Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Reequipamiento de la marina brasileña

Brasil adquirió un portaaviones

El Mundo

Fue comprado a Francia por doce millones de dólares y reemplazará al Minas Gerais

San Pablo.- Un nuevo portaaviones, comprado a la marina francesa, llegará a Río de Janeiro el 17 de este mes, como parte de una operación del gobierno brasileño para reequipar a sus fuerzas armadas.

Con la llegada del portaaviones Foch, que ya partió de Brest (noroeste de Francia), el antiguo Minas Gerais será dado de baja.

El portaaviones Foch fue comprado a la marina francesa por 12 millones de dólares y será rebautizado São Paulo. El bajo precio de la nave, que albergará 20 aviones A-4 Skyhawk comprados recientemente a la fuerza aérea norteamericana -usados en la Guerra del Golfo-, se debe a que el navío llega completamente despojado de equipos electrónicos y armamento. El gobierno brasileño gastará entre 60 millones y 80 millones de dólares para equipar el São Paulo.

"Brasil no considera válida ninguna hipótesis de conflicto con ningún país vecino, pero tenemos que tener una capacidad de defensa proporcional a nuestro status como país. Hoy, nuestra capacidad de defensa está por debajo de esa proporción", afirmó a La Nación José Luiz Machado, diplomático y asesor especial del ministro de Defensa brasileño, Geraldo Quintão.

Según el Ministerio de Defensa, el portaaviones, además de servir de aeródromo para los A-4, podrá ser usado en misiones de defensa civil en tiempos de paz, como la evacuación de la ciudad de Angra dos Reis en un hipotético caso de desastre nuclear en la central que está instalada allí. O para proteger a la marina mercante en caso de guerra. Esa hipótesis de conflicto no apunta a ningún país en especial. "Pero a medida que un país se desarrolla, aumentan en el mundo sus competidores y los antagonismos -aseveró Machado-. Nosotros creemos que no estamos en una posición de abandonar nuestra capacidad de defensa, porque no sabemos qué antagonismos pueden surgir en el futuro."

Cuestión de status

En ese sentido se decidió la compra del Foch. El Minas Gerais, similar al 25 de Mayo argentino -ya pasado a retiro-, terminaría de volverse obsoleto en tres años y será dado de baja. Según Machado, el gobierno brasileño no quiso descartar el conocimiento y la investigación adquiridos en 40 años de aviación embarcada, y por eso decidió comprar un nuevo portaaviones.

"A pesar de no tener competidores militares en la región, Brasil quiere afirmar su status internacional", afirmó en un artículo reciente Joanna Kidd, analista naval del Instituto Internacional para Estudios Estratégicos, de Londres. Según Kidd, la pretensión brasileña es refirmar su rol en el escenario geopolítico participando más activamente de las operaciones bajo bandera de la Organización de las Naciones Unidas.

El São Paulo tendrá capacidad para 40 aviones en sus 265 metros de eslora y 32.780 toneladas. Para operarlo, serán necesarios 2200 hombres, el doble que el portaaviones que pasa a retiro. Es similar al francés Clemenceau y cumplió servicios para la marina francesa desde 1963. Ya recorrió 1,8 millón de kilómetros, o 46 vueltas al mundo, y participó en las guerras del Líbano, de Bosnia y, en 1999, en la de Kosovo. .

Por Luis Esnal Corresponsal en Brasil
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYFrancisco y la ArgentinaDólar hoyIndependencia de EscociaAmado BoudouAFA