Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trabajo sobre terapia de reemplazo

Halló nuevos riesgos

Miércoles 17 de julio de 2002

CHICAGO (Reuters).- En otra pieza del cada vez más complejo rompecabezas de la restitución hormonal, investigadores dijeron ayer que las mujeres que recibían tratamiento con estrógenos solamente después de la menopausia corrían un riesgo más alto de desarrollar cáncer ovárico.

El informe sigue a otros dos estudios recientemente publicados que hallaron que los estrógenos, en combinación con la progesterona, generalmente no protegen contra la cardiopatía y pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama, accidente cerebrovascular y formación de coágulos de sangre.

Se estima que alrededor de 13,5 millones de mujeres en Estados Unidos usan la hormonoterapia de restitución de ambos tipos. Casi ocho millones usan la que es sobre la base de estrógenos solamente y, hasta seis millones, la de combinación con progestina. La terapia se prescribe para tratar los síntomas inmediatos, como oleadas de calor y sequedad vaginal, y para proteger de la enfermedad que adelgaza los huesos, osteoporosis.

"Las mujeres deben seguir hablando con sus médicos sobre si la administración de hormonas podría ser adecuada para ellas", dijo James Lacey, del Instituto Nacional de Cáncer y autor principal del estudio, del que participaron más de 44.000 mujeres posmenopáusicas durante 20 años.

Este estudio halló que en comparación con mujeres en condiciones similares que no recibían hormonoterapia de restitución, las que recibieron estrógenos solamente tenían un 60% mayor de riesgo de desarrollar cáncer de ovario.

Te puede interesar