Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Educación

Lanzan un plan de estudios para desocupados

Cultura

Incluye a unas 100.000 personas

Unos 100.000 beneficiarios de los planes Jefes y Jefas de Hogar podrán elegir entre trabajar o terminar sus estudios primarios y secundarios, como prestación de los $ 150 que perciben mensualmente del Estado.

La iniciativa ya está en marcha en la ciudad de Buenos Aires y en ocho provincias: Córdoba, Santa Fe, Santa Cruz, Salta, Mendoza, La Rioja, La Pampa y Buenos Aires. Pero el ministro de Educación, Daniel Filmus pretende extenderla a todo el país.

"El programa no es obligatorio y es una posibilidad concreta para que los desocupados puedan terminar la primaria o la secundaria", dijo Filmus a LA NACION.

El plan está a cargo del área de Educación del Adulto de la cartera Educativa, que este año proyecta incorporar al programa a unos 60.000 desocupados con estudios primarios incompletos. A partir de marzo se pretende incluir a otros 40.000 beneficiarios para que finalicen el nivel medio.

El sistema de clases es semipresencial. Es decir, los alumnos sólo cursan dos o tres veces por semanas bajo la supervisión de un maestro o un tutor, que dicta cátedra en la escuela o en algún centro de fomento.

"Los docentes son elegidos por los ministerios o direcciones provinciales de Educación. Estos se encargan de buscar colegios o clubes barriales para el dictado de los cursos", explicó el coordinador del área de Educación del Adulto, Manuel Gómez.

El área de Educación del Adulto está preparando 100.000 cuadernillos de Lengua, Matemática, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales e Inicial, que en los próximos meses serán distribuidos a los docentes.

"Partimos de la base de que los desocupados son personas que no hay que alfabetizar. La guía inicial nos permitirá conocer el nivel con el que llega el alumno -explicó Gómez-. Una vez concluido el período de diagnóstico los maestros comenzarán a trabajar con las guías temáticas de acuerdo con el nivel de cada estudiante."

La aplicación del programa contará con la supervisión del Ministerio de Trabajo. "Participará del control y de la supervisión del plan, junto con universidades y consejos consultivos", dijo el secretario de Empleo, Enrique Deibe.

"A los contenidos clásicos de la enseñanza primaria se sumarán módulos vinculados con la formación profesional para mejorar las condiciones de empleabilidad", indicó el funcionario.

Piqueteros

El programa del Ministerio de Educación fue acogido con éxito en la provincia de Buenos Aires, donde distintos grupos piqueteros ya asisten a clases semipresenciales dictadas en clubes y escuelas.

"El plan es una buena posibilidad para que todos puedan concluir sus estudios. El único problema es que no incluye a los analfabetos. Sin embargo, en nuestra agrupación hay beneficiarios de planes sociales que cumplen con la tarea de alfabeitzar", dijo en diálogo con LA NACION Luis D´Elía, titular de la Federación de Tierra y Vivienda de la CTA y candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Según el dirigente, sólo en su agrupación hay unos 2500 piqueteros que toman diariamente clases, que son complementadas con talleres de formación técnica.

Juan Cruz Da Funchio, del MTD Aníbal Verón, dijo: "No nos gusta tener que vivir de los planes sociales, pero hasta que se reactive el empleo es la única posibilidad que tenemos. Lo mismo ocurre con el estudio. Si el Ministerio de Educación puede llevar adelante una propuesta coherente, sería una buena alternativa para nosotros".

El coordinador de Educación del Adulto confía en el plan y asegura que "si los beneficiarios de los planes sociales no estudian y abandonan los cursos de educación, tendrán que volver a realizar tareas comunitarias".

Jefes y Jefas

Alcance: el plan Jefes y Jefas de Hogar favorece a más de dos millones de desocupados en todo el país. De éstos, sólo 100.000 pueden participar del programa del Ministerio de Educación.

Estudios: del total de dos millones de beneficiarios, el 17% no terminó la primaria y el 50% tiene la secundaria incompleta.

Subsidio: cada desocupado cobra $ 150 mensuales por estudiar.

Clases: las clases son semipresenciales, dos o tres veces por semana, con la guía de docentes. .

Por Jesús A. Cornejo De la Redacción de la LA NACION
TEMAS DE HOYProtesta policialPobrezaEugenio ZaffaroniTelefonía 4GLa pelea con los holdouts