Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El guitarrista de todos

Fernando Kabusacki editó su segundo disco solista.

Viernes 11 de febrero de 2000

A los 34 años, Fernando Kabusacki es uno de los guitarristas más eclécticos de la escena local. Ha tocado tanto con Charly García y Javier Calamaro como con Liliana Herrero, Hermeto Pascoal o Juan Carlos "Mono" Fontana. Desde 1992, su banda oficial es el trío Los Gauchos Alemanes, pero, durante los mismos años, grabó y se sumó a conciertos de más de una docena de artistas. Entonces, ese respeto ganado a fuerza de riffs y digitación certera resulta la causa más importante de "The Planet", su segundo álbum en solitario que acaba de editarse y que ahora intentará publicarlo en Gran Bretaña y España a través del sello discográfico de Robert Fripp, líder de King Crimson.

"No me interesa tener una carrera como solista -señala Kabusacki-. Este disco, al igual que el anterior, más que un álbum es una compilación de grabaciones hechas a lo largo del camino, tocando con un montón de gente." Así, la extensa lista de músicos que participaron en "The Planet", incluye a Pascoal, Charly García, Sergio Dawi y Damián Nisenson -2 Saxos2-, el Mono Fontana, Alejandro Franov, Miguel García -hijo de Charly-, Fernando Nalé, Fernando Samalea y Santiago Vázquez, entre varios otros.

"Me gusta tocar todo el tiempo"

La dificultad para reunir a Los Gauchos Alemanes -"los tres vivimos en distintos continentes"-, hizo que Kabusacki se integrara a la nueva banda de María Gabriela Epumer. "A mí me gusta tocar todo el tiempo -remarca-, siempre estar haciendo cosas." Y ese espíritu hiperkinético es el que lo llevó, el último año, a formar un trío junto a Samalea y Miguel García, que aún espera encontrar el momento adecuado para editar su trabajo.

"En el disco hay un tema que hicimos con ese proyecto -señala Kabusacki- y la idea es grabar un álbum a mediados de año en España. Creo que encontramos una química muy especial, una cosa muy justa. Una especie de trío exacto".

-¿Va a editar "The Planet" en Europa?

-Sí, no me interesa quedarme sólo con la Argentina. No quiero convertirme en una especie de héroe local, ni nada de eso. Porque el circuito acá es muy pequeño. Desde hace muchos años venimos haciendo algo con Los Gauchos Alemanes que a mí me interesa mucho: llevar la música a los lugares más remotos que se pueda. En Gran Bretaña a lo mejor Robert Fripp edite una compilación de mis dos discos solistas por su sello "Discipline".

-¿Qué tipo de relación tiene con Fripp?

-Principalmente como estudiante de guitarra. Además de respetarlo muchísimo, estudio en cursos de Guitar Craft desde 1989. El es mi instructor principal y tengo una relación de varios años. Con Los Gauchos nos apadrinó muchísimo y siempre nos lleva de gira. Existe como una resonancia, ésa es la palabra para definir nuestra relación con él.

-¿Y cómo lleva esto de estar todo el tiempo tocando con músicos referentes de distintos estilos?

-A veces es demasiado intenso. Preferiría poner esa intensidad en una sola cosa, pero por el momento no es posible. No me puedo dedicar full time a Los Gauchos Alemanes. Además, me gusta mucho tocar con cantantes, como Javier Calamaro, y ser el guitarrista de una banda. Si tengo que definirme de algún club, soy del rock. Lo que más escuché en mi vida es rock. Neil Young, The Clash, Television, Bowie, eso escucho todo el tiempo y el rock es donde más cómodo me siento. Poner el equipo muy fuerte y tocar con una guitarra distorsionada es lo que más me gusta. Es mi lugar. Lo que pasa es que aquí el rock tiene unos estereotipos de gente muy definida en las que yo soy bastante ajeno. Existe una especie de engaño con que lo de los Gauchos o lo de Fripp es un poco sofisticado. Esto no es así. Mis melodías son superdirectas y simples y por eso creo que mi lugar está dentro del rock.

Sebastián Ramos

Te puede interesar