Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

CINE: dos actrices que van a hacer ruido

Mujeres que se tocan, se cruzan, se miran

Vía Libre

Carla Crespo y Verónica Hassan son dos de las mujeres que protagonizan Tan de repente, la opera prima de Diego Lerman que se estrenará el jueves próximo. El film tiene un mirada íntima y puramente femenina

Por   | LA NACION

Historia de chicas filmada por un hombre joven...Una obra extraña y magníficamente femenina. De esta manera Jean-Michel Frodon, de Le Monde, definió a Tan de repente, la ópera prima de Diego Lerman que pasó con éxito por diversos festivales internacionales y que se estrenará finalmente el próximo jueves.

En esa mirada femenina llena de contrastes, en un profundo blanco y negro como única estética posible, están sumergidas Carla Crespo y Verónica Hassan, Mao y Lenin, respectivamente, dos amantes que someterán a Marcia (Tatiana Saphir) a un viaje, una road-movie de reojo, que no conoce fronteras y que se inició con La prueba, el cortometraje que Lerman hizo sobre la novela homónima de César Aira.

"Explorar y mirar a los personajes desde otro lado", fue, según Verónica, lo que las llevó a las tres a ser nuevamente Mao, Lenin y Marcia, además de trabajar por primera vez en un largo. "Hoy son otras", remata Carla para afianzar la idea de que en cada una de ellas aparecen otros matices.

Con una rica y extensa formación teatral que las unió en sus años de estudio con Daniel Casablanca, Crespo y Hassan destacan el yo actor de Lerman capaz de hacerlas transitar por un recorrido muy definido. "Las actuaciones que se ven en la película forman parte de la totalidad -analiza Carla Crespo, compañera de Lerman en Ivonne, la puesta colectiva que contócon la asistencia general de Tatiana Saphir -, acorde a la propuesta de Diego, que como hombre de teatro en su forma de trabajo incluyó ensayos con criterio de continuidad. No pensando en la escena en sí, sino de donde venimos y hacia donde vamos."

Lejos de imaginarse el impacto de Tan de repente en el mundo (premiada en Buenos Aires, Locarno, Huelva, Viena, La Habana y Biarritz, entre otros), Crespo y Hassan destacan ese cruce casi íntimo de esos seres incapaces de alejarse de su soledad y hambrientos de amor.

"...Porque el amor no tiene explicaciones; tiene pruebas. Y las pruebas valen tanto como el amor", dice Mao que, tras declarar que no es lesbiana, le ofrece impulsivamente a Marcia una prueba de ese amor.

"La mirada homosexual en el film está enfocada desde otro lugar -explica Crespo sobre la atención que despierta el tema-. Lejos del lugar del escándalo y de la militancia, Tan de repente habla sin tapujos, porque es relevante para la historia que se cuenta, de hecho, Mao dice que no es lesbiana porque su sexualidad no la enfoca desde ahí. Sólo es una posibilidad."

Es cierto que hay un juego con los arquetipos, como si fuese un primer enfoque para luego, y tal como señala Verónica, transitar por otras zonas y contrastes como fragmentos sin rumbo fijo. "Un mundo ajeno pero cercano -describe Lerman-, poblado de personajes humanos, desbordados de irracionalidades, represiones y destinos entrecruzados."

Con un premio compartido por el conjunto de actrices en el Festival de Cine de La Habana, Crespo y Hassan esperan impacientes el estreno que les abrió las puertas al cine y que les posibilitó llevar la actuación a otro nivel, sin abandonar elmedio que las vio nacer. Todos los fines de semana Verónica se transforma en hechicera y en rey, en la puesta El sapo y la princesa que se presenta en el C. C. San Martín. Carla, por su parte, ya hizo su segunda incursión en el cine con Una trayectoria invisible, de Fernán Rudnik , y ahora sube a escena todos los sábados, en el Espacio Callejón, con Tres, la obra escrita y dirigida por Gladys Lizarazu. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultDólar hoyEl tiempoConflicto en Medio Oriente