Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Turismo Nacional

Tanoni, un gran campeón

Deportiva

El malogrado piloto santafecino se coronó post mórtem en la Clase 3; Vuyovich, en la 2

Por   | LA NACION

Las sensaciones se entremezclaban. Los sentimientos también. "Es un día muy feliz y, a la vez, muy triste", dijo alguien. No le faltaba razón. En lo más alto del podio, Hernán Bradás enjugaba lágrimas que no pretendía ocultar. Desde las tribunas del autódromo Oscar Alfredo Gálvez bajaban calurosos aplausos.

Walter Tanoni, piloto de Bombal, Santa Fe, fallecido el 22 de setiembre último a los 31 años, acababa de consagrarse campeón post mórtem de la Clase 3 del Turismo Nacional. Ni Oscar Cachi Canela ni Daniel Stambul, los únicos que llegaron a la última fecha con posibilidades de superarlo en el certamen, sumaron puntos.

Entonces, la celebraciónfue atípica y dejó una sensación de vacío: el hombre que debía ceñirse la corona no estaba y nadie podía reemplazarlo. A veces, el automovilismo, o la vida, ofrecen estas paradojas.

Que Tanoni podía ser campeón empezó a presentirse desde temprano, cuando en las series matinales se rompió el cable del acelerador en el Ford de Stambul y Canela consiguió un desdibujado 26º lugar para la final.

El equipo del infortunado piloto hizo el resto: puso en pista el mismo auto que conducía Walter, esta vez en las manos de Bradás, y el hombre no les falló. Consiguió una victoria que no admitió objeciones en su debut en la categoría.

Un poco más atrás, Omar Tanoni (hermano de Walter) luchaba en el segundo pelotón con otro Escort, empecinado en cumplir el objetivo que se trazó desde aquel fatídico día: llevar el título a Bombal.

Y si bien todo se definió cuando Canela entró en los boxes tras un toque con Ariel Divito, Omar siguió creciendo y se convirtió en una de las figuras del día. Llegó hasta el quinto lugar y sus colaboradores le ofrendaron el simbólico número 1, como homenaje a su hermano.

Entre lágrimas y puños crispados para celebrar, llegó el final. Y como se leía en las remeras de los mecánicos de Bradás y de Tanoni, "Bombal ya tiene su campeón".

  • Festejó Vuyovich. Pese a que estuvo ausente en dos de las doce pruebas, el salteño Nicolás Vuyovich se quedó con el título de la Clase 2. Ayer se mantuvo cuarto durante casi toda la competencia y, en el final, aprovechó un pequeño decuido de Javier Romera (VW) y saltó al tercer puesto. Con eso le bastó para llevarse el número 1, aunque el porteño Claudio Bisceglia, su rival directo, se llevó la carrera.
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYReforma del Código PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini