Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Todo lo que viene "Después del mar"

La autora y actriz adaptó la obra dramática al telefilm, con dirección de Adrián Caetano

Sábado 15 de marzo de 2003

"Lo que se hereda no se...", y Victoria Carreras no podía ser la excepción.

Descendiente en quinta generación de una familia de artistas, realizadores y productores, tenía un destino señalado que le indicó su camino al escenario, sin sospechar que, posteriormente, sus pasos la iban a llevar a la pantalla.

Independiente, artísticamente hablando, de Enrique Carreras y Mercedes Carreras, sus padres, Victoria empezó a forjar una carrera que se fue consolidando con la prepotencia de trabajo y la perseverancia de los que creen que el esfuerzo, a corto o largo plazo, brinda sus frutos.

"Nos levantábamos a las 4.30, rodábamos de 5.30 a 11; descansábamos y seguíamos de 17 a 22", cuenta Carreras
"Nos levantábamos a las 4.30, rodábamos de 5.30 a 11; descansábamos y seguíamos de 17 a 22", cuenta Carreras. Foto: Silvana Vallejos

Títulos como "Teléfono medido", de Beto Gianola: "Las de Barranco", de Laferrére; "Esperando la carroza", de Lansgner; "Cyrano de Bergerac", de Rostand, "Hombre y superhombre", de Bernard Shaw, y "Freno de mano", de Víctor Winer, entre otros títulos, integran su trayectoria escénica.

Uno de ellos, "Después del mar", marcó un hito en su carrera. Estrenada en Mar del Plata con la dirección de Miguel Guerberof, reveló una faceta que ya se había anticipado tibiamente: la autoría. Escrita en colaboración con Roberto Gispert, su trama interesó a Adrián Caetano, que acaba de traducirla en imágenes, en un telefilm con el sistema de alta definición.

"Nos juntamos con el propósito de presentarnos en un concurso de telefilms que había organizado el Incaa (Instituto Nacional de Artes Audiovisuales). La energía que se empezó a movilizar fue tan fuerte, cosa común cuando nos juntamos con Facundo Ramírez (coprotagonista de "Después del mar") y Gispert, que nos agarró una prepotencia de trabajo que hizo que el proyecto siguiera su camino más allá de ganar o no ganar el concurso, que de hecho no ganamos. Pero, nos dimos cuenta que "Después del mar" era una historia para ser contada cinematográficamente. Le llevamos la propuesta a Caetano, le leí el guión y dijo: "La hacemos"."

El guión preliminar también fue realizado por Victoria Carreras, en un avance más en el camino autoral.

"Era una primera instancia -explica la actriz-autora-. El abordaje del guión literario y el ensemble con el técnico fue un trabajo que se terminó de cerrar en la Patagonia (lugar de la filmación) porque la naturaleza muchas veces modificaba la visión."

La Península Valdez fue el ámbito seleccionado para acompañar la historia de los dos protagonistas (Victoria Carreras y Facundo Ramírez, también responsable del tema musical) inmersos en el drama de ser los dos únicos sobrevivientes del fin del mundo.

"Rodamos en un campo de Matías Romero Zapiola, un amigo que apoya el nuevo cine argentino y las fuerzas creativas y nos prestó el campo que incluye una playa que prácticamente no fue pisada por el hombre, de difícil acceso. Fue toda una aventura en la que nos embarcamos 18 personas y estuvimos 11 días trabajando en horarios muy raros. Una de las cosas que Adrián quiso experimentar fue filmar en "noche americana"; es decir nos levantábamos a las 4 y media de la mañana,rodábamos de 5 y media a 11, volvíamos, almorzábamos y descansábamos, y a las 5 de la tarde seguíamos hasta la 10 de la noche.

-¿Cuándo se estrenará el telefilm?

-En ese sentido somos rarísimos para trabajar esto. El telefilm está en posproducción y Caetano la está editando. Queremos terminarlo y, como los telefilms siguen determinados caminos, hay que elegir en qué circuitos lo queremos mostrar. Tenemos una invitación para participar, en abril, en el Festival de Cine Independiente. Lo más seguro es que esté incluida en la sección "work in progress".... ¡Por qué tenemos que decirlo todo en inglés! En la sección "trabajo en progreso". Pero, vamos con nuestras reglas de juego: se va a estrenar cuando esté terminado. Hoy, un producto de Adrián se vende en cualquier momento. Lo que nosotros queremos elegir es el mejor camino para el producto y además nos damos el lujo, y también se lo debemos a Marie-Théréseida -coproductora del telefilm-, que es una persona que nos apoya muchísimo y está ligada a la cultura nacional. Ella nos dice que no nos apuremos, que no somos una fábrica de hacer telefilms, que no hay que medir un rating, que no hay que ganar la palma de no sé qué. Queremos que Adrián tenga ese espacio para terminar las cosas sin apuro y lo mismo sucedió durante el rodaje. Tenemos nueve horas grabadas y lo mínimo que tiene que tener son 48 minutos. No sé en cuánto la va a dejar Adrián.

-¿Cuál es la ventaja de grabar en alta definición?

-No se ha grabado casi nada en la Argentina con este sistema. Es más que el digital y un pasito antes que el fílmico. La calidad que se va a ver en pantalla es la del celuloide. Es una ventaja para los costos.

-¿Quiénes son los audaces que la produjeron?

-Roberto Gispert, Facundo Ramírez y yo, que somos el trío gestor, y Marie-Thérése Arida, de Nueva York. Esto va más allá de este telefilm porque en realidad lo que se fundó es una productora, Arida Productions. La idea es, si todo prospera como hasta ahora, tener dos telefilms más.

-¿Cuál es el costo final?

-Los números no está cerrados hasta que se termine la posproducción, pero estimamos que serán aproximadamente 70.000 dólares. Para cine es un bajísimo presupuesto, pero para nosotros fue muy fuerte porque yo estaba comprometida desde el guión hasta la interpretación.

-¿Se puede llevar al cine?

-No, creo que es un producto para TV y vamos a ser fieles a eso. El material da, pero en realidad nos propusimos hacer un telefilm.

-¿Qué pasa con tu producción autoral?

-No estoy escribiendo nada.Este telefilm es mucho trabajo y riesgo. La verdad, paradójicamente a lo que está sucediendo, al grupo nos tocó un tiempo de cosecha.

-¿Volvés a actuar?

-Fui convocada por el Teatro San Martín para hacer "El grito pelado", de Oscar Viale, en versión musical. Dirige Hugo Midón, con el que realizo un entrenamiento fortísimo, porque canto y bailo. Son muchas horas de trabajo, pero tenemos que estrenar el 23 de abril, un día antes de mi cumpleaños. Además de esto estoy trabajando en la Secretaría de Prensa de Actores, atiendo mi casa y a mi hija, que ya comenzó las clases.

Con elogios de los críticos

Estrenada en Mar del Plata, en la temporada veraniega de 2001, la pieza obtuvo el elogio de la crítica. Luego se presentó en Buenos Aires y ahora se llevó la obra a un telefilm dirigido por Adrián Caetano.

La historia presenta al mar implacable que avanza sobre las ciudades arrasando todo lo que encuentra a su paso. La destrucción sistemática del ecosistema ofrece más de una posibilidad de devastación. Calmada en su furia, el agua deja ver un piano encallado en la arena que carga sobre su gran cuerpo a dos sobrevivientes: él, un escritor; ella, una prostituta, representantes de dos formas de vida, dos culturas, dos pensamientos, dos esperanzas.

Más allá del instinto de conservación, la relación lentamente va tomando otro giro para mostrarlos despojados y desnudos en sus afectos, sensibilizados en sus sentimientos y necesitados de esa esperanza que podría encontrarse en el amor.

Susana Freire

Te puede interesar