Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Las elecciones en Buenos Aires: tierra obligada de campaña

La Matanza, un distrito con fuerza de país

Política

Es definitoria porque reúne al 7,66 por ciento de los sufragantes entre los 134 partidos bonaerenses

Por   | LA NACION

LA PLATA.- En La Matanza hay más electores que en 17 provincias argentinas. Viven 1.255.288 personas, según el último censo. De este total, 751.813 están en condiciones de participar en los comicios. En los 134 partidos bonaerenses hay 9.806.528 votantes; es decir, aquel distrito reúne el 7,66% de los sufragantes: el porcentaje más alto.

Estos números convierten a dicho partido en un punto político estratégico, sobre todo en tiempos de elecciones. Por eso, el Mercado Central de La Matanza fue el lugar que eligió el gobernador Felipe Solá para cerrar, anteayer, su campaña proselitista.

Un día antes, también el piquetero Luis D´Elía había realizado su último acto en ese territorio. No fue sólo el volumen de votantes lo que llevó a ambos candidatos a elegir ese distrito. Allí, los dos se sienten cómodos. Solá, porque La Matanza es un bastión histórico del PJ; además, el intendente Alberto Balestrini, que busca la reelección, es uno de los hombres de confianza del gobernador.

D´Elía, por la fuerza que en este territorio tiene el movimiento piquetero, aunque este apoyo sólo le alcanza para lograr un cuarto puesto en su distrito, según sondeos del gobierno bonaerense.

En el acto de cierre acompañaron al mandatario provincial su compañera de fórmula, Graciela Giannettasio; la primera en la lista de candidatos a diputados nacionales, Hilda González de Duhalde; el Presidente, Néstor Kirchner, y el vicepresidente, Daniel Scioli.

El jefe del Estado ya conocía el lugar. También él había cerrado allí su campaña presidencial, a fines de abril último. Y no le fue mal en los comicios. La Matanza fue uno de los 60 distritos en los que ganó Kirchner.

Obtuvo en ese populoso territorio 182.262 votos, el 33,01%, mientras que su competidor, Carlos Menem, consiguió 116.763, el 21,15%. Allí, el hombre de Santa Cruz reunió el 10% de los votos con los que accedió al ballottage del que luego se bajaría Menem.

Territorio estratégico

En todas las elecciones, La Matanza se convierte en un importante foco de atención por parte de los eventuales candidatos. Porque se trata del octavo distrito electoral más denso de la Argentina. Allí -como se dijo- hay 751.813 electores: 395.198 mujeres y 356.615 hombres. Estas cifras, además del 7,66% de los votantes bonaerenses, representa casi el 3% del padrón nacional.

Hay en ese partido más electores que en 17 provincias. Más que en Salta, Chaco, Corrientes, Misiones, San Luis, La Rioja y Santa Cruz, entre otras. Así, el resultado electoral en La Matanza será, como siempre, determinante.

Se lo considera la cuna de los piqueteros en la provincia de Buenos Aires y lidera, por lejos, el récord de cortes de rutas desde 1997. Pero esto no es obra de la casualidad: el municipio de La Matanza tiene un índice de desocupación del 45,7 por ciento, el 47,3% de su población vive por debajo de la línea de la pobreza. En el distrito, que cuenta con el 3,5% de la población total, vive el 4,5% de desocupados a nivel nacional.

Pero los que tienen empleo no están mejor. Un informe de la consultora Equis destaca que, en 2002, de los 440.000 trabajadores que residían en La Matanza, el 45% cobraba en negro, a la vez que el 33,2% gana menos de $ 300 mensuales.

Una figura clave en estos comicios es, pues, el intendente Balestrini. Y este dirigente es fiel a Solá. Es un hombre fuerte dentro del justicialismo, y a principios de año sonó como candidato a vicepresidente. Una posibilidad que se desechó, con el propósito de no descuidar un frente tan importante como La Matanza.

Porque los que se disputaban la presidencia en abril eran dos peronistas: Kirchner, dentro de la fuerza, y Menem, por fuera. Hasta 1999, el hombre fuerte en La Matanza había sido el menemista Alberto Pierri.

Pero aquel año, Balestrini ganó las elecciones y el ex presidente de la Cámara de Diputados nacional perdió poder. Por eso Balestrini debía quedarse en su distrito, para no permitir el avance de sus adversarios políticos.

Mañana, el jefe comunal de La Matanza moverá a su gente para votar a Solá, claro. Pero esta vez, el clima en el que el oficialismo realiza estas maniobras políticas es más distendido: las encuestas que maneja el Gobierno dicen que, en el distrito más populoso de la provincia, Felipe Solá gana con más del 40% de los votos, seguido por Luis Patti y Aldo Rico, con el 11% cada uno. D´Elía estaría en el cuarto lugar, con poco menos del 2%. .

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsMagaly HermidaConflicto en Medio OrienteAmado Boudou