Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A los 77 años, falleció la escritora María Esther de Miguel

La autora de "La amante del restaurador", entre otras conocidas obras, murió tras una larga enfermedad; sus restos serán sepultados mañana en Larroque, Entre Ríos, su ciudad natal

Domingo 27 de julio de 2003 • 19:03

La escritora María Esther de Miguel falleció hoy a causa de una grave enfermedad, informaron a esta agencia allegados a la familia de la autora de "La amante del restaurador", entre otras reconocidas obras.

Alicia Ferreirós, amiga de la familia, señaló que De Miguel "murió esta mañana a las 9.15", como consecuencia "de una larga enfermedad".

La escritora, oriunda de la localidad entrerriana de Larroque, permanecía internada en el Instituto del Diagnóstico de esta capital, donde se produjo el deceso.

Por propio pedido de De Miguel, sus restos no serán velados.

Su vida

De Miguel fue directora del Fondo Nacional de las Artes, miembro del Consejo de Administración de la Fundación El Libro y crítica literaria del diario LA NACION.

A los 17 años decidió tomar los hábitos e ingresó al noviciado en la congregación de los Paulinos, donde permaneció durante una década, en la que tomó clases de filosofía y letras y trabajó como maestra rural.

En esos 10 años hizo colaboraciones periodísticas y ganó una beca para estudiar literatura en Italia.

A su regreso, abandonó el centro religioso y se dedicó de lleno a la literatura.

Su primer libro "La hora undécima", publicado en 1961, obtuvo el premio Emecé y logró convertirse en una de las escritoras argentinas más leídas, con un promedio de 50.000 ejemplares por obra.

Afianzada en el género de la novela histórica, en 1996 fue distinguida con el Premio Planeta por su libro "El general, el pintor y la dama", en el que relató aspectos de la vida del presidente argentino Justo José de Urquiza.

Al año siguiente ganó el Premio Nacional de Literatura, por "La amante del Restaurador", donde se refirió al caudillo Juan Manuel de Rosas.

También recibió los premios Fondo Nacional de la Artes y Municipal en 1965, por "Los que comimos a Solís"; Premio Municipal y el Premio de Cultura de la Provincia de Entre Ríos en 1980, por "Espejos y Daguerrotipos"; premio Feria del Libro, en 1994 y premio Silvina Bullrich, en 1995; Palma de Plata, del Pen Club; Konex de Platino para cuento y el Premio Dupuytrén.

Entre sus obras figuran además "Pueblamérica" (1973); "Jaque a Paysandú" (1983); "Dos para arriba, uno para abajo" (1986); "Norah Lange" (1991); "Las batallas secretas de Belgrano" (1995); "En el otro lado del tablero" (1997); "Violentos jardines de América" (1998) y "Un dandy en la corte del Rey Alfonso" (1998).

Fuente: DyN y EFE

Te puede interesar