Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Revisarán las concesiones del Correo y de Aeropuertos

El Presidente firmó ayer un decreto por el que crea una comisión que revisará 61 contratos

Viernes 04 de julio de 2003

El Gobierno retomó la tarea de renegociar los contratos con las empresas de servicios públicos, que se vieron alterados por la salida de la convertibilidad. Por decreto, el presidente Néstor Kirchner creó una nueva comisión de renegociación de contratos que también revisará la concesión de Correo Argentino y Aeropuertos, compuesta por el ministro de Economía, Roberto Lavagna, y por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Al mismo tiempo, se giró anoche un proyecto de ley para que el Ejecutivo pueda fijar tarifas mientras dura este proceso (ver aparte).

La nueva comisión contará con plazo hasta diciembre de 2004 para definir la suerte de 61 contratos. Lo novedoso es que también se revisarán la concesión de Aeropuertos Argentina 2000 y del Correo Argentino, negociación que hasta ahora corría por otros carriles. De esta manera, el presidente Néstor Kirchner da marcha atrás con el decreto firmado por el ex presidente Eduardo Duhalde pocos días antes de entregar el mando en el que se renegociaba el contrato de concesión de Aeropuertos Argentina 2000, propiedad del empresario Eduardo Eurnekian. En el decreto se aceptaba un viejo reclamo del empresario: que el canon fuera en proporción a la facturación y no una suma fija anual como estaba previsto en el pliego. Esto significa una rebaja de alrededor de $ 100 millones anuales, al tiempo que se le impusieron nuevas inversiones por $ 400 millones en un plazo mayor.

Pero la Justicia acaba de dictar el procesamiento con prisión preventiva de Eduardo Eurnekian, que hasta anoche se encontraba fuera del país, por el presunto delito de "evasión agravada" cuando vendió su empresa de televisión por cable, CableVisión.

Julio De Vido y Roberto Lavagna, ayer, al hacer los anuncios en la Casa de Gobierno
Julio De Vido y Roberto Lavagna, ayer, al hacer los anuncios en la Casa de Gobierno. Foto: Aníbal Greco

Hasta ahora, tanto el Correo Argentino como Aeropuertos Argentina 2000 habían quedado fuera de la renegociación general; el gobierno de Duhalde había formado sendas comisiones ad hoc, encabezadas por la Jefatura de Gabinete. La razón esgrimida era que ambas concesiones habían resultado problemáticas, ya que ninguno de los dos concesionarios estaba pagando el canon. Además, el Correo Argentino, se encuentra en convocatoria de acreedores y adeuda $ 500 millones por el canon impago.

Ahora, ambos contratos serán revisados junto con los del resto de las empresas de servicios públicos privatizadas, como los telefónicas, las eléctricas, las gasíferas, los servicios de aguas y cloacas, y otros. El gobierno de Kirchner ya definió que las concesiones de peajes serán relicitadas, por lo que quedarían fuera de la jurisdicción de la comisión. El anuncio de la puesta en marcha del proceso fue realizado de manera conjunta por Lavagna y De Vido.

Más datos

Los contratos "van a ser analizados a la luz de su impacto sobre la economía, la distribución del ingreso, la calidad del servicio, el acceso de la gente a la prestación, el cumplimiento de los planes de inversión, las normas de seguridad y la rentabilidad de las empresas", adelantó Lavagna.

La anterior administración había formado en el seno del Ministerio de Economía una comisión de renegociación tarifaria, que cambió en tres oportunidades de titular, y que en el último tiempo fue coordinada por Eduardo Simeonoff. Lavagna y De Vido señalaron que todavía no está determinado quién será el funcionario a cargo del nuevo ente examinador. También adelantaron que podría llegar a pedírseles más datos a las empresas, además de los que ya aportaron al equipo de Simeonoff.

Los nuevos contratos serán elevados posteriormente al Congreso, que los "deberá aprobar o rechazar en el plazo de 60 días". Es decir que el Congreso no podrá objetar uno de los puntos, sino que, mediante el mecanismo conocido como "fast track" deberá aprobar o rechazar el todo. En este último caso, el Poder Ejecutivo deberá reanudar el proceso de renegociación.

De Vido también anunció que están trabajando en un marco regulatorio general que unifique la acción de todos los entes reguladores. La Argentina enfrenta más de 20 querellas, por más de US$ 3000 millones, ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), que depende del Banco Mundial, por la ruptura de los contratos, que establecía tarifas dolarizadas y que se indexaban según la inflación de los Estados Unidos.

Cifras claves

61 contratos

La renegociación alcanza desde teléfonos hasta aeropuertos y energía.

18 meses de plazo

Hasta diciembre de 2004 funcionará la comisión que analizará los contratos.

2 ministerios

Son los que intervienen: el de Planificación Federal y el de Economía.

US$ 3000 millones

Suman los reclamos de las empresas al Banco Mundial por el quiebre de contratos.

Por Josefina Giglio De la Redacción de LA NACION

Te puede interesar