Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Frustración: San Lorenzo perdió la Recopa

Deportiva

En Los Angeles, se quedó con las manos vacías: cayó por 2 a 0 ante Olimpia, de Paraguay, en una deslucida actuación. Fue el último partido de Rubén Insua como DT

LOS ANGELES (Especial).- Se le esfumó el sueño. Se le escurrió de entre las manos. San Lorenzo hizo poco y se quedó sin nada. En Los Angeles, Olimpia se adjudicó la Recopa Sudamericana, luego de superar al conjunto azulgrana por 2 a 0, en una demostración de juego prolijo y contundente. San Lorenzo, en la despedida de Rubén Insua como DT, dejó una pobre imagen, que no estuvo a la altura del acontecimiento internacional.

Con la Recopa lograda ayer, Olimpia ya obtuvo ocho títulos internacionales: tres Copas Libertadores de América (1979, 1990 y 2002), una Copa Intercontinental (1979), la Recopa Sudamericana (1990 y 2003), la Supercopa (1990) y la Interamericana (1979).

Dejó una mejor imagen Olimpia en los primeros minutos. Con vocación ofensiva, con determinación de ataque, el equipo paraguayo generó las mejores situaciones. Con el vuelo de Miguel Angel Benítez, que no podía ser controlado por los zagueros azulgranas, Olimpia jugó a su antojo. Pero la primera ocasión, en realidad, fue de San Lorenzo: un centro de zurda de Acosta finalizó con un cabezazo de Frutos en el palo derecho de Tavarelli. De allí en adelante fue un monólogo de Olimpia.

Hernán Rodrigo López corría con peligro, Guido Alvarenga conducía con habilidad, Sergio Orteman exponía criterio y San Lorenzo no los controlaba. A los 27 minutos, Olimpia abrió el score: López anticipó a Gonzalo Rodríguez, dejó en el césped a Saja y definió con clase. Un golazo.

No tenía recursos San Lorenzo para lograr la igualdad. Acosta se retrasó demasiado para juntarse con Luna, pero el juvenil volante jugó demasiado por el sector derecho, y casi no gravitó. Arriba, Frutos, hizo lo que pudo.

Para peor, en el medio campo Michelini y Herrón pocas veces controlaron a los volantes de Olimpia, que jugaron en otra velocidad. Lo más rescatable fue el empeño de Zurita, que avanzó con decisión por la izquierda, pero los aislados ataques finalizaron sin sorpresas ni peligro.

Esteche pudo aumentar, pero su remate fue débil, a las manos de Saja. Benítez, en una jugada personal, elevó el tiro, en otra acción de riesgo. Una situación tuvo San Lorenzo: un centro de Zurita casi fue cabaceado por Acosta, en una de las pocas ocasiones en las que el Beto llegó con decisión a los metros finales.

Debía cambiar San Lorenzo. No generaba fútbol, no contenía al rival. Y en ese contexto, el ingreso de Daniel Cordone, luego de la suspensión de algo más de tres meses por doping, generó algo de entusiasmo. Tuvo otra actitud San Lorenzo en los minutos finales.

El desarrollo ganó en emotividad. El equipo azulgrana avanzó con más decisión; Olimpia, en forma esporádica, apostó al contraataque. En una oportunidad, Saja tapó un mano a mano a Benítez.

Con Cordone, que se ubicó por la derecha, Acosta avanzó unos metros, pero el mejor juego de San Lorenzo no tenía profundidad. Y Olimpia lo definió de contraataque, muy veloz: Paredes derribó a López en el área. Penal. Y Enciso elevó la cuenta a dos.

San Lorenzo ya no podía con su alma. Perdió ante un rival que fue superior. Y se quedó con las manos vacías. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015