Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Israel: un argentino entre las víctimas

David Diego Ladovsky fue uno de los siete muertos que dejó un atentado en la cafetería de la Universidad Hebrea; 80 heridos

Jueves 01 de agosto de 2002

JERUSALEN.- Por lo menos siete personas murieron y unas 80 resultaron heridas ayer cuando una poderosa bomba estalló en la cafetería de la Universidad Hebrea de esta ciudad. El atentado se cobró la vida de David Diego Ladovsky, un argentino de 29 años, que asistía al último día de sus estudios de Administración Pública en ese establecimiento. El atentado fue reivindicado por el grupo Hamas, que lo consideró una respuesta a la muerte, en un bombardeo israelí, de su líder militar, hace diez días.

La bomba fue ocultada en una bolsa y colocada en una mesa en el centro de la cafetería, dijo la policía. "No fue un atacante suicida", dijo la vocero policial Sigal Toledo. La detonación derribó parte del techo e hizo estallar las ventanas.

Ladovsky partió para Israel en 1992 luego de finalizar el secundario en la Argentina. Actualmente trabajaba para la cancillería israelí y había ingresado en la Universidad Hebrea para realizar un máster, que finalizó ayer con la entrega de un trabajo práctico. En diez días iba a viajar a su nuevo destino: la embajada israelí en Perú, según informaron fuentes de Radio Jai en Buenos Aires.

"David era un joven brillante. Desde chiquito fue un tesoro", dijo a LA NACION su tío, Bernardo Ladovsky, quien reside en Buenos Aires. Notoriamente conmocionado, a pocos minutos de recibir la noticia de la tragedia, Ladovsky comentó que su sobrino "hizo el servicio militar, estuvo en el ejército y luego se inclinó por la diplomacia. Estaba muy contento con la posibilidad de trabajar en Perú por tres o cuatro años", añadió.

Ladovsky, nacionalizado israelí, ingresó en la cancillería hace dos años. "Diego veía el Ministerio de Relaciones Exteriores como una misión", señaló al diario Haaretz un veterano diplomático, Victor Harel. "Para él, era la realización del sionismo... Tenía el potencial para ser un diplomático de primera clase", añadió.

Además del argentino, otros estudiantes extranjeros murieron en el atentado. En rigor, fuentes médicas israelíes dijeron que la mayoría de los siete muertos serían extranjeros. Tres de ellos, de nacionalidad estadounidense, y otro, francés, entre los que ya fueron identificados.

Se trata del segundo atentado con explosivos en dos días en Jerusalén luego de que el grupo islámico Hamas prometió vengar un ataque israelí con misiles en Gaza que provocó la muerte de Saleh Shehade, uno de los líderes de esa organización, que aseguró que Israel "beberá veneno de la misma taza que beben los palestinos".

"Este ataque va contra todos los valores humanos y morales de nuestro pueblo", dijo Yasser Arafat en un comunicado por el que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) condenó el hecho. Por su parte, el gabinete de Seguridad del premier israelí, Ariel Sharon, se reunió luego del atentado y decidió que el país respondería en unas horas, dijo Radio Israel. Israel había intentado prevenir los atentados terroristas luego de que grupos extremistas palestinos advirtieron que responderían al ataque del ejército israelí en Gaza donde murieron nueve niños palestinos.

Un día de exámenes

La explosión ocurrió a la hora del almuerzo en el Centro de Estudiantes Internacionales Frank Sinatra. Ayer no había clases en la Universidad, pero la comunidad estudiantil -integrada por judíos, árabes y extranjeros- se encontraba en exámenes. Varios testigos dijeron que la cafetería estaba llena cuando se produjo la explosión.

La Universidad Hebrea se ha erigido como un enclave de tolerancia entre árabes y judíos durante los casi dos años de combates en Medio Oriente. Alastair Goldrein, de 19 años, originario de Liverpool, Inglaterra, dijo que la cafetería era un lugar de convivencia donde los estudiantes judíos, árabes y extranjeros se mezclaban libremente.

"Me dirigía a comer. Entonces ocurrió una explosión enorme. Todo se sacudió y luego siguió un silencio sepulcral", dijo Goldrein. "Corrí hacia el interior. Había personas lamentándose en el piso, cubiertas de sangre. Escenas indescriptibles", remató.

Más de 80 años de historia

JERUSALEN (ANSA).- Fundada en 1918 e inaugurada en 1925, la Universidad Hebrea de Jerusalén es la mayor de Israel y goza de particular prestigio por la excelencia de sus estudios, sobre todo en facultades como las de matemática, física y estudios hebreos.

A lo largo de su historia, la universidad contó con el apoyo de importantes figuras del mundo académico, tales como Albert Einstein y Chaim Weizman, primer presidente del Estado judío.

Después del primer conflicto árabe-israelí, de 1948, la institución fue obligada a trasladarse provisionalmente a otros sitios de la ciudad como consecuencia de la conquista jordana de la parte este de Jerusalén.

Hasta 1967, cuando el sector fue recuperado por Israel en la llamada "guerra de los seis días", el enclave de la universidad del Monte Scopus -a 800 metros de altitud- gozó de la protección de las Naciones Unidas y de un grupo de policías israelíes que se relevaban cada dos semanas.

Las facultades volvieron a funcionar normalmente a partir de 1969, una vez que los edificios fueron restaurados. Actualmente, la institución tiene 23 mil estudiantes y cuatro campus, además de un hospital.

Agencias AP, Reuters y EFE

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.