Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Entrevista con el cineasta catalán

Cómo hacer un buen documental

Espectáculos

José Luis Guerín dará hoy una clase magistral

 
 

La revalorización mundial del documental como arte cinematográfico es fácilmente palpable en Buenos Aires a través de un importante surtido de películas que se exhiben en el festival de cine en muy diversas secciones. Para acompañar ese renovado interés de espectadores y jóvenes realizadores llegó al país el cineasta catalán José Luis Guerín (realizador de la premiada "En construcción" y de "Tren de sombras"), que dictará en forma gratuita (hoy, a las 18, en el Hoyts del Abasto) una clase magistral sobre la noción del retrato cinematográfico.

Guerín sonríe con una amable timidez. Dice que no le gusta dictar cátedra, sino que prefiere entender esa clase magistral como un lugar de encuentro. "Como en el cine, me aburriría mucho partir de un guión absolutamente cerrado. Prefiero dar lugar a la digresión. Además no sé cuál será el perfil de los asistentes. Así que ya veremos", agrega el director de "En construcción". Esa valiosa creación documental que retrata la destrucción del barrio Chino de Barcelona para la edificación de un moderno complejo de viviendas se estrenará comercialmente en la Argentina el 22 de mayo.

-Con su película "En construcción" consiguió admiradores en muchos países. ¿Qué relación establece con el espectador?

-Creo que ése es un problema central del cine o del cineasta. ¿Qué pacto se establece con ellos? ¿Qué distancia utilizás con él? ¿Hasta qué punto una película debe señalar las cosas? ¿Hasta qué punto estás invadiendo un terreno que no debes invadir porque es del espectador? ¿Con qué recursos proceder para que el espectador devenga un poco correalizador?

-Su clase girará alrededor de la noción del retrato cinematográfico. ¿Cómo lo entiende usted?

-Hablaré de ciertas estrategias de algunos realizadores para extraer el momento revelador de la persona que tienen enfrente, tanto si es actor como si no lo es, si es ficción o documental. En "En construcción" llevé esa idea al extremo más radical, a la ausencia absoluta de guión. Con alumnos que formaron parte de la película estuvimos un año sin rodar, sólo para conocer esa realidad. Hablábamos con la gente, veíamos películas sobre, por ejemplo, cómo filma el mundo del trabajo Murnau o cómo se enfrenta a un barrio Jacques Tati. Como decía Truffaut, un cineasta debería "tout savoir". Hasta que empezamos a alternar rodaje con montaje. Esas fases de montaje nos permitían reflexionar sobre la estructura que iba a crear y nos encauzaba en el modo de proceder en el siguiente rodaje. Yo no quería saber qué película iba a hacer, sino descubrirla en su propio proceso; una actitud que suelo proponerles a mis alumnos.

-¿Cómo maneja la idea de llegar a un lugar sabiéndolo todo, como decía Truffaut, y esa mirada inocente, sin prejuicios, que también es necesario llevar?

-Creo que ésa es la actitud idónea para enfrentarse al cine: que coexistan ambas posturas. Primero debes tener ese impulso de saberlo todo y después presentarte al rodaje con esa inocencia primigenia. Hay una especie de estandarización que anula la percepción de saber descubrir lo revelador, lo singular. Por eso me gusta asociar las películas al viaje. Yo he rodado "En construcción" en Barcelona porque me la pidieron, pero las otras las he rodado siempre fuera. Me parece que la mirada del viajero es mucho más sensible. Hay cosas que en tu propia calle no puedes ver porque la cotidianidad se convierte en una suerte de alienación.

-¿A qué responde esta revalorización del documental?

-La importancia que se le está dando al documental tiene que ver con el callejón sin salida que vive el cine de ficción. En su modalidad de consumo, el cine de ficción ha llegado a un extremo de reproducción de arquetipos narrativos agotador. Frente a esa fatiga, abrir un poco las ventanas a la realidad puede ser una posibilidad para el cine.

-¿Qué piensa sobre el aceitado vínculo entre ficción y documental en ambos terrenos?

-En el clasicismo, documental y ficción han vivido casi como compartimientos estancos. Y así como el cine de ficción descubre también los legados del cine documental, yo creo que los documentales más interesantes son aquellos que toman conciencia de la gran sabiduría narrativa que contiene el gran cine de ficción. Inversamente, hay películas de ficción que se alimentan de postulados que antes parecían sólo propios del documental, donde se inscribiría Maurice Pialat, Abbas Kiarostami. Pero cuidado que no soy ningún abanderado del documental. Creo que los buenos, son excepcionales, pero son la singularidad, lo más raro. Lo que es habitual son los documentales malísimos, aburridísimos o sensacionalistas.

-Si bien muchos documentales hoy se producen y exhiben gracias a la televisión, este medio ha ayudado a reducirlo a sólo una de sus expresiones posibles, el reportaje.

-Se ha producido una asociación tan perversa y reduccionista al pensar el documental como reportaje televisivo que verdaderamente es nulo como cine, porque no se piensa como tal. En realidad, el documental no es un género, sino un espacio con la forma de un cajón de sastre donde todo lo incatalogable se llama documental. Si estableciéramos un símil con la literatura veríamos que ciertas novelas de ficción tendrían su equivalente en algunas películas de ficción. Pero entonces, ¿qué pasa con el resto de las modalidades literarias? De la noticia periodística hasta el panfleto político, el texto didáctico, el libro de cocina, de viajes, las memorias, los libros de documentos históricos, los relatos epistolares, los libros de arte, de poesía, etcétera: todo eso en el cine se llama documental. ¿Cómo designar de la misma manera a imágenes del Holocausto con un retrato de Chris Marker?

Agenda

  • 12: Apenas un delincuente (Hugo Fregonese - Argentina) Malba
  • 13.15: Una noche (Rafael Filippelli -Argentina) y Cantata de las cosas solas (Willy Behnisch - Argentina) Hoyts 7
  • 14: Rana’s Wedding (Hany Abu Asad - Palestina) Hoyts 8
  • 14: Crónica de una desaparición (Elia Suleiman - Palestina) Lorca
  • 14: El habilitado (Jorge Cedrón - Argentina) Malba
  • 15.30: Derrida (Kofman/Dick - EE.UU.) Hoyts 10
  • 16.30: Jimmy Scott: If I Only Knew (Mattew Buzzell -EE.UU.) Hoyts 8
  • 17.15: Y la luz se hizo (Otar Iosseliani -Francia) Hoyts 9
  • 17.30: Madame Sata ( Karim Ainouz - Brasil) Hoyts 9
  • 18.30: Martha Argerich-Conversation nocturne (Georges Gachot - Francia) Hoyts 8
  • 19.45: Sept jours ailleurs (Marin Karmitz - Francia) Hoyts 6
  • 22: India ( Roberto Rossellini- Italia) Malba 9
  • 23.15: Polígono Sur (Dominique Abel -España) Hoyts 12
  • 1: 24 Hour Party People (Michael Winterbotton -Reino Unido) Hoyts 11
Lorena García
TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015