Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detuvieron a un ladrón conocido como el hombre araña en Punta

Se colgaba de una soga y entraba a los departamentos por la ventana

Miércoles 31 de enero de 2001

PUNTA DEL ESTE.- "Marchó a la cárcel el hombre araña". El titular en la tapa del diario Correo de Punta del Este no pasó inadvertido para los informados clientes del bar Il Greco, quienes todas las mañanas, antes del café, pasan por el quiosco de revistas de esa esquina en busca de diversas publicaciones.

Ayer, como lo hacen a diario en las mesas de la confitería, varios clientes se juntaron a conversar de actualidad y a cambiar noticias. El arresto de Pinochet estuvo en los diversos diálogos tal como la venta del volante de River, Pablo Aimar, al club Valencia de España, pero lo del hombre araña se convirtió en el preferido de los chimentos matutinos.

Es que los argentinos que se iban enterando y no habían leído el Correo, creyeron que se trataba de aquél personaje que trepaba hábilmente por las paredes de los edificios de la Recoleta y de Palermo para luego descolgarse desde las ventanas de los departamentos con una bolsa en la cintura cargada con el botín.

Los mozos del café y otros conocedores de Punta del Este se encargaron de aclarar que el audaz ladrón no era argentino, sino un uruguayo de solo 19 años que en esta temporada había escalado distintos edificios y que en poco tiempo había ganando fama, tanto que algunos comentaban que el accionar del ágil malviviente ya era conocido.

Pero hace unos días, Alberto Eduardo Correa Rodríguez, tal la verdadera identidad del hombre araña, sufrió un traspié en plena escalada de un edificio de la península al ser sorprendido por personal policial perteneciente a la comisaría 10a. Así pusieron fin con la actividad delictiva del jóven que, sin disfraz como el héroe de las revistas y dibujos animados y, sin haber tenido la trayectoria de los antiguos delincuentes trepadores, terminó en la seccional del puerto confesando sus hurtos.

Correa Rodríguez fue trasladado a los juzgados de Maldonado, en donde el magistrado Daniel Tapié, el mismo que tuvo las causas de Palermo, de Maradona y de Cóppola, lo envió al penal de Las Rosas por pedido del fiscal Juan Bautista Gómez.

El hombre araña fue imputado de "dos delitos de hurto, especialmente agravados, uno de ellos en grado de tentativa en régimen de reiteración real". Más allá de las extrañas redacciones judiciales, Correa Rodríguez deberá permanecer por lo menos un año entre los paredones de la cárcel de Las Rosas, cuyos muros, no tan fáciles de escalar, cerraron la corta como conocida campaña del hábil ladrón. Como dicen los uruguayos: "El hombre araña marchó".

Por Mariano Wullich Enviado especial

Te puede interesar