Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Carrió dijo que "un fraude es previsible" en la próxima elección

Llamó a construir una alternativa al PJ Disertó en un seminario sobre gobernabilidad alternativa Criticó a Duhalde y a De la Rúa Se quejó de la política clientelista que "toma a las personas como rehenes" del sistema

Sábado 15 de febrero de 2003
SEGUIR
LA NACION

La candidata presidencial de Afirmación por una República Igualitaria (ARI), Elisa Carrió, afirmó ayer que es "previsible un fraude" en las elecciones del 27 de abril próximo y llamó a "construir una gobernabilidad alternativa" al justicialismo.

La postulante sostuvo que "es previsible un fraude y es imprescindible la transparencia" en los comicios, y apoyó la iniciativa de varios partidos políticos, entre ellos ARI, para organizar una red de fiscales electorales que controlen la votación.

"Es una mentira que sólo podemos ser gobernados por mafiosos, ellos gobiernan para la injusticia y el saqueo", increpó Carrió, que dedicó un importante tramo de su discurso a negar la supuesta creencia de que "la gente de principios no tiene decisión", y viceversa.

La candidata, convocada para cerrar el seminario "Por una gobernabilidad alternativa", organizado por su partido, disertó sobre el tema ante unos 350 concurrentes, en su mayoría simpatizantes de su agrupación.

Al encuentro, realizado en el Colegio Nacional Carlos Pellegrini, concurrieron cerca de 350 personas de todas las edades, entre ellas casi todos los legisladores de ARI. Además de Carrió disertaron la titular de Ctera, Martha Maffei, el politólogo José Nun, el periodista Mario Wainfeld y el coordinador del Plan Fénix y rector de esa casa de estudios, Abraham Gak.

"Un gobierno alternativo tiene que ver con la reconstrucción de la autoridad pública, pero no tiene autoridad quien tiene el poder, sino quien tiene testimonio y moral", dijo la candidata, que citó como ejemplos a la hermana Marta Pelloni, a Maffei y a las Madres de Plaza de Mayo.

"Duhalde (Eduardo) tiene poder, pero nadie puede decir que tenga autoridad. Pobre, él quiere tener autoridad, pero nunca la va a tener", opinó la líder de ARI, que también insistió en su crítica al ministro de Economía, Roberto Lavagna, por el acuerdo firmado con el Fondo Monetario.

Carrió dedicó varios comentarios sarcásticos a Fernando de la Rúa, ante risas y aplausos de los presentes. "Fue un accidente nefasto de la historia", sostuvo, y criticó a los que llamó "tecnócratas de apariencia", entre los que señaló al ex ministro de Economía Roque Fernández, "de una ignorancia feroz", opinó.

Además, deslizó un reproche al gobernador santafecino, Carlos Reutemann, que decidió no presentarse como candidato presidencial. "Si yo hubiera tenido diverticulitis hubiera sido bárbaro; preservás el 60% de imagen positiva y listo", ironizó sobre la enfermedad del ex piloto de F1.

Carrió se preguntó por qué "ganan los que tienen el aparato estatal" y lo atribuyó a las "políticas sociales focalizadas, que toman a las personas como rehenes". Por eso pidió "independizar a las personas de la política" y crear programas sociales universales.

Madres y ciudadanas

También propuso, mediante su proyecto Ingreso Ciudadano para la Niñez, que cada madre pueda cobrar un seguro por su hijo y obtener una cédula familiar para recibir beneficios de ahorro y salud, entre otros.

"Esa madre dejó de ser una subordinada a la política para ser una ciudadana", sostuvo.

Además, destacó que su partido no tiene pretensiones de ganar las elecciones "sólo para ocupar el sillón de Rivadavia. La gran pregunta no es quién gana ni quién tiene la gobernabilidad asegurada, sino asegurar que es posible un gobierno con principios y acciones como el de Sarmiento (Domingo), Alem (Leandro) o Evita".

Rechazó también la reestatización de servicios públicos y dijo que es partidaria de una revisión de contratos. "En caso de caducidad, (la empresa) puede volver al Estado o a otras privadas", señaló.

La candidata, que había planteado el doble desafío de ARI de ser oposición pero a la vez disputar y ganar la presidencia de la Nación, cerró el encuentro con una advertencia a sus seguidores. "La pelea es mafiosa, van a decir barbaridades, van a intentar que no pasemos a la segunda vuelta", dijo Carrió, pero llamó a mantener la calma en esos momentos porque "podrán con nuestra apariencia, pero nunca con nuestra conciencia", dijo entre aplausos.

Te puede interesar