Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Aprender hoy

Bases para una disciplina científica

Opinión

Wilhelm Wundt (1832-1920), padre de la psicología experimental, decía que para comenzar una nueva disciplina científica eran indispensables tres cosas: un laboratorio, una revista y un libro de texto. Este trípode sigue vigente, pero con cambios significativos.

Primero, el laboratorio que concentraba en un sitio privilegiado a los expertos se ha "globalizado" y gracias a los poderosos sistemas de comunicación, como las videoconferencias e Internet, es posible realizar un trabajo conjunto y simultáneo entre numerosos puntos de la red mundial de científicos. El estudio del genoma humano, repartido en decenas de laboratorios coordinados entre sí, nos muestra una tendencia creciente de la ciencia contemporánea.

En cuanto a la revista científica, prácticamente toda la obra del laboratorio de Wundt en Leipzig fue publicada en su célebre revista Estudios filosóficos, que continuó después en Estudios psicológicos.

Hoy el árbol del conocimiento ha crecido tanto, tiene tantas ramas, que es imposible que una sola revista congregue a los especialistas en una misma disciplina. Basta leer el currículum de algún investigador destacado para comprobar la diversidad notable de las revistas en las que ha publicado sus hallazgos. Muchas publicaciones científicas se difunden antes por la Red que en forma impresa, lo que facilita el intercambio de ideas y de datos. En las mejores universidades, docentes y estudiantes acceden a miles de revistas por computadora y son pocos los que concurren a las bibliotecas para hacer consultas, casi todo está disponible con un simple clic. Una buena revista científica debe estar en red.

* * *

La historia de los libros de texto es realmente fascinante y merecería ser mejor conocida. Se dice que uno de los libros de texto más antiguos es Los elementos de la geometría, de Euclides. Aún hoy se puede leer con provecho, pues sistematizó un estilo de pensar riguroso, axiomático y formal, que perdura en las ciencias matemáticas actuales.

Pero, en general, los textos sufren una rápida obsolescencia y necesitan continuas reediciones. El mismo Wundt publicó seis ediciones en varios volúmenes de su famoso tratado Psicología fisiológica, a medida que evolucionaba su pensamiento y se extendía el trabajo de su laboratorio.

Esta tendencia sigue vigente. Un ejemplo admirable es la reedición en castellano del famosísimo texto de fisiología de Charles Best y Nesbitt Taylor, editado por primera vez en 1937. Con el nombre Bases fisiológicas de la práctica médica (Panamericana, Buenos Aires, 2003), un destacado grupo de investigadores argentinos, bajo la dirección de Mario A. Dvorkin y Daniel P. Cardinali, ha publicado la 13a. edición en castellano de la obra.

El original diseño conceptual y gráfico de este libro aporta una nueva dimensión didáctica que merece ser tomada como modelo. Seguramente, con esta obra, la nueva generación de estudiantes de fisiología aprenderá el funcionamiento del cuerpo humano de una manera más ágil y comprensible. Los textos que evolucionan, como el de Best y Taylor, son un signo de la vitalidad de la ciencia. .

Por Antonio M. Battro aprenderhoy@lanacion.com.ar
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosInseguridadCristina KirchnerElecciones 2015