Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Salud

Hipertensión, frecuente y silenciosa

LA NACION revista

Aunque las terapias son cada vez más seguras, las últimas estadísticas advierten que sólo el 10% de los argentinos hipertensos está bien controlado. Claves para entender la enfermedad

Según el doctor Alberto Villamil, jefe de la Sección Hipertensión Arterial del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, el escaso tratamiento de la hipertensión en la Argentina se debe a varios factores: "la dificultad para acceder al control médico, el costo de la medicación, la desvalorización de la población de las cifras altas de presión, y cierto grado de pasividad médica ante pacientes sólo parcialmente controlados". Paradójicamente, los tratamientos son cada vez más efectivos. Involucran no sólo cuestiones tradicionales sino también la participación de la familia del hipertenso en el mejoramiento de los hábitos de vida.

  • VALORES ALTERADOS. La hipertensión arterial es la elevación persistente de la presión arterial por encima de valores normales. Se considera hipertenso a todo individuo adulto que en tres consultas médicas presenta valores de presión arterial superiores a 140/90 mmHg (o 14/9).

Se destaca el concepto de la persistencia, ya que todas las personas tienen elevaciones transitorias de la presión arterial sin que eso suponga enfermedad. Por eso el diagnóstico de hipertensión arterial requiere múltiples mediciones de la presión arterial para certificar que es persistente.

  • LOS MAS AFECTADOS. Los factores de riesgo de hipertensión son: ser hijo de hipertensos, obesos, tabaquistas o alcohólicos, tener presión arterial cercana a los límites inadecuados, ser mayor de 50 años, presentar sobrepeso u obesidad, ingerir demasiada sal, tomar excesivo alcohol, ser sedentario, presentar alteraciones metabólicas (elevado colesterol, diabetes o gota), haber nacido con bajo peso, ser de raza negra y de bajo nivel socioeconómico.
  • ¿Y SI NO SE TRATA? La hipertensión afecta en forma directa la pared de las arterias iniciando o acelerando el proceso aterosclerótico, relacionado con enfermedad o muerte cardiovascular. La buena noticia es la creciente evidencia de que el correcto tratamiento de la hipertensión reduce notablemente (del 15 al 50%) el riesgo de padecer estas complicaciones.
  • ¿EXISTE LA HIPERTENSION NERVIOSA? La presión arterial puede subir o bajar por períodos cortos (minutos u horas). Esta situación fisiológica es confundida frecuentemente con hipertensión nerviosa. En los momentos de tensión o conflicto emocional, la presión arterial puede modificarse significativa pero transitoriamente, y eso no implica necesariamente que el sujeto sea hipertenso.
  • LA SAL. Los ancianos, los negros y los diabéticos son más sensibles al incremento de la presión arterial ante el consumo de sal que el resto de los pacientes. Se demostró que un consumo limitado de sal desciende la presión por semanas o meses.

Cuidado con el consumo de sal

  • Se recomienda que todas las personas se tomen la presión arterial al menos una vez cada 2 años, ya que como esta enfermedad no da ningún síntoma, se puede padecerla por años sin detección.
  • Si usted es hipertenso siga las indicaciones de su médico en cuanto a la dieta, peso por lograr, ejercicio y medicación. Nunca cambie o deje la medicación sin consultar.
  • Recuerde que en todo hipertenso el objetivo es lograr una presión arterial al menos inferior a 140/90 mmHg (menor que 14 de máxima y 9 de mínima), en forma sostenida. En sujetos de mayor riesgo -diabéticos, enfermos coronarios o con enfermedad renal-, el objetivo es aún más exigente, ya que se busca mantener la presión arterial por debajo de 130/80 mmHg.
  • Se recomienda un régimen alimentario con menos de 6 g de sal diarios, el cual se cumple evitando el agregado de sal en la mesa, no consumiendo alimentos preelaborados (cubos de caldo, prepizzas, salsas, postres, etc.), fiambres o embutidos, quesos comunes (excepto los de bajo contenido en sodio), cremas y leche entera. También se aconseja optar por las aguas minerales de bajo contenido de sodio.

Datos útiles

TEMAS DE HOYCaso García BelsunceRiver PlateBoca JuniorsImpuesto a las Ganancias