Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Preocupa la desaparición de un joven estudiante en Neuquén

Es Sergio Avalos, de 18 años, y desde hace 15 días no se conoce su paradero

Martes 01 de julio de 2003

NEUQUEN.- La desaparición de Sergio Avalos, un estudiante universitario de 18 años, es un misterio que lleva 15 días y un caso que, hasta ahora, contiene una sola certeza: al joven se lo vio por última vez en la madrugada del 14 de junio pasado en El Fuerte, la bailanta más famosa de esta capital.

"Estamos destruidos, pero con la esperanza de poder encontrarlo", dice a LA NACION Mercedes Avalos, la hermana de Sergio, alumno de primer año en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional del Comahue (UNC). Sergio llegó este año a esta capital desde Picún Leufú, una pequeña localidad situada a 150 km de aquí, para estudiar la carrera de Contador Público Nacional.

El muchacho proviene de una familia humilde y la UNC le concedió un lugar en un albergue estudiantil situado en el barrio Santa Genoveva, de esta ciudad.

Avalos no era un muchacho de la noche y no acostumbraba ir a bailar, según sus familiares y más cercanos allegados. Pero el 14 del mes último concurrió a El Fuerte con cuatro compañeros de la residencia en la que vivía, y que dicen que lo vieron por última vez en ese lugar a las siete de la mañana.

El domingo último, en la tercera movilización que organizaron los compañeros de estudio de Avalos para reclamar a la policía una mayor celeridad en el esclarecimiento de este caso, se denunciaron agresiones contra jóvenes dentro de la bailanta El Fuerte.

El Fuerte es la clave

Los estudiantes de la Universidad Nacional del Comahue creen que todo el misterio que encierra la desaparición de Sergio Avalos se centra en la bailanta.

El Fuerte tiene un sistema de filmación por circuito cerrado de cámaras que registra todo lo que ocurre en su interior. Curiosamente, las cintas del sábado cuando desapareció Sergio Avalos son de mala calidad y los registros están sólo hasta las 2.30 de la madrugada.

Las grabaciones, en definitiva, no sirvieron de nada a los investigadores, que hasta el momento no tienen ninguna hipótesis y simplemente se limitan a intentar reconstruir lo sucedido en El Fuerte ese sábado 14 de junio último.

La policía, por orden de la Justicia, secuestró vehículos de los dueños, para realizar peritajes, e inspeccionó el local bailable. También realizó rastrillajes en zonas descampadas de la región y recorrió parte de los ríos Neuquén y Limay, en busca del joven desaparecido.

Pero, al mismo tiempo, la Justicia también puso en la mira a la policía: solicitó fotocopias de todos los partes diarios de las comisarías de esta capital, especialmente los que corresponden a la madrugada en que desapareció el estudiante.

Mercedes Avalos sostiene que 15 días es demasiado tiempo como para no saber nada de su hermano. Asegura que "en algún lado tiene que estar y lo vamos a encontrar".

Por Gerardo Bilardo Corresponsal en Neuquén

Te puede interesar