Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Patoruzú, vigente a los 75 años

El viernes último se inauguró una muestra en el Centro Recoleta y se prepara un largometraje

Lunes 20 de octubre de 2003

Ayer se cumplieron 75 años de la primera aparición, en las páginas del diario Crítica, de un cacique tehuelche que rápidamente se convirtió en un símbolo de la historieta argentina. Se trata de Patoruzú, el primer personaje de la dinastía Patoruzek, creado por Dante Quinterno el 19 de octubre de 1928.

Aquel día, el personaje irrumpió en la historieta "Don Gil Contento" con el nombre de El Indio Curugua-Curiguagüigua. Pero al día siguiente de su publicación Quinterno rebautizó al personaje: Patoruzú, el último indio "tehuelche gigante", venido de la Patagonia. El nombre derivaba de una golosina de la época llamada Pasta de Orozú.

La historieta -que marcó a fuego a varias generaciones de jóvenes- y sus principales protagonistas -Isidoro Cañones, el bonachón Upa, Patora, la servicial Chacha, Patoruzito e Isidorito- son recordados esta semana con una exposición que se presenta en el Centro Cultural Recoleta.

Se trata de la muestra Dante Quinterno y los 75 años de Patoruzú, que estará abierta hasta el 23 de noviembre y puede visitarse de martes a viernes, de 14 a 21, y de 10 a 21 los fines de semana.

La dinastía Patoruzek y la historia del joven cacique también es el tema de un largometraje animado titulado "Las aventuras de Patoruzito", que está siendo rodado por la productora Patagonik Film Group y se estrenará el primero de julio de 2004.

Con la dirección de José Luis Massa, guión de Axel Nacher y adaptación de Omar Quiroga, el film narrará la llegada de la familia Patoruzek a la Patagonia y las aventuras que tendrá que sortear Patoruzito hasta convertirse en cacique de los tehuelches.

"Hemos tratado de respetar la estética de la historieta del fallecido Quinterno. En la película aparecerán nuevos personajes, pero también estarán los inseparables Isidorito y Upa", explicó a LA NACION Massa, director del film.

Según el experimentado cineasta, la filmación de "Las aventuras de Patoruzito" es todo un desafío. "Tenemos que cautivar no sólo a las generaciones que leyeron la historieta, sino a una camada de niños que quizá sólo escucharon hablar de Patoruzú a sus padres y abuelos", indicó.

Quinterno, admirador de Walt Disney, había intentado llevar al cine en varias ocasiones a sus personajes de historieta. Pero el único proyecto que pudo concretar fue el cortometraje "Upa en apuros", estrenado el 20 de noviembre de 1942 en el cine Ambassador.

El argumento escogido para aquel film era la adaptación de una de sus tiras: la que narra el secuestro de Upa por el gitano Juaniyo. Este brillante corto de 12 minutos fue dirigido por Tito Davison y hoy es un clásico de la animación argentina, considerado el primer dibujo animado local en Technicolor.

Juan Pablo Buscarini, productor ejecutivo del Patagonik, dijo: "Nuestra película tiene el respaldo de la dirección de la editorial Tehuelche SA. El guión no se basó en una sola historieta, sino que es un combo de aventuras de Patouruzito. El libro fue leído por el propio hijo de Quinterno, Walter, que también aportó lo suyo para la película".

El nuevo film tendrá un costo de tres millones de pesos y -según dijeron los productores- estará listo para las vacaciones de invierno del próximo año.

Las vidas del cacique

Patoruzú fue el primer personaje de historieta local que combatió el mal. Luchaba contra los villanos mucho antes que Batman o Superman. No tuvo las mismas motivaciones, pero era un Don Quijote con todas las virtudes humanas, con un Sancho Panza llamado Isidoro Cañones, personaje que carecía de valentía y valores.

Tras el efímero paso por el diario Crítica, Patoruzú reapareció el 27 de septiembre de 1930 en la tira "Julián de Montepío", esta vez publicada en el diario La Razón. Al año siguiente, el 5 de agosto de 1931, la historieta cambió su nombre y pasó a llamarse Patoruzú. No obstante, por desacuerdos entre Quinterno y los editores del diario, La Razón publicó la última tira "original" de Patoruzú el 4 de octubre de 1934.

La tercera y definitiva reaparición de Patoruzú sucedió el 12 de diciembre de 1935 en el diario El Mundo. Esta vez acompañado por su inseparable amigo: Isidoro. Para entonces, el cacique ya era el más popular de todos los personajes de historietas del país.

Así comenzaba la época dorada de Patoruzú. Epoca que se extendió durante los años 40 y 50 con la publicación de series de revistas: Patoruzú, el Semanario Patoruzito, Grandes Andanzas del Indio Patoruzú, Correrías de Patoruzito y las Locuras de Isidoro, que aún hoy se puede "reencontrar" en los quioscos de revistas.

Las virtudes del cacique, según su creador

Cuando guionistas y dibujantes empezaron a colaborar en la editorial Tehuelche para hacer las historietas de Patoruzú, Dante Quinterno les entregó por escrito un minucioso perfil de su personaje. Era una especie de decálogo del que no podían apartarse ni un milímetro. Las siguientes eran algunas de sus instrucciones :

Patoruzú es el hombre perfecto, dentro de la imperfección humana, o sea que configura el ser ideal que todos quisiéramos ser. Es puro, simple y sencillo; sobrio, estoico, buen creyente y, aunque seguro de sí mismo, sumamente modesto.

La bondad de este indio noble puede alcanzar límites insospechados, pero no confundamos su credulidad y su ingenuidad con la necedad del lelo.

Generoso hasta el asombro, su inmensa fortuna es, antes que suya, de todo aquel que la necesite.

Patoruzú sale invariablemente en defensa del débil y por una causa noble se juega íntegro, sin retaceos.

Es impulsivo y no mide los riesgos que pueda correr su integridad física.

Paturuzú es extravertido y de una aguda sensibilidad, dentro de su marcado carácter masculino.

Sin necesidad de caer en lo "sexy", Patoruzú no debe permanecer marginado de la relación normal hombre-mujer.

El poder sobrehumano del indio Patoruzú emana de una misteriosa fuente de energía que proviene de lo más recóndito de sus orígenes.

Fuente: http://www.geocities.com/historietasargentinas

Por Jesús A. Cornejo De la Redacción de LA NACION

Te puede interesar