Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Temporada de Córdoba: la serranía ofrece tranquilidad, pero también deportes

Parajes solitarios y rincones de ensueño en un clima ideal

Información general

El encanto de los paisajes mediterráneos

CORDOBA.- Las sierras cordobesas han dejado de ser exclusivamente un remanso de paz. El silencio de las montañas y el rumor relajante de los ríos, que caracterizaron por décadas a este destino turístico, ahora se combinan con múltiples alternativas deportivas para poner el cuerpo en movimiento y disfrutar el paisaje de otra manera.

Incluso en las tradicionales localidades de Punilla, la región turística por excelencia, las sierras han enriquecido su fisonomía.

Ese valle se ha convertido en un sendero interminable y, bajo sol o con lluvia, "salir a caminar" puede constituir una experiencia muy gratificante, sin importar la edad del caminante.

En las reconocidas ciudades de La Falda y La Cumbre se puede acceder a paquetes que ofrecen diversas propuestas, que abarcan desde un suave senderismo por caminos serranos hasta escaladas guiadas en la montaña, con mayor o menor nivel de riesgo y esfuerzo.

A su vez, cada una de esas ciudades tiene atractivos suficientes para ofrecer un paseo de a pie muy reconfortante.

Los más de cien años que lleva La Falda como referente turístico nacional hacen de sus calles un recorrido imperdible por la diversidad de estilos y modelos de viviendas familiares, castillos, hoteles, iglesias, capillas y espacios públicos refuncionalizados.

Su mayor símbolo ha sido el otrora fastuoso Hotel Edén, donde se hospedaron los más célebres exponentes del mundo de la política y el arte, a principios del siglo XX, ahora convertido en museo y con visitas guiadas que rememorarán una época inolvidable para muchos nostálgicos.

Si la idea es poner el cuerpo en acción y dejar la mente volar, lo ideal es refugiarse en los alrededores de Capilla del Monte, con parajes hermosos y alejados de la gente y rincones místicos que atraen a los cultores del espíritu.

Con ropa cómoda y calzado apropiado es posible trepar los senderos del parque autóctono de Los Terrones, donde el viento ha moldeado, a través de los siglos, rocas y areniscas con las más diversas y extrañas formas esculturales.

Lo místico y lo secreto

El desafío es mucho mayor cuando el destino elegido es la cumbre del cerro Uritorco, el más alto de las Sierras Chicas. Aunque no hay acuerdo sobre el origen de los mitos que circulan a su alrededor (presencia de seres extraterrestres, elfos o habitantes del centro de la Tierra), lo cierto y comprobado es que llegar a la cima es una experiencia única.

Incluso los que decidan hacer pie en la urbanizada Villa Carlos Paz pueden trasladarse a otros parajes casi vírgenes, como Tanti, que ofrece un entorno natural excelente para recorrer de a pie o a caballo (el alquiler de equinos cuesta $ 10 la hora), transparentes arroyos serranos y varios saltos de agua, como el imponente Los Chorrillos.

Para generar aún más adrenalina, el paseo recomendado es llegar hasta el mirador de Cuchi Corral (a 9 kilómetros de La Cumbre) y de allí, al cielo. El mirador es un balcón natural sobre el valle del río Pintos y es la rampa más conocida de la provincia para el lanzamiento en aladelta o en parapente (el vuelo de bautismo con instructor y ascenso en cuatriciclo cuesta $ 60). A todas estas propuestas se les suman las travesías en 4x4 con paquetes completos, que incluyen asado de montaña, tours ecológicos y escaladas a empinados cerros (hasta seis personas $ 260). .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsMagaly HermidaConflicto en Medio OrienteAmado Boudou