la eliminación de la controvertida norma que reclamaba con insistencia el FMI; el senador Juan Carlos Maqueda (PJ) desempató el sufragio

Jueves 30 de mayo de 2002 • 19:22

En una agónica votación, y después de varias horas de mucha tensión e incertidumbre, el Senado aprobó esta tarde la derogación de la ley de subversión económica, que reclamaba con insistencia el FMI y el gobierno de Eduardo Duhalde.

El justicialismo cosechó 34 sufragios, mientras que la oposición sumó 34 votos conformados por el radicalismo, partidos provinciales, 8 disidentes del PJ y uno de un partido provincial, lo cual obligó a desempatar al presidente del Senado Juan Carlos Maqueda.

La suerte de la votación quedó definitivamente sellada a favor del oficialismo gracias a que la senadora radical por Río Negro Amanda Isidori, anunció que se retiraría del recinto para cumplir con un pedido de su gobernador, Pablo Verani.

Hasta último momento, el oficialismo dudaba sobre obtener los votos necesarios
Hasta último momento, el oficialismo dudaba sobre obtener los votos necesarios. Foto: Carlos Barría

Por el acuerdo con el FMI

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, afirmó esta noche que "el Gobierno no vive la derogación de la Ley de Subversión Económica como un triunfo futbolístico, sino como uno de los puntos que debía cumplirse" para cerrar un pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al ser consultado sobre lo reñido de la votación, que tuvo que ser desempatada con el doble voto del titular provisional del Senado, Juan Carlos Maqueda, el funcionario afirmó que "es una de las herramientas reglamentarias que ofrece la sanción de las leyes".

Cuando se le preguntó si el Gobierno temió en algún momento perder la votación para la derogación de la Ley de Subversión Económica, Fernández destacó que "este tipo de sanciones tan reñidas y discutidas requiere de una discusión política muy profunda".

Los funcionarios gubernamentales siguieron de cerca las alternativas de la sesión realizada en la Cámara Alta, hasta donde fue el ministro del Interior, Jorge Matzkin, para presenciar las difíciles negociaciones que tuvo que desplegar el oficialismo para obtener los votos necesarios.

El presidente Eduardo Duhalde siguió gran parte de la sesión en su despacho de la Casa Rosada, pero antes de la votación se retiró rumbo a la Residencia de Olivos.

18.15| El Senado continúa con el debate de la ley de subversión económica

Un clima de fuerte tensión acompañaba esta tarde el tratamiento de la ley de subversión económica en el Senado debido a que los números de la votación de la norma seguían muy parejos y el PJ no lograba despejar las enormes dudas sobre su sanción.

Ante la imposibilidad de modificar el cuadro de paridad, que inclusive podría resultar negativo para las aspiraciones del gobierno, se mencionaba entre otras tantas posibilidades la alternativa de llamar a un cuarto intermedio.

En este marco, tuvo ribetes de fuerte polémica la llegada del liberal correntino Lázaro Chiappe, quien fue trasladado desde su provincia en un avión de la provincia de Santa Cruz, para que vote negativamente a la derogación de la ley de subversión económica.

En pleno debate, la justicialista Cristina Fernández de Kirchner, aclaró el episodio y dijo que "el avión estaba en Buenos Aires" y que el costo de vuelo de la aeronave es de "1200 pesos por hora", por lo que, según su explicación, la presencia de Chiappe en el Senado costó 3600 pesos.

Con Chiappe en el recinto, la única salvación que tendría el justicialismo para obtener la derogación, es que los radicales rionegrinos Luis Falcó y Amanda Isidori respondan al pedido de su gobernador Pablo Verani para que "viabilicen" la ley que el presidente Eduardo Duhalde pidió para "esta semana".

Aunque tanto radicales como justicialistas coincidían en que la votación depende ahora de los rionegrinos, la gran duda en el Senado es si Falcó e Isidori se abstendrán o se ausentarán del recinto.

La diferencia reside en que se necesita la mitad más uno de los presentes, no de los votos, con lo cual las abstenciones no se cuentan a favor de ninguna posición pero sí para considerar el número necesario para entender como sancionada la norma.

Por esta razón, con 69 senadores en el recinto (sólo falta Pedro Salvatori, recién operado, y hay dos vacantes), se requieren 35 votos positivos, número que sólo se podría modificar si se reduce el número de legisladores en el momento de votar.

Estériles parecían hasta ahora los esfuerzos del ministro del Interior, Jorge Matzkin, y del vocero presidencial, Eduardo Amadeo, quienes desde el despacho de la presidencia de la cámara realizan ingentes esfuerzos por torcer el rumbo incierto de la sesión.

Fuente: DyN

15.52 | El Senado debate la derogación de la ley de subversión económica

El Senado inició a las 12.15 la sesión y el oficialismo consiguió a las 14.15 habilitar sobre tablas, con el voto de dos tercios de los legisladores presentes, el tratamiento del proyecto para derogar la ley de subversión económica, una medida que la mayoría del PJ se esfuerza por cumplir para satisfacer la exigencia del FMI para reanudar la asistencia financiera.

La habilitación para considerar la derogación de la ley 20.840. propuesta por el jefe del bloque del PJ, José Luis Gioja, tuvo un apoyo parcial del radicalismo y la oposición de los ocho senadores disidentes del justicialismo, de la frepasista Vilma Ibarra y de las provinciales Nancy Avelín y Luz Sapag.

En el recinto se contaban 69 senadores presentes.

El ausente es el neuquino Pedro Salvatori, con licencia por enfermedad.

En ese cuadro numérico, al justicialismo no le alcanzaría la cantidad de votos para imponer la derogación de la norma, ya que llegó al recinto el legislador correntino Lázaro Chiappe, quien anunció que votará en contra de la derogación de la ley, postura que haría fracasar la iniciativa que impulsa el Gobierno.

Antes de que comience la sesión, la senadora radical por Chubut, Martha Raso, ratificó a la prensa que "ante la ciudadanía estamos inhabilitados para sancionar esta ley", con lo cual confirmó la posición del bloque en contra de derogar la ley de subversión económica.

Pero, a su vez, la legisladora dijo no estar de acuerdo tampoco con la modificación de la legislación, ya que creen que "es una norma -dijo- que no se tiene que tocar".

Sin embargo, la legisladora aceptó que "asumimos el compromiso de apoyar al gobierno de Duhalde y lo seguiremos haciendo", por lo cual, sostuvo, lo demostrarán facilitando los dos tercios para habilitar la discusión del tema en el recinto.

Fuente: DyN

Te puede interesar