Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El control de la evasión

La AFIP implementó un nuevo control para facturas apócrifas

Economía

Regirá desde el lunes para algunas empresas y personas

 
 

"La factura "M" es un arma mortal." Con esta tajante definición, el administrador federal de Ingresos Públicos, Alberto Abad, anunció ayer que desde el lunes las empresas estarán sujetas a un nuevo régimen de control para evitar la utilización de facturas apócrifas, que este año provocaron un perjuicio de unos $ 180 millones al fisco.

El instrumento será la factura "M", destinada a las sociedades y personas físicas que se inscriban desde el lunes y no puedan acreditar un patrimonio suficiente ni una cuenta bancaria ante la AFIP. Abad aclaró que el nuevo régimen de facturación se aplicará "en una primera etapa" sólo para las nuevas empresas y, más adelante, servirá para reempadronar a todas las firmas que operan en el país.

Fuera de esta nueva experiencia quedarán los monotributistas y aquellas firmas que utilicen facturas "B", destinadas a los consumidores finales. En cambio, los que pretendan pasar de usar las "B" a las "A" sí estarán sujetos a esta nueva norma. En principio, los nuevos contribuyentes podrán acceder a una factura "A" si declaran un patrimonio mínimo de $ 50.000 o exhibir una cuenta bancaria para que el organismo pueda monitorear su comportamiento fiscal.

Si el contribuyente no aceptara alguna de estas dos condiciones, la AFIP le impondrá la utilización de la factura "M" en forma transitoria. Una vez que regularice su situación, según Abad, "el contribuyente podrá volver al régimen general", es decir, podrá usar nuevamente la factura "A".

Mientras cuente con las facturas "M" quedará sujeto a la retención del 100 % del IVA y del 3% de ganancias por cada operación superior a 1000 pesos.

Según la resolución general 1575 de la AFIP, el organismo "ha constatado en operaciones y negocios de contenido económico que dan lugar a una responsabilidad tributaria una considerable utilización de facturas o documentos apócrifos con la finalidad de generar créditos fiscales ilegítimos o erogaciones inexistentes".

Durante una conferencia de prensa, Abad destacó el carácter gradual de la medida, aunque aclaró que "el objetivo último" es lograr la bancarización total de todos los contribuyentes.

Abad, que mañana defenderá la importancia del paquete antievasión en el Congreso, indicó que si el fisco descubre irregularidades impugnará el cobro del crédito fiscal.

Consultado por LA NACION, un ex directivo de la DGI consideró que la propuesta "es arbitraria, parcial y no ataca el fondo del problema, que consistiría en que todo el mundo facture como corresponde".

Empleo en negro

Por otro lado, Abad adelantó que en el operativo para combatir el empleo en negro que la AFIP desarrolla con Trabajo se registraron irregularidades en el 37% de los locales inspeccionados, sobre todo en las zonas de Palermo, Las Cañitas y Puerto Madero. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYInseguridadFeria del LibroFrente Amplio UNENRicardo Bauleo