Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La desocupación, con efectos dispares entre las ciudades

Optimismo oficial:se crearon 313.000 puestos de trabajo desde mayo hasta hoy

SEGUIR
LA NACION
Viernes 15 de diciembre de 2000

Los problemas de trabajo golpean con intensidad dispar en la geografía nacional. Mientras algunas ciudades ofrecen realidades casi dramáticas -como Mar del Plata, donde la tasa de desocupación llega al 20,8%, otros centros urbanos logran subsistir como pueden, a pesar de la crisis. Río Gallegos, por caso, un conglomerado de empleo público intenso, sufre apenas un 1,9 por ciento.

Tal como había anticipado La Nación ayer, la medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) correspondiente a octubre reveló que en la Argentina la desocupación afecta al 14,7% de la población en condiciones de trabajar, lo que indica que existen más de dos millones de personas sin ninguna actividad.

Empleos nuevos

El informe del Indec, que revela un alza respecto del 13,8% registrado hace un año, y una baja si se lo compara con el 15,4% que fijó la última medición, en mayo, mostró también un dato positivo que levantó ayer algunas tenues sonrisas en la Alianza:desde mayo hasta hoy se crearon unos 313.000 empleos, cifra que se reduce a 259.000 si se excluyen de la cuenta los planes de empleo público nacionales.

Según explicó el secretario de Programación Económica, Miguel Bein, el 80% de esos trabajos pertenece al sector del comercio y, el resto, a los restaurantes y hoteles, a la salud y, en una mínima proporción, a la administración pública.

¿Cómo se explica que, en una economía que prácticamente no ha crecido, se hayan generado actividades nuevas? SegúnBein, "en realidad, no es empleo de demasiada calidad. Probablemente, en esa generación hay mucho trabajo informal (en negro). Porque, de lo contrario, subiría la recaudación, y no fue así. Pero la noticia no deja de ser sorprendente".

De cualquier manera, la exclusión laboral continúa como el gran problema por resolver. Según la Secretaría de Programación Económica -que realiza un cálculo con una metodología distinta del Indec-, el país tiene unas 2.027.000 personas sin empleo, que se suman a los 2.061.000 que trabajan menos de lo que quisieran (subocupados). Desde octubre hasta hoy, unos 194.000 argentinos perdieron su trabajo. Así, si se suman todos los indicadores, hay por estos días más de cuatro millones de personas que tienen problemas de empleo en el país.

En porcentajes, tal lo anticipado por La Nación , la desocupación alcanza el 16,5% en los partidos del conurbano bonaerense;el 10,4% en la Capital Federal;el 18,4% en San Miguel de Tucumán; el 17,9% en Concordia;el 17 por ciento en Bahía Blanca y el 16,7 por ciento en Corrientes (ver infografía).

Pueden citarse, como llamativo contrapunto de la crisis, los dos centros urbanos referidos en el comienzo.Mar del Plata, en donde el desempleo creció del 14,6% al 20,8% en seis meses, y Río Gallegos, uno de los pocos centros que -junto con Córdoba, gozó de un descenso en un año: del 3,6 al 1,9 por ciento.

La ciudad sureña, una combinación de regalías petroleras y empleo estatal, es un caso atípico en el mercado laboral argentino. Su tasa de desempleo (1,9%) y subempleo (6,7%) equivale a menos de la tercera parte de la desocupación total en el nivel nacional.

¿Cuáles fueron las ciudades donde más aumentó el problema respecto de octubre de 1999? Por orden: La Rioja (68,1%), San Luis (49,2%), Mendoza (47,1%) y la provincia de Buenos Aires (41,5%).

Lo que no se modificó fue la tasa de gente que busca o tiene trabajo. Este indicador se denomina tasa de actividad (PEA) y quedó en el mismo nivel que en 1999 en todo el país:42,7 por ciento.

Por último, se incrementaron los subocupados, que alcanzan ahora el 14,6%, un leve ascenso respecto del 14,3% fijado hace doce meses.

Ayer, desde todos los sectores del Gobierno se intentó ver las cifras como un repunte respecto de mayo, y un logro de la gestión de Fernando de la Rúa. La propia ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, convocó a una conferencia de prensa en la sede de la cartera laboral para informar los datos.

"La economía no sólo no está destruyendo puestos de trabajo sino que los está creando -dijo la ministra-. Durante la década del 90, el país crecía a un ritmo del 8%, al igual que la desocupación. En cambio, ahora, el país crecerá apenas el 0,2%, pero el desempleo descendió. Esto indica que se está revirtiendo la tendencia."

Te puede interesar