Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La crisis de la seguridad: respuesta a la delincuencia que asuela el conurbano

Envían más gendarmes a Buenos Aires

Información general

Desde la semana próxima unos 2000 efectivos federales se sumarán a la policía provincial en operativos de "saturación"
El acuerdo se concretó ayer, pero restan ultimar detalles
Habrá un comando conjunto con responsables políticos
Pero el plan operativo estará a cargo de la policía distrital

El gobierno nacional enviará 2000 efectivos federales para colaborar en tareas de prevención y reforzar la vigilancia en las calles del Gran Buenos Aires, el área más castigada por la crisis de seguridad que asuela al país. La decisión, impulsada por el propio presidente Néstor Kirchner, fue la respuesta al pedido que el gobernador bonaerense, Felipe Solá, hizo la semana última, como anticipó LA NACION.

En La Plata, el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Gustavo Beliz, confirmó la medida al término de un encuentro con su par bonaerense de Seguridad, Juan Pablo Cafiero, y con Solá.

Beliz, que horas antes del anuncio había reclamado a Solá que "tome el toro por las astas", para luchar contrala inseguridad, dijo que a partir de la próxima semana los efectivos federales -en su mayoría, de la Gendarmería- participarán en operativos conjuntos con la policía provincial, con el objetivo de "saturar" con presencia uniformada en tarea preventiva las calles del conurbano.

Aun cuando los detalles sobre la participación federal en territorio bonaerense sólo quedarán acordados la semana próxima, en una reunión de la que participarán Cafiero, el secretario de Seguridad Interior, Norberto Quantín, y los jefes de la Policía Federal, la bonaerense, la Gendarmería y Prefectura Naval, Beliz informó que el operativo incluirá acciones coordinadas en puestos fijos y móviles, así como en patrullajes y operativos sorpresa.

Desde hace más de un año unos 900 efectivos, entre gendarmes y prefectos, cumplen tareas de prevención en la provincia. No obstante, según explicaron a LA NACION fuentes de Seguridad, esos hombres sólo realizan vigilancias en puestos fijos, tanto en puentes como en rutas.

Hasta el momento, el gobierno bonaerense se había hecho cargo del costo de mantenimiento de la ayuda federal. Pero, ayer, ni desde la Nación ni desde la provincia se informó quién cubrirá los gastos operativos del nuevo contingente de poco más de un millar de uniformados federales. Sin embargo, en los últimos meses hubo en Gendarmería y Prefectura velados reclamos por eventuales retrasos en el pago de adicionales.

Uno de los motivos por los cuales aún no hay mayores precisiones sobre cómo se concretará el envío de personal es que sólo ayer Kirchner firmó el decreto con la designación de los nuevos directores y subdirectores de Gendarmería y Prefectura: Eduardo González -jefe de la Región V, con asiento en Bahía Blanca y jurisdicción en todo el Sur- y Gerardo Chaumont, y Carlos Fernández y Ricardo Rodríguez, respectivamente.

Fuentes de ambas fuerzas confiaron anoche a LA NACION que, hasta ayer, ninguna dependencia dentro de esas instituciones había diagramado movimientos de personal para formar eventuales contingentes de acción rápida que pudieran actuar en Buenos Aires, ni se realizaron reuniones de planificación relacionadas con la ayuda solicitada por Solá y comprometida por Beliz.

De hecho, dijeron, la orden llegó a Gendarmería y Prefectura junto con las designaciones de sus nuevas cúpulas, que para la semana próxima deberán tener lista su respuesta al plan.

Bajo mando bonaerense

Durante el encuentro de ayer, Cafiero informó sobre algunos detalles del plan de acción elaborado por el Centro de Operaciones Policiales (COP) bonaerense, que ya tiene definidas las órdenes de servicio para comenzar a realizar "ejercicios de saturación" en zonas y horarios de riesgo del área metropolitana, sobre la base del mapa del delito elaborado por aquella dependencia.

El plan para combatir el delito será coordinado por un comando conjunto encabezado por Cafiero y Quantín. Pero, operativamente, el diseño de las acciones quedará en manos de la policía bonaerense.

Beliz, convertido en único vocero del anuncio, dijo que no se necesitaba "ningún decreto que declare la emergencia en materia de seguridad cuando se están muriendo personas todos los días en cualquier punto del país; la emergencia existe y tenemos que trabajar para mejorar esta situación". .

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteMedios y política