Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Danza con sentido del humor

"Mendiolaza, un drama coreográfico" es la refrescante propuesta del grupo Krapp

Jueves 22 de mayo de 2003

Cuando en 2001 el grupo Krapp se dio a conocer con su espectáculo "¿No me besabas?", el público de danza quedó sorprendido ante la irrupción de una impronta humorística y corporal, con visos de una aparente desprolijidad desenfadada. Ahora, el equipo liderado por los cordobeses Luis Biasotto y Luciana Acuña consolida sus propuestas con "Mendiolaza, un drama coreográfico", una pieza presentada fugazmente en diciembre último en el Festival Buenos Aires Danza, patrocinado por el Gobierno de la Ciudad (en su oportunidad, fervorosamente elogiado en estas páginas) y que ahora se ha estrenado oficialmente en El Portón de Sánchez.

Mendiolaza es una localidad de Córdoba, que los Krapp usan como pretexto para situar la insólita acción de la obra: el ámbito escénico es el club social del pueblo. No hay anécdota sino una serie de unidades secuenciales que confrontan a personajes lugareños, los cuales tampoco observan un desarrollo o una continuidad, pero hay una temática recurrente que alude a los deseos, las frustraciones y los encuentros y desencuentros amorosos de una juventud provinciana sin horizontes. Uno de los módulos reiterativos propuestos en el marco de ese local (paredes secas, ventanucos altos, una cortina metálica bajada casi hasta el suelo y un segundo salón, al fondo, que se intuye como una disco) es el de las competencias: suena una chicharra y los intérpretes -dos mujeres y cuatro varones- se alinean contra una pared, salvo uno, con aire rockero, que marca pautas rítmicas mediante diversos instrumentos musicales.

Estas "competencias" desembocan en juegos de enfrentamiento físico, casi siempre pautados por una presunta violencia, elaborados coreográficamente con precisión admirable. La intensidad de un golpe se detiene antes de alcanzar el cuerpo del adversario, y las caídas se resuelven en acrobacia danzada.

La pieza fue presentada en diciembre último durante el festival organizado por la Ciudad
La pieza fue presentada en diciembre último durante el festival organizado por la Ciudad.

Violencia

La búsqueda expresiva que pasa por la violencia corporal no es nueva; Jerzy Grotowski y el Living Theater (sin olvidar al porteño Grupo Lobo, en el Di Tella) sentaron ciertos principios del teatro experimental de los años sesenta, y a cierta altura estas consignas se trasladaron también al campo de la danza. Krapp conjuga lo teatral con lo dancístico. Lo coreográfico y lo dramático se tiñen de un deliberado tono kitsch que reconoce raíces en el humor cordobés, especialmente a través del repertorio musical popular de las bailantas.

En las pequeñas tramas que se van sucediendo, es destacable la que se inicia con el dúo de las "lisiadas" (Luciana Acuña y la coautora de la coreografía, Agustina Sario); las chicas aparecen casi inmovilizadas por un corsé, cuellos ortopédicos, rodilleras y otros implementos de recuperación traumatológica, sobre el fondo de un gracioso cuarteto cordobés; se integran los restantes del grupo y ahí se arma un juego de saltos y caídas que parecen propios del cine mudo. Otra unidad de la pieza, que integra la música en vivo a las acciones físicas, roza el humor surrealista: por debajo de la cortina metálica semicerrada, arrastrándose por el piso boca arriba, surge un acordeonista (Fernando Tur, el versátil rockero) y en esa insólita posición ejecuta frases en su instrumento.

"Mendiolaza", en fin, revela el crecimiento de un grupo que lidera las experiencias "under" del medio dancístico-teatral local, con una disciplina que les permite transitar por distintos géneros con la misma eficacia. Sin renunciar nunca -eso sí- a la vocación de humor que los moviliza en su originalidad y su brío.

Para agendar

Mendiolaza, un drama coreográfico Por el grupo Krapp (Luciana Acuña, Gabriel Almendros, Luis Biasotto, Edgardo Castro, Agustina Sario y Fernando Tur). El Portón de Sánchez Sánchez de Bustamante 1034. Los viernes, a las 21.

Néstor Tirri

Te puede interesar