Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El perro y uno

Sobre las costumbres caninas

En Casa

Por Eduardo Tarnassi
Para LA NACION

-¡Mamá, mamá! ¿Por qué Pelusa levantó la pata?

-Porque quiere hacer pis Miguelito.

-¡Mamá, mamá! ¿Por qué Pelusa está moviendo la cola?

-Porque está contento Miguelito.

-¡Mamá, mamá! ¿Por qué Pelusa le huele la cola a ese perro feo?

-Miguelito, haceme el favor, andá a jugar al arenero.

Pobre mujer, miró al cielo suplicante, bajó la vista y siguió paseando al perro.

Como lo relatado ocurre muy seguido (¡y vaya si lo saben nuestras lectoras!), les proveeremos de una serie de respuestas de ocasión para que salgan del paso.

Los perros mueven la cola por dos razones: a) para expresar excitación; b) para esparcir los olores de unas glándulas que tienen debajo de ella cuyo aroma, imperceptible para el hombre, revela su estado de ánimo en ese momento.

Por eso, los perros se huelen el trasero, por la misma razón hay perros que meten la cola entre las patas con el fin de evitar que tales glándulas delaten su temor.

Los perros son animales territoriales y ese es el motivo por el que orinan árboles y paredes. El olor que dejan en esos lugares es un mensaje para los que vienen detrás. En las ciudades esto tiene poco valor ya que en un mismo territorio viven muchos ejemplares que nada tienen que ver entre sí como ocurriría con una jauría.

El inquisitivo Miguelito podría preguntar por qué Pelusa se pone panza arriba. Puede hacerlo para rascarse la espalda, pero en idioma perruno es una señal de sumisión. Cuando nuestro perro se enfrenta a otro al que considera superior probablemente adopte esta postura.

Otro interrogante frecuente es por qué estos carnívoros comen pasto. Digamos que al respecto hay dos teorías. La primera señala que del vegetal toman el ácido fólico que necesitan como complemento de su dieta. La restante indica que el pasto actúa como vomitivo y que el perro lo come cuando tiene problemas digestivos.

Por último, si Miguelito se pone muy pesado, díganle:

-Llamá a LA NACION, querido. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAmado Boudou procesadoArgentina en defaultConflicto en Medio OrienteTorneo Primera División