Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Lo inhumaron ayer

Falleció el empresario Leonardo Barujel

Información general

Llegó a ser uno de los empresarios artísticos más conocidos de su tiempo. También fue una auténtica figura de la noche, que supo explotar en provecho propio hasta los rasgos más pintorescos de su personalidad.

Leonardo Barujel, que falleció en esta ciudad a los 81 años, fue el hacedor de más de 200 programas de televisión y muchos más espectáculos musicales en la Argentina y otros países de América latina. Pero la actividad artística de este hombre apreciado por sus pares, sonriente, expansivo y de gesto ampuloso fue tanto o más conocida que una suerte de leyenda que se extendió en todo el mundo del espectáculo acerca de su condición de hombre iletrado, capaz de pronunciar las frases más extravagantes con la mayor seriedad. En el caso de Barujel siempre se mezclaron lo verdadero y lo falso. En verdad, no se esforzaba en aceptar o desmentir que alguna vez pidió en París una botella de caviar o que al llegar a Bangkok expresó su alegría porque esa capital llevaba el nombre de un famoso pintor.

Nacido en Rosario y criado en Córdoba en el seno de una familia -dueña de una cadena de agencias de lotería- que todavía mantiene allí su actividad comercial-, Barujel se asomó por primera vez al mundo del espectáculo como representante, primero de la cantante Olga Roca y, luego, de la actriz y cancionista Sabina Olmos. Con un talento innato y confiando en su propia intuición, a partir de allí se hizo un lugar cada vez más importante en la producción de espectáculos y ciclos de TV, iniciada con "Tropicana club".

Barujel trajo al país figuras de la talla de Charles Aznavour, Jean Sablon, Josephine Baker o Maurice Chevalier; descubrió a la hasta allí ignota cantante Fetiche, creó el personaje más celebrado de Dringue Farías (Coletti Press), logró ratings pocas veces igualados con programas de homenaje a Tita Merello e Irineo Leguisamo, enfrentó la censura en 1970 con la producción de la obra teatral "Extraño clan" y debió afrontar hace una década una breve detención por un caso de drogas. Casado tres veces, con cinco hijos -uno de ellos nacido de una breve unión con la actriz Libertad Leblanc-, Barujel vivía con su última esposa, Wanda. Sus restos fueron inhumados en el Cementerio de la Chacarita. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYParo nacionalHugo MoyanoCristina KirchnerEl despido de Carlos BianchiInseguridad